Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Pymes » Pequeñas que piensan en grande

Pequeñas que piensan en grande

Las empresas desarrollan sus negocios en un ambiente cada día más complejo y competitivo. Las transacciones se ven afectadas por mayores requisitos y necesitan colaboradores más capacitados. Algunos factores que podemos mencionar relacionados con este tema son los requerimientos fiscales, ya sean de información o de actuación como agentes de retención y/o percepción, además del cumplimiento con las obligaciones de cada contribuyente. Cumplimiento con normas del Banco Central referidas a ingresos y egresos de divisas, de la Administración Nacional de Aduanas a la hora de importar o exportar, presentaciones en la Secretaría de Industria y Comercio, y cumplimiento con normas relacionadas con la prevención de lavado de dinero, entre otras.
Adicionalmente, para no perder competitividad, es necesario invertir en tecnología aplicada no sólo a los sistemas de administración y control, sino también a las acciones de marketing, relacionamiento con la comunidad y comercio electrónico.
Frente a este escenario, muchas veces las pymes se plantean el interrogante de cómo competir con las grandes empresas, que cuentan con mayores recursos para incorporar las últimas herramientas tecnológicas y de management, como así también en la lucha por los recursos capaces de operar en este contexto.
La principal limitación para dar esta batalla se da, por un lado, por la falta de capital para hacer frente a la inversión que estas herramientas y recursos requieren. Por el otro, la falta de escala en los negocios que permita solventar una estructura demasiado grande que atente contra la eficiencia.
Una forma de dar respuesta a estos desafíos es encontrar la manera de tercerizar ciertos procesos en empresas de servicios especializadas, con una infraestructura tecnológica logra la eficiencia, permite la escala en cualquier negocio y hace lo que una pyme, en forma individual, no es capaz de resolver.
De esta manera, una pyme podría apuntar a concentrarse en el corazón de su negocio haciendo aquello que la distingue y fuera la clave de su desarrollo. El resto de los procesos que no hacen a la esencia la actividad pueden realizarse a través de terceros.
Con este esquema no sólo se resuelve el problema de eficiencia que plantea la falta de escala, sino también el tema de la inversión, dado que ésta la realiza cada proveedor de servicios y quien contrata solventa esta inversión a lo largo del tiempo.

Pero, la simple tercerización de procesos no es la fórmula mágica para lograr que una pyme se convierta en una empresa sustentable capaz de mantener su capacidad innovadora incorporando las mejores herramientas que le permitan lograr eficiencia y ventajas competitivas.

Lectura relacionada  Sólo el 8% de las pymes se transforman en grandes empresas

Es posible

Es imprescindible contar con una estructura gerencial altamente capacitada que sea la responsable de mantener una visión clara de los negocios y desarrollar la estrategia empresarial. Sólo luego de resolver esta etapa, se podrá definir qué procesos no estratégicos son susceptibles de ser llevados a cabo a través de terceros.
Es importante ver cómo, siguiendo esta línea de pensamiento, podemos encontrar empresas medianas que han contratado gerentes Generales o gerentes de algún área, provenientes de grandes corporaciones multinacionales.
Estos profesionales conocen el modo de llevar a cabo estos procesos y cuentan con experiencia en la aplicación de herramientas gerenciales y procesos a nivel mundial.
Muchos dueños de empresas medianas se preguntan si su firma resultaría atractiva para profesionales que han desarrollado su carrera en multinacionales.
En muchos casos esto es posible porque ven en una empresa más pequeña la posibilidad de aplicar todos sus conocimientos y experiencia con mayor libertad, sintiendo que su esfuerzo y aporte a los negocios será mucho más medible y valorado por los dueños de la compañía.
La incorporación de estos profesionales en estructuras de empresas más pequeñas es un desafío para ambas partes, básicamente, porque habrá un choque cultural tanto en la forma de ver y pensar los negocios como la forma de implementación de las decisiones estratégicas.
La mejor forma de comenzar es animándose a romper los paradigmas y no autolimitarse pensando que las pymes nunca podrán aplicar herramientas gerenciales similares a las aplicadas por las grandes corporaciones. Si logran romper con este prejuicio, es probable que, producto de la mayor sensibilidad y cercanía de los dueños del negocio, los resultados sean mejores que los obtenidos por las grandes firmas.
Fuente http://www.cronista.com/pyme/-Pequeas-que-piensan-en-grande-20140313-0038.html

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (0)

  1. […] por cronista.com A pesar de la falta de escala y escasez de recursos, existen opciones para que una pyme pueda contar con las mismas herramientas que una gran corporación. Las empresas desarrollan …  […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.