Por Leonardo Maldonado Socio Director, Gestión y Liderazgo S.A.

SEGUNDA PARTE

En el artículo anterior Leer más..." />

Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Empresas Familiares » SER EMPRESA FAMILIAR : ¿NUESTRA DEBILIDAD O NUESTRA FORTALEZA? – parte II

empresa familiar  17

Por Leonardo Maldonado
Socio Director, Gestión y Liderazgo S.A.

SEGUNDA PARTE

En el artículo anterior hablamos respecto de las relaciones al interior de la familia, las dificultades constitutivas de ésta y de las nuevas habilidades y estilos de relación a desarrollar para aprovechar la estructura familiar como clave de apoyo a la competitividad.
Al crecer la empresa, los dueños se ven enfrentados a la necesidad de empezar a delegar parte de su gestión e incluso en ciertos casos, de su estructura de propiedad, a personas ajenas a la familia. En este artículo abordaremos los desafíos, tensiones y oportunidades en las relaciones entre la familia y los ejecutivos y/o accionistas externos.

Ser una empresa familiar no constituye necesariamente un problema para desarrollar competitividad. De hecho, el estilo familiar puede llegar a ser uno de los elementos que fortalecen y potencian la competitividad. Sin embargo, las empresas familiares tienen que hacerse cargo de tensiones internas constitutivas que pueden fortalecer la competitividad o destruirla. En este sentido revisaremos cuatro tensiones con las cuales hay que convivir y fortalecerse, las cuales son propias del proceso de crecimiento, desarrollo y apertura profesional de una empresa familiar.

1. Tensión entre el rol de Dueños y los roles Ejecutivos

Uno de los elementos particularmente complejos al interior de las empresas familiares es la confusión que suelen compartir todos, miembros y no miembros de la familia entre los roles ejecutivos (de gestión) y los de socio (de la propiedad de la empresa); sin embargo, cuando ésta es protagonizada por quienes lideran la empresa, esta confusioón se hace crítica. Dado lo anterior, es muy relevante aclarar y delimitar de manera sistemática los roles.

Cuando hablamos de roles, nos referimos al ámbito de acción en el cual se tiene responsabilidad y autoridad para tomar decisiones. Es tan relevante declarar y reforzar en qué ámbitos cada uno debe hacerse responsable, como en cuáles NO tiene autoridad para tomar decisiones.

Es común que los dueños, en su rol de tales y desde sus preocupaciones, se arroguen autoridad para opinar y tomar decisiones en todos los dominios, desde el diseño del negocio hasta los menores detalles operativos; sin embargo, permitir que esto ocurra socava la autoridad y apropiación de quienes no pertenecen a la familia. Paradójicamente, a raíz de esto, muchas veces los dueños reclaman que quienes no participan de ella son incapaces de asumir responsabilidad y tomar decisiones.

Existe una segunda consecuencia para la empresa, tal vez menos evidente en el corto plazo, pero que puede ser crítica en el futuro: Cuando no existen límites en los ámbitos de intervención del dueño, y éste se sumerge en las decisiones operativas de todos los ámbitos, existe poco espacio para que se haga cargo con propiedad del que es su rol central: Inventar y rediseñar permanentemente tanto la arquitectura del negocio como el futuro de la empresa familiar.

Lectura relacionada  Empresa Familiar: Hablar de más o fuera de lugar

2. Tensión entre los roles dentro de la familia y los roles en la empresa

Tanto la familia como la organización tienen sus propios roles y jerarquías, y ellos están encarnados en la estructura emocional de las relaciones. La emocionalidad del hijo frente al padre o frente a la madre tiene una forma particular, que facilita cierto tipo de conversaciones y dificulta otras; la emocionalidad del Gerente de Operaciones frente al Gerente General tiene una estructura diferente, que abre algunas posibilidades de acción y cierra otras. Cuando ambas emocionalidades se traslapan en las relaciones construidas en la empresa, las confusión generada puede tener serias repercusiones en la gestión, que afectan tanto a sus protagonistas como a quienes soportan las consecuencias de éstas.

Por ejemplo: la sumisión o rebeldía que puede tener el hijo frente al padre no necesariamente es el tipo de relación requerida entre el Gerente Comercial y su Gerente General. Si Producción y Ventas viven un conflicto y la Gerencia General viene a mediar entre un hijo y un ejecutivo externo a la familia, la diferencia en las relaciones no es transparente para ninguno de los tres actores. Incluso si el Gerente General lograra tener un trato igual para ambos, demostrando una ecuanimidad digna de un santo, el hijo quedaría resentido de ser tratado de la misma manera que un externo.

3. Tensión entre favorecer la sucesión y fortalecer la fidelización de los ejecutivos

La relación entre los ejecutivos y la familia es más simple cuando la empresa está en una etapa de estabilidad, dado que se puede llegar a un equilibrio entre los distintos poderes, y mantenerlo. Sin embargo, todos sabemos que esas etapas de estabilidad hoy son escasas, y que la estructura del poder está más frecuentemente en proceso de cambio que en etapa de estabilidad. Por qué?…, por diversas razones:

  • Porque el mercado ha cambiado.

