Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Empresas Familiares » El liderazgo efectivo en las empresas familiares

El liderazgo efectivo en las empresas familiares

Por Jorge Eduardo Gómez Villanueva

En mi intervención anterior en este interesante reto de la dirección de las empresas familiares les comentaba sobre algunos mitos y realidades del espíritu emprendedor en la empresa familiar, concluimos que no se nace siendo empresario, que es posible con preparación y experiencia desarrollar las capacidades para iniciar y dirigir con éxito una nueva empresa.

Pues bien, en esta ocasión comentaremos sobre el estilo de liderazgo más adecuado en la empresa familiar. De igual manera, como no se nace siendo empresario, tampoco se nace siendo un líder efectivo, es posible desarrollar habilidades para tomar decisiones efectivas en el ámbito de las empresas familiares y en cualquier tipo de organización.

El liderazgo es la forma en la que se ejerce la autoridad sobre otras personas con el propósito de lograr un objetivo. Existen diversas teorías que han analizado el liderazgo en las organizaciones, sin embargo, casi todas coinciden en que el estilo de dirección va desde formas “autoritarias” hasta otras formas más “democráticas” en la toma de decisiones. Lo importante es conocer que no existe un estilo de liderazgo mejor que otro sino que lo realmente valioso es aplicar el estilo de liderazgo en la situación adecuada.

A continuación, les presento dos estilos de liderazgo:

El primero es el estilo autoritario, también llamado autocrático, se enfoca principalmente en el trabajo o tarea realizada, toma decisiones sin tomar en cuenta la opinión de los demás, los líderes con este perfil definen tiempos y procesos. Supervisan y evalúan el trabajo, supone que la gente necesita supervisión y control para realizar su trabajo.

He aplicado un cuestionario de estilos de liderazgo a cientos de empresarios, y en general, la mayoría ha resultado que tiene precisamente este perfil autoritario, enfocándose mucho en la tarea y poco en las relaciones humanas, consideran los dueños de las empresas que para cuidar de su patrimonio de la mejor manera, ellos mismos deben tomar todas las decisiones.

Aunque parece que el estilo autoritario no es efectivo en la actualidad, existen ciertas situaciones donde este tipo de liderazgo es el más adecuado, por ejemplo, en situaciones delicadas donde urge tomar una decisión rápida es positivo ser autocrático, el capitán de un avión que decide aterrizar en otro aeropuerto diferente a su destino por cuestiones de seguridad no tomará en cuenta la opinión de la tripulación o de los pasajeros para tomar la decisión, o bien, ser autocrático es efectivo cuando tenemos gente sin experiencia en su trabajo o cuando llegamos a un nuevo puesto y no conocemos las cualidades de nuestro equipo de trabajo, en este caso, recuerdo hace varios años cuando Ricardo “Tuca” Ferreti llegó como entrenador de Chivas era muy estricto y autoritario, este estilo fue muy efectivo y valioso mientras conocía las capacidades y compromiso de cada uno de los jugadores de la plantilla, logró obtener buenos resultados en el corto plazo, quizá esto mismo es lo que debe ahora aplicar José Manuel “Chepo” De La Torre para mejorar la situación tan difícil que atraviesa el equipo de Chivas de Guadalajara.

Lectura relacionada  Cómo averiguar si un hijo está preparado para continuar con la empresa familiar

Además, otra situación en la que también resulta útil el estilo autoritario es en el tipo de función o trabajo que desempeñamos, por ejemplo, en contraloría o contabilidad una persona orientada a la tarea y no a la gente tiene el perfil adecuado para que tengamos cuentas claras y finanzas bien controladas.

