Error 1: No es la solución de un problema real o de una necesidad

Si quieres construir un negocio exitoso y rentable, debes crear valor, y una de las maneras más fáciles de ver si tu producto crea valor es mediante la evaluación de si resuelve o no un problema real o responde a una necesidad real.

A veces las personas se emocionan tanto con sus ideas que se olvidan de verificar esta realidad primaria.

El Proyecto Iridium, lanzado por Motorola en la década de 1990 ilustra este punto perfectamente. Por aquel entonces, el mercado de telefonía móvil estaba en efervescencia, y los operadores de servicios de todo el mundo luchaban para reclamar el aumento del número de abonados móviles.

La mayoría de las redes móviles, sin embargo, estaban usando estaciones de base que podían cubrir sólo un par de kilómetros cada una. Esta tecnología, obviamente, limita el rango donde los operadores pueden ofrecer sus servicios.

Para hacer frente a esta limitación, Motorola trató de desarrollar una red que cubriera, literalmente, todo el mundo. Se veía como una gran innovación, y el equipo directivo se mostró entusiasmado con la idea de que la gente sería capaz de hablar en cualquier lugar desde el desierto del Sahara hasta el Polo Norte. Ellos pensaron que esto definitivamente crearía valor para los clientes.

El proyecto requirió una inversión de 7 millones de dólares y que incluyó a 88 satélites que se colocaron en órbita alrededor de la Tierra.

Después que la red estuvo en su lugar, se comenzaron a vender los servicios. Los teléfonos eran grandes y torpes, debido a que requerían de una tecnología más compleja. Ellos también estaban vendiéndolos por $3000 cada uno, y el costo de la llamada era increíblemente alta. Pero bueno, eran dispositivos que permitían a los usuarios comunicarse en cualquier parte del mundo!

Un par de meses más tarde, una vez que la novedad se acabó, la gente empezó a darse cuenta que, después de todo, no era una gran necesidad el realizar llamadas desde una remota ciudad de Siberia o de una isla en la Polinesia. Pero ya era demasiado tarde. Motorola no sólo perdió las expectativas de ventas, con mucho, sino que también fue obligada  a  seguir  pagando  el  mantenimiento de  los  satélites, que  ascendieron  a  200 millones de dólares, mensuales….

Motorola invirtió en lo que sus directivos pensaron sería una innovación prometedora, pero no hubo un estudio previo de las necesidades de los clientes o del problema a resolver, en primer lugar. En 1999, el proyecto Iridium se declaró en bancarrota bajo el Capítulo 11.

Antes de iniciar su sitio web o de negocios, por lo tanto, asegúrese de que va a resolver un problema o satisfacer una necesidad real del cliente.

Si necesitas ayuda para identificar los problemas y necesidades del cliente,  mira a tu alrededor y trata de ver de qué se queja la gente, qué productos o servicios solicitan, pero no pueden encontrar en el mercado.

Error 2: Falta de atención

La Internet está sin duda en una erupción de oportunidades. Todo lo que necesitas es una idea y la pasión para construir un sitio web a su alrededor, y en cuestión de meses podrías tener un negocio real en tus manos. Curiosamente, esta abundancia de oportunidades es también  lo  que  lleva a muchos empresarios en línea al fracaso. ¿Por qué? Porque terminan tratando de buscar demasiadas cosas al mismo tiempo.

Lectura relacionada  Facturar no es Ganar. La gran trampa del emprendedor.

Empiezan con varios blogs, a promover programas de afiliados, crear mini sitios para AdSense y ofrecer servicios de consultoría en la parte superior de eso. Como resultado, terminan con un promedio de resultados mediocres en cada una de estas actividades.

Si desea crear algo poderoso, tiene que concentrar sus esfuerzos en él. Esto es cierto para la mayoría de las cosas en la vida. Basta con pensar en la luz. Cuando se han dispersado los rayos de luz, no son tan fuertes. Cuando usted se concentra en los rayos de luz, sin embargo, llegan a ser muy poderosos. Tan poderosos que pueden cortar el acero! Este es el concepto detrás del láser.

