Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Recursos Humanos » Organizaciones centradas en las personas

Organizaciones centradas en las personas

por Antonio José Masiá

El trabajo del conocimiento ha puesto de manifiesto la necesidad inminente de llevar a cabo grandes cambios en los actuales modelos de management. El nuevo paradigma del que nos hablan desde ya hace tiempo algunos de los grandes gurús del management, como Peter Drucker o Gary Hamel, nos hace pensar que la transformación y el cambio organizacional son ineludibles y han de conducir a conseguir organizaciones más abiertas, flexibles, innovadoras, ágiles, efectivas y, sobre todo, con una gran capacidad de respuestaadaptación. Además hemos de tener en cuenta que el éxito de las organizaciones cada vez queda más ligado a factores humanos y, por tanto, sociales, lo que pone de manifiesto la necesidad de un nuevo estilo de management centrado en las personas.

Los modelos de gestión que siguen predominando en la mayoría de las organizaciones suponen un freno al desarrollo de las personas que las integran y, por extensión, al de las propias organizaciones, ya que coartan la responsabilidad individual. Esto acaba convirtiendo a nuestras organizaciones en estructuras de irresponsabilidad, tal y como afirma Manel Muntada en este excelente post, ya que la responsabilidad acaba recayendo sobre unos pocos, favoreciendo el conocido «lavado de manos».

«La mejor forma de predecir el futuro es crearlo». Peter Drucker

La materia prima de las organizaciones es el conocimiento, por lo que resulta más que necesario aprovechar la inteligencia colectiva para transformar dicho conocimiento en innovación y resultados, generando en paralelo una  nueva cultura empresarial.  La clave reside en la implantación de modelos que favorezcan la autogestión, modelos que dejen atrás las estructuras basadas en la obediencia para dar pasos a modelos basados en el compromiso y la responsabilidad. Esto implica abandonar los caducos modelos jerárquicos y pasar a modelos basados en el liderazgo distribuido en red, en los que los criterios meritocráticos permitan aprovechar todo el talento y el potencial de la personas que forman parte de la organización. Porque jerarquía y liderazgo en red son incompatibles.

Cuando la jerarquía da paso al liderazgo distribuido en red, las personas pasan a ocupar el corazón de las organizaciones, implicando un claro cambio en el modelo de gestión. Según Gary Hamel, esto implica una mejora en el alineamiento entre valores e intereses, una mejor optimización del talento, un giro hacia organizaciones más abiertas y dinámicas y, como no, un aumento saludable de la competitividad. Sería como tener un diamante en cuyas caras habría personas que brillarían por luz propia. Este modelo permite a las personas gozar de autonomía, autodeterminación y capacidad de relación, hecho que potencia sin duda alguna la motivación interna, la efectividad y, en definitiva, la felicidad de las personas.

Lectura relacionada  Cómo tratar a las personas y obtener los mejores resultados

«La red es la configuración en la que somos plenamente humanos, ya que hace posible que encontremos identidad y dirección sin renunciar un ápice a nuestra autonomía. La red es la única configuración en la que es posible brillar con luz propia al mismo tiempo que otros también lo hacen». Eugenio Moliní

Se trata pues de un nuevo estilo de liderazgo orientado hacia una cultura de transformación. Hablamos, entre otras cosas, de dar paso al trabajo en red y dejar atrás la jerarquía asfixiante; de dar paso a la responsabilidad y sepultar para siempre la culpa y, como no, de dar lugar a la motivación intrínseca de la que nos habla Daniel Pink, en lugar de continuar con el palo y la zanahoria.

En el trabajo del conocimiento, el compromiso y la responsabilidad resultan esenciales para el desarrollo de las organizaciones. Son ingredientes necesarios para transformar todo el potencial de las personas en movimiento en resultados. Para ello, es necesario aplanar las organizaciones. Transformarlas en redes que permitan que las personas fluyan y puedan desarrollar al máximo sus capacidades mediante la autogestión, porque solo desde este enfoque podremos conseguir organizaciones centradas en las personas.

Autor Antonio José Masiá es consultor artesano y nodo de OPTIMA LAB, una red productiva que ayuda a personas y organizaciones a ser más efectivas para lograr sus resultados por medio del aprendizaje basado en la experiencia y nuevas metodologías centradas en las personas.

Fuente http://www.software-comparativo.com/organizaciones-centradas-en-las-personas,201313.php#.VxuGCjDhDIU

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.