Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Management » Los problemas que de verdad son peligrosos para tu empresa

Los problemas que de verdad son peligrosos para tu empresa

Los problemas realmente graves, los que pueden hundir tu empresa, no son los problemas técnicos. Son los problemas de modelo de negocio. ¿Qué significa esto y por qué debe importarte?

Problemas técnicos

Los problemas técnicos son los que puede resolver alguien con conocimiento especializado, algo de tiempo y las herramientas adecuadas. A ti te puede parecer magia que una persona escuche tu idea y sea capaz de entregarte al cabo de unos días una página web funcionando, pero para esa persona lo que ha hecho es trivial. Lo mismo sucede con el papeleo, que para muchos es uno de los factores que le bloquean a la hora de crear su empresa: un buen gestor, y asunto resuelto.

Problemas de modelo de negocio

¿Hay alguien que quiera comprar lo que yo ofrezco? ¿Por qué debería comprarme a mi y no a la competencia? ¿Cómo consigo que un cliente potencial sepa que mi oferta existe y que le interesa conocerla? ¿Soy capaz de ganar dinero vendiendo a un precio que mis clientes estén dispuestos a pagar? ¿Soy capaz de ganar dinero vendiendo a 10 personas? ¿Y a 100? ¿Y a 10.000? ¿Qué consecuencias tendría en mi negocio tener 100 peticiones en un día? ¿podría atender las 100?

Estas preguntas, y muchas otras parecidas, son las realmente difíciles de responder. Porque plantean problemas de modelo de negocio, y no existe ningún técnico con un conjunto de conocimientos y herramientas que pueda resolverlas fácilmente. Solo puede responderlas el emprendedor, porque la respuesta a cada una de ellas depende del modelo de negocio que esté planteando.

¿En qué problemas debes centrarte como emprendedor?

De las preguntas que me llegan al blog, la inmensa mayoría se refieren a problemas técnicos: cuestiones fiscales, legales, tecnológicas… y muy pocas son del segundo tipo.

Pero con lo que acabo de escribir, espero que reflexiones y te replantees esto: tu misión como emprendedor es resolver los problemas de modelo de negocio. Si tienes tiempo, conocimientos y herramientas para resolver por tu cuenta problemas técnicos, estupendo. Si no es así, siempre puedes adquirir esos conocimientos y esas herramientas, o pagar a un técnico para que lo haga. Depende del dinero y el tiempo que tengas disponible. Pero esos problemas están definidos, tienen parámetros semejantes y hay respuestas conocidas para ellos.

Lectura relacionada  Martha Stewart: 10 reglas para el éxito en la gestión

Los problemas de modelo de negocio son mucho más insidiosos. De entrada, es muy posible que ni siquiera sepas que tienes un problema, porque ni tú que eres el emprendedor conoces bien tu modelo de negocio.

Muchos emprendedores tienen una idea y creen que con eso basta. Algunos emprendedores se niegan a cuestionar su idea (y rechazan ferozmente cualquier crítica, igual que una madre se indigna si alguien se atreve a decir que la palabra que describe mejor a su criaturita es “Quasimodo” y no “querubín”). Otros tienen interiorizado el mito de que basta con desear algo con todas las fuerzas para que se cumpla, y prefieren no pensar en problemas. Otros creen que trabajando duro sales adelante, sin importar nada más, y que si hay problemas lo que tienes que hacer es trabajar el doble de duro insistiendo en la misma dirección. O el caso contrario, el emprendedor “veleta” que se mueve según sople el viento y que intenta conseguir cualquier cliente, para cualquier tipo de proyecto, a cualquier precio, “porque tal como están las cosas no se puede decir que no a nada”.

Algunos emprendedores intuyen que no tienen la respuesta a las preguntas que acabo de plantear, o a otras muchas similares, pero creen que son “gajes del oficio”. Que es inevitable empezar con esas incertidumbres y que ya irán encontrando la respuesta según se vaya desarrollando el negocio.

Bien, pues no es así. Arriesgar todo tu tiempo y tu dinero en una apuesta loca, con un modelo de negocio que tiene más incógnitas que un capítulo de Lost es suicida. Si sale bien será por casualidad, no porque hayas hecho tus deberes.

Así que si no lo has hecho todavía coge el papel más grande que tengas, dibuja los 9 bloques del Business Model Canvas, coge un taco de post-its y empieza a pintar tu modelo de negocio. Seguro que descubres que te faltan datos, que hay huecos en tu modelo, que hay bloques enteros de los que desconoces todo, que hay cosas que se basan en tu imaginación y que no tienes ningún dato real en el que fundamentarlas… Toma nota de todos estos problemas.

Resolverlos debe ser tu principal prioridad en los próximos días.

Fuente https://desencadenado.com/2014/07/los-problemas-que-de-verdad-son-peligrosos-para-tu-empresa.html

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.