Probar con diferentes modelos de negocios e ideas está bien, pero una vez que decida en qué dirección quiere ir, tendrá que concentrar todo su tiempo y energías en él.

Como probablemente debes saber, el mercado en línea es muy concurrido. Hay miles de blogs en todos los nichos, cientos de sitios web en todos los segmentos y decenas de empresas en línea que ofrecen servicios similares. Si quieres ser rentable, necesitas ser el mejor en lo que haces, y eso sólo lo lograremos si usted tiene un enfoque láser nítido.

Obviamente, esto no significa que usted tendrá que seguir con un solo proyecto para el resto de su vida. Si el crecimiento de su negocio va de forma efectiva, habrá un momento en donde será más o menos independiente, y usted será capaz de dar un paso atrás y buscar nuevas ideas. Hasta llegar a ese punto, sin embargo, es necesario centrar todo su tiempo y energías en este proyecto único.

Error 3: No terminar lo que empieza

Este error está relacionado con el anterior. Las personas que carecen de atención por lo general tienen dificultades para terminar lo que empezaron. Usted probablemente tiene un amigo que siempre está comenzando una nueva dieta, sólo para renunciar a ella una semana más tarde, ¿verdad?. Lo mismo es cierto para las empresas. Los empresarios que no pueden terminar lo que comienzan, no suelen ir muy lejos.

A nivel macroscópico, como hemos explicado anteriormente, las personas que comienzan varios proyectos al mismo tiempo, suelen no tomar ninguno de ellos hasta el final. Incluso si una persona se las arregla para mantener la concentración en un solo proyecto, sin embargo, todavía puede cometer el error de no haber terminado lo que empezó.

Supongamos que una persona determinada tiene un negocio de marketing de medios sociales. Él se gana la vida ayudando a las empresas a llegar a los clientes a través de los medios  de  comunicación  social.  Una  de  sus  actividades de  marketing primarias  es  la creación de un blog, donde va a escribir sobre los medios de comunicación social, mostrando su experiencia y la creación de una audiencia.

Empieza a escribir artículos sólidos todos los días en el blog, pero después de un par de semanas la frecuencia de publicación de baja, y al cabo de dos meses, el blog está completamente abandonado.

Lectura relacionada  Emprendedores de garaje: así nacieron Disney, Hewlett Packard, Apple y Google

A continuación, se da cuenta que los artículos escritos, combinados con la entrega de un informe gratuito acerca de la comercialización de medios sociales, podría generar algunos rumores y atraer nuevos clientes. Él comienza a escribir el informe, pero después de diez páginas más o menos y ver las que faltan, toma un descanso y decide poner esa idea en espera.

Finalmente, decide ejecutar una campaña publicitaria de pago por click en Google AdWords. Se gasta unos $50 en un primer intento, pero después de darse cuenta que debe  analizar  qué  palabras  clave  se  convierten  mejor,  cuántos  clientes  logró  en  la campaña, lo que fue su retorno de la inversión y así sucesivamente, decide detener la campaña y poner de nuevo esa idea en espera.

Como ustedes habrán adivinado, este negocio tendrá una probabilidad muy baja de tener éxito, porque el emprendedor no logra terminar lo que comienza.

Error 4: Gastos insuficientes

Si usted planea iniciar un blog o una empresa en línea, usted tendrá que gastar algo de dinero en el camino. Las nuevas tecnologías y herramientas de la web 2.0 tienen ciertamente bajos costos para instalar y gestionar cualquier tipo de negocio, pero eso no significa  que  usted  debe  comenzar  el  suyo  con  cero inversión.  Sería posible, pero  la mayoría de las veces no es óptimo y resulta demasiado riesgoso.

Las personas que comienzan sin invertir en sus proyectos, a menudo tienen la empresa condenada al fracaso desde el principio.

