18 grandes recordatorios para cuando estés teniendo un mal día

por Marc Chernoff – A veces tienes que ser derribado y estar abajo como nunca lo estuviste antes para poder levantarte más alto de lo que nunca estuviste antes. A veces, necesitas lavar tus ojos con lágrimas para poder ver las posibilidades que hay frente de ti con más claridad.
Anoche tuve una larga conversación con mi sabio, de 71 años de edad, padre sobre vivir y crecer en la adversidad. Una de las últimas cosas que me dijo antes de colgar el teléfono resonó en mí tanto que lo escribí:
“Según mi experiencia, la mayoría de las personas no son realmente felices hasta que tienen muchas razones para estar tristes. Creo que esto se debe a que se necesitan de todos esos malos días y dificultades para enseñarnos a apreciar realmente lo que tenemos. Lo cual construye nuestra resiliencia.”
De verdad, no creo que haya nada más cerca de la verdad.