Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Pymes » El malabarista: Una pyme podrá crecer tanto como se desarrolle su empresario

El malabarista: Una pyme podrá crecer tanto como se desarrolle su empresario

por Alicia Verna

“Hacer muchas cosas, tan distintas y en tan poco tiempo…”, éste es el desafío que tiene todo empresario pyme hoy en Latinoamérica.

En general, tiene la última palabra en casi todas las decisiones que se deben tomar en su empresa: define compras, contrataciones, cómo cubrir el saldo del banco, y hasta el plan de mantenimiento del depósito o el diseño de un aviso para un banner o una revista.

Estas decisiones tienen diferente grado de complejidad, lo cual tiende a agotar al empresario, porque pasa constantemente de un tema a otro, de un área a otra, desde asuntos estratégicos hasta consultas operativas o menores.

Me recuerda al malabarista, por su concentración y habilidad, que le permiten mantener todas las clavas en el aire a la vez. Para lograrlo cumple ciertas condiciones: está enfocado sólo en el aquí y ahora, sabe cuándo debe entrar y cuándo salir cada clava, y sostiene objetos del mismo tamaño y peso. El empresario pyme, en cambio, hace malabares con “objetos” diferentes entre sí, no puede prever cuándo ni cómo se le superpondrán nuevos temas a afrontar y no puede darse el lujo de visualizar sólo el momento presente.

Esta vorágine por la que atraviesa le produce dos grandes efectos negativos: le saca tiempo y energía para para abordar:

  1. Temas estratégicos de su empresa: la profesionalización de su equipo, lograr eficiencia en sus procesos claves, el resultado de su negocio, etc.
  2. Temas estratégicos del contexto: deja de relacionarse con otros jugadores del mercado, no participa activamente en las definiciones de las reglas de juego o lo hace con menor dedicación de la que debería. Esto lo aísla y limita su red de contactos a los actuales, renunciando a la posibilidad de crecer.

Estos efectos impactan, no sólo en el resultado de hoy, sino también en el futuro de su pyme.

Teniendo en cuenta el principio de Arquímedes aplicado a los negocios, “Una pyme podrá crecer tanto como se desarrolle su empresario, el dueño”. Es fundamental que usted decida a qué tareas dedicará su tiempo y en cuáles iniciará un proceso de delegación y desarrollo de su equipo.

Le recomiendo dejar a un lado la ilusión de “poder estar en todo” y priorizar las “claves” que marcan el rumbo de su empresa, dejando a otros las tareas que le restarán tiempo y energía para encarar el negocio.                                                                

Para mayor información, consulte sobre nuestro Asesoramiento en Gestión Comercial y Marketing para Pymes en info@avconsultorespymes.com

Lectura relacionada  Las pequeñas empresas y las causas de sus fracasos

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a nuestro boletín y únete a nuestros suscriptores.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario. Además puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Suscribiendote a nuestro boletín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.