Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Management » Cómo evitar que el estrés se instale en la empresa

Cómo evitar que el estrés se instale en la empresa

El estrés es una enfermedad que suele atacar a los trabajadores al transcurrir el año, más aún luego de un parate por vacaciones o licencias si es que la persona no organizó su vida laboral. Se calcula que un 30% de la fuerza laboral suele ser la más afectada por este flagelo que encuentra su origen, además, en el exceso de trabajo o la excesiva preocupación por alcanzar un objetivo a toda costa.

El desajuste no sólo afecta a una determinada persona, sino también que puede expandirse hacia los otros que se desempeñan en una misma empresa. Así, se genera un círculo vicioso en el cual la licencia por enfermedad, el malhumor, la insatisfacción en el trabajo, la tensión y los nervios le ganan a la productividad laboral.

El estrés en la organización, generalmente, se empieza a evidenciar una vez que ya han aparecido sus consecuencias negativas. Ante esta situación, se acostumbran a adoptar medidas para el tratamiento de las consecuencias. Son medidas de carácter médico aplicadas de forma individualizada. Sin embargo, el planteamiento idóneo para abordar el estrés en una organización de trabajo pasa por la prevención de sus causas, para lo que se requiere actuaciones que interrelacionen las medidas de tipo organizacional con las individuales, dice la Guía de Salud Laboral que la Fesibac-CGT española le acerca a los trabajadores y a los empresarios de ese país (www.fesibac.com).

Primeros síntomas
La intervención sobre la organización, para evitar la aparición del estrés, deberá tomar en cuenta cuatro elementos importantes en su desarrollo:

Presencia de unas demandas o condiciones de trabajo estresantes.

Percepción de esas condiciones como amenazantes.

Dificultades para afrontar esas demandas.

Respuestas fisiológicas y emocionales inadecuadas que la provocan.

¿Cuáles pueden ser los pasos que deberá tomar la empresa?

El punto de partida para las organizaciones que asumen su compromiso para la prevención del estrés, es formular una política corporativa sobre el estrés que formalmente afirme la posición de la organización y contenga un código de las prácticas y conductas que se esperan de sus miembros.

Por ello, al igual que las causas del estrés son múltiples, no existe para reducir el estrés una única acción preventiva; sin embargo, se pueden diseñar estrategias que impliquen:

Lectura relacionada  Relación entre productividad y las horas de trabajo

Métodos de evaluación de riesgos. Estos permitirán detectar los riesgos psicosociales y concretamente el estrés. Interpretar la información existente para identificar los grupos específicos de empleados en los que el estrés puede ser un problema.

Aspectos de la cultura organizacional. Identificar los que pueden contribuir al estrés (por ejemplo, la promoción de una cultura de jornadas de trabajo largas).

Revisión de los sistemas de los procedimientos de la organización. Por caso, la evaluación de rendimiento y los sistemas de promoción. Que pueden crear un ambiente estresante.

Una política de seguimiento que interrelacione la salud con el trabajo.

Estimular el trabajo bien hecho en lugar de castigar al que se ejecutó con malos resultados.

Habilitar líneas de comunicación para que la gente exprese sus quejas y se desahogue antes de llegar a un estrés.

Establecer los objetivos y los valores de la empresa y adaptarlos a las metas y a los proyectos de los trabajadores.

Aprender de la experiencia, identificando los errores y los éxitos, sus causas y sus consecuencias.

Esquema para aprovechar mejor los tiempos

Para evitar el estrés, lo fundamental es gestionar el tiempo, definiendo el período productivo del destinado al ocio.

Ser realista al momento de calcular los tiempos de todas sus actividades y dejar márgenes para imprevistos.

También es saludable evitar los cuellos de botella, anticipando tareas para prevenir futuras aglomeraciones de trabajo.

Ser capaz de delegar. Además es necesario programar lo que se hará durante el día con el fin de aprovechar, al máximo, las horas del trabajo sin dejarse vencer por el estrés.

Fuente http://www.lagaceta.com.ar/nota/393990/Economia/Como_evitar_estres_instale_empresa.html

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.