Es importante tener cuidado en la empresa familiar de no caer en abusos del liderazgo autoritario como en las siguientes situaciones:

1.    Presionando a los familiares para que trabajen en la empresa. Un empresario les comentaba a sus hijos que si no ingresaban al negocio familiar no tendrían parte en su herencia. Esto provoca resentimiento y rechazo a la empresa familiar.
2.    Pagando un sueldo menor a los familiares con el argumento de que la empresa será suya en el futuro. Muchos empresarios tienen esta costumbre, pero recuerdo un joven que me comentaba que ya estaba cansado de ser un “rico virtual”, porque de nada le servía tener la posibilidad de mucho dinero en el futuro si en el presente no tenía para comprar su coche.
3.    Sacrificando las vacaciones de la familia para responder a las necesidades del trabajo. Si bien en una primera etapa de la organización, cuando inicia sus operaciones, demanda de mucho tiempo y esfuerzo para sacar adelante la empresa, no debemos quedarnos con la inercia del trabajo sin tomar en cuenta el descanso y la armonía familiar.

Por otra parte, tenemos el segundo estilo de liderazgo enfocado en las personas, también llamado estilo participativo o democrático. Este enfoque toma decisiones en conjunto con las otras personas e inclusive puede llegar a delegar la decisión para que otra persona la tome, busca mantener relaciones agradables con su equipo de trabajo, se preocupan por lograr una buena comunicación y está centrado en el bienestar de las personas.

Aunque pudiera parecer que en estos tiempos este estilo de dirección es mejor que el autoritario, porque logra sinergia y motivación con la participación de la gente, lo cierto es que para ser efectivo siendo democrático, se requiere personal capacitado y comprometido con su trabajo, de lo contrario, no se obtendrán buenos resultados. Se requiere además tiempo suficiente para escuchar las diversas opiniones y tomar decisiones en consenso.

El estilo de liderazgo participativo y/o de delegación para ser efectivo requiere personal capaz y maduro para tomar decisiones. Hace pocos días estaba en la prensa deportiva española la controversia por la decisión de Luis Enrique, entrenador del equipo de futbol Barcelona sobre la decisión de Messi de continuar en el partido del pasado fin de semana, el jugador argentino logró cambiar la decisión del entrenador para dejarlo jugar y entonces el que salió fue el jugador brasileño Neymar, en este caso Luis Enrique expresó: “no voy a cambiar mi estilo de tomar en cuenta la opinión del jugador sobre cómo se siente en el terreno de juego”. Este estilo de liderazgo desde luego que toma en cuenta más la persona que el resultado, pero como habíamos comentado, requiere de alta madurez como el profesionalismo de Messi para no perjudicar su rendimiento en el partido de Champions que jugaba a mitad de semana contra el Ajax o para el clásico que se disputaba el fin de semana en la liga española contra el Real Madrid. Sin embargo, no debemos olvidar que dicho partido tenía una ventaja para el Barcelona de 3-0 y una lesión posible de Messi en los minutos restantes de juego pudo haber afectado la participación de uno de los jugadores más importantes del equipo en los partidos siguientes, en este caso, el liderazgo participativo hubiera sido poco efectivo.

Lectura relacionada  Una buena opción: trabajar en una empresa familiar mexicana

Cabe señalar que en la empresa familiar el estilo democrático nos permite preparar a las futuras generaciones hacia la sucesión, si lamentablemente por alguna causa de fuerza mayor llegara a faltar el empresario fundador, si supo desarrollar y hacer crecer a su equipo de trabajo o posibles sucesores a través de un estilo de liderazgo más participativo y de delegación, podrá superar el difícil reto de la transición a la siguiente generación.

En conclusión, en las empresas familiares, debemos tener la inteligencia para aplicar el estilo de liderazgo adecuado en cada situación, no hay un estilo de liderazgo mejor que otro, lo importante es utilizarlo en la situación adecuada, pasando del estilo autoritario al estilo participativo para permitir el crecimiento y desarrollo de los miembros de la familia.

 

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (1)

  1. Susana Inés Godoy dice:

    Para mi, y he aprendido, que el verdadero “líder” es el que aquí se menciona como el lider “participativo o democrático”. Y creo que en él mismo, incluido en esta forma, en caso necesario, en algunas ocasiones,tomará sus decisiones de otro tipo, sin dejar de ser el lider que tiene en cuenta al grupo que es solidario que se muestra como ejemplo,que se cumple la función del sector en equipo, donde existe la confianza, existe una interrelación adecuada a llevar en conjunto en el día a día el cumplimiento de los objetivos cumpliendo cada uno su rol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.