  • Porque la empresa está en un proceso de crecimiento y expansión, o al contrario, de repliegue.

  • Porque algún miembro de la familia está en proceso de expansión (Ej: graduación de un hijo, o hijo que estima que está listo para asumir mayores responsabilidades), o de repliegue (Ej: padre que decide bajar su ritmo de trabajo, dedicarse a otros negocios, o definitivamente retirarse).

Si la estructura organizacional se encuentra efectivamente en un proceso de cambio, quiere decir que los distintos roles y actores tienen que asumir nuevas responsabilidades. Al priorizar el ascenso a miembros de la familia por sobre los ejecutivos, es posible estar cultivando en la organización semillas de rivalidad y resentimiento, de las cuales habrá inevitablemente que hacerse cargo a posteriori. Optar por favorecer a los ejecutivos y no a los miembros de la familia, puede causar serios daños dentro de la estructura familiar. Todo esto, independientemente de si el criterio con el cual finalmente se optó se basa en la excelencia técnica o en las lealtades y compromisos familiares.

Lectura relacionada  Sucesión en la empresa: ¿cuándo es el momento correcto?

Lo expuesto hasta aquí podría llevar a pensar que, inevitablemente, la organización va a salir dañada y la identidad del líder perjudicada. Esto NO es así. Lo que queremos recalcar son las dificultades y escollos a saltar. Lo que está en juego en una decisión de este tipo son las legítimas ambiciones, respecto de sus propias carreras, tanto de los miembros de la familia, como de los ejecutivos externos.

La solución no radica en obviar estas ambiciones legítimas, sino más bien en centrar la discusión y el proceso de cambio permanente de la organización en un cuidado mutuo y compartido entre el líder y cada miembro de la organización, respecto de su carrera.

4. Tensión sobre cómo financiar el crecimiento, manteniendo el Dominio Familiar

Tradicionalmente, las empresas nacionales han vivido su proceso de crecimiento y expansión al mercado global como un proceso incremental. Hoy nos encontramos por primera vez en un escenario en el cual las empresas, aprovechando el acceso al mercado global brindado por los tratados de libre comercio, pueden dar un salto brusco, sufriendo un crecimiento exponencial, y no paso a paso.

Para poder aprovechar esta oportunidad es necesario tener la capacidad de pensar libremente en la posibilidad de incorporar nuevos accionistas, que puedan financiar toda la inversión necesaria para salir airosos de un crecimiento tan radical. Ello puede estar reñido con la visión de algunos miembros de la familia, que vivan este proceso, más que como una expansión de la empresa, como una pérdida de sus espacios de poder personal. Es posible también que algunos miembros de la familia vivan este cambio como una amenaza a la identidad de la empresa, y con ello probablemente también de la familia.

La solución en este caso, es diseñar el proceso de transición desde las preocupaciones por la carrera y por el futuro de cada uno de los ejecutivos y accionistas, y no a pesar de dichas preocupaciones. Por otra parte, a fin de cuidar las preocupaciones por la identidad familiar de la empresa, es relevante mantener con los miembros de la familia y accionistas de la empresa, una conversación permanente respecto de lo que estamos dispuestos a cambiar y los elementos y prácticas que deseamos conservar y cultivar, asumiendo con ello que la identidad de la empresa en un mundo cambiante, es un elemento en permanente reinvención.

Lectura relacionada  Gaia Marchisio: "Las empresas familiares tienen gran capacidad de ir contra la crisis"

Conclusión

La principal tensión de una empresa familiar es que no sólo tiene la obligación de tener buenos resultados en el mercado, sino que se ve frecuentemente enfrentada al desafío de garantizar los espacios de proyección personal (de carrera) de los miembros de la familia. Esto, sin ser algo negativo, sí puede ser causante de grandes conflictos si no es observado y tomado en serio.

Creemos que la clave está en la capacidad del líder de mantener permanentemente, una conversación honesta y fluida, tanto los miembros de la familia como con los principales ejecutivos, sobre el futuro, tanto de la empresa como de sus propias carreras personales.

Fuente http://www.asimet.cl/dise%C3%B1ando_negocio_familia.htm

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante

para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

ingresando tu dirección de correo en:

suscribete 02

Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente.

Ten la precaución de escribir bien tu dirección y luego debes confirmar la suscripción aceptando un mail que recibirás en tu casilla desde Feedburner. Sólo entonces estarás realmente suscripto !!

Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar MUCHO más material relacionado a este tema que te interesa en nuestro Blog Grandes Pymes

http://jcvalda.wordpress.com

 

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a nuestro boletín y únete a nuestros suscriptores.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario. Además puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Suscribiendote a nuestro boletín

Comentarios (1)

  1. […] Por Leonardo Maldonado Socio Director, Gestión y Liderazgo S.A. SEGUNDA PARTE En el artículo anterior hablamos respecto de las relaciones al interior de la familia, las dificultades constitutivas d…  […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.