Vamos a considerar la creación de un blog, por ejemplo, que es una de las formas más simples y más baratas de edición en la web. Uno podría decir: “¿Por qué no comprar un nombre de dominio disponible, obtener algún web hosting barato por $5 mensuales o menos, cargar un tema gratuito de WordPress y comenzar a escribir?”

En teoría, usted podría hacerlo, pero sería mucho más difícil y tomaría mucho más tiempo hacer el blog rentable. ¿Por qué? Por varias razones. Es difícil encontrar buenos nombres de dominio en estos días que aún estén disponibles, por lo que probablemente acabaría con un dominio largo y aburrido que no ayudaría a su marca en absoluto. Con un tema de WordPress, su sitio se parecería al de miles de personas, una vez más dañaría su marca y sería más difícil comunicar credibilidad. En caso de escribir un artículo popular y llegar a las primeras páginas de un sitio de redes sociales o buscador, el alojamiento web barato probablemente no sería capaz de soportar la carga de tráfico, y   el servidor se caería constantemente, y así sucesivamente.

Con una inversión mínima, por el contrario, usted podría comprar un dominio bueno para su blog, contratar a un diseñador para dibujar su logo y personalizar el tema para WordPress, y obtener un decente servicio de alojamiento. Usted puede gastar menos de $400 en estos artículos combinados, pero haría una gran diferencia en términos de hacer un blog que destaque entre la multitud.

Como puede ver, no estamos hablando de invertir decenas de miles de dólares a nivel de la  empresa  en soluciones  de  software  y  servicios  de  consultoría.  Este  sería  el  otro extremo. Estamos hablando de invertir la cantidad estrictamente necesaria de dinero para asegurarse de que tendrá una configuración profesional que trabajará en pro de sus metas y no contra ellas.

Lectura relacionada  ¿Por qué “No” es una palabra muy importante para los emprendedores?

Error 5: El gasto excesivo

Es  cierto  que  este  problema  no  ocurre  con  tanta  frecuencia  como  el  de  gastos insuficientes, pero sucede. Esto sucede especialmente con las personas que tienen dinero procedente  de  otros  canales  (por  ejemplo,  empresarios  fuera  de  línea  que  desean empezar a hacer negocios en línea, trabajadores de 9 a 5 con cuentas de ahorro o grandes emprendimientos que han recaudado dinero de empresas de capital de riesgo).

¿Por qué invertir demasiado dinero puede ser algo malo? Porque el dinero que nos resta prestigio si no lo sabemos utilizar. Cuando hay demasiado para invertir, usted consigue demasiado  comodidad.  Usted contrata  gente  cuando  no  hay  necesidad  de  hacerlo; invierte en campañas de marketing que no van a mejorar sus resultados; no se trabaja duro para encontrar la mayoría de los clientes posible, y así sucesivamente. Cuando se acaba el dinero (y lo hará!), Usted se encontrará con un negocio que no puede hacer frente por sí solo.

Cuando el dinero es escaso, por otra parte, usted hace las cosas lo más rápido y eficientemente como sea posible, usted encontrará maneras creativas para alcanzar a los usuarios y promover sus servicios, y pondrá un doble esfuerzo para cerrar cada venta.

Si le sucede que tiene demasiado dinero, sería necesario limitarlo. Crear un presupuesto ajustado a sus proyectos, y adherirse a él religiosamente. Su negocio necesita funcionar por sí mismo después de todo, y no con el dinero que se inyecta en él proveniente de fuentes externas.

Post original aqui

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante

para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

ingresando tu dirección de correo en:

suscribete 02

Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente.

Ten la precaución de escribir bien tu dirección y luego debes confirmar la suscripción aceptando un mail que recibirás en tu casilla desde Feedburner. Sólo entonces estarás realmente suscripto !!

Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar MUCHO más material relacionado a este tema que te interesa en nuestro Blog Grandes Pymes

http://jcvalda.wordpress.com