Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Creatividad » La inspiración llega cuando menos te lo esperas.

La inspiración llega cuando menos te lo esperas.

por darkpollo

Y esto es así, no lo podemos cambiar. Mientras estás conduciendo, desayunando, currando, en el baño, en la ducha, a punto de dormirte (esta es un clásico en mi caso), nadando, leyendo, cocinando, hablando con alguien (esta la odio, no hay forma de quedar bien cuando te pasa, y me pasa muchas veces), en los sitios más raros y en los momentos más raros. Justo ahí es cuando aparece la chispa en nuestra cabeza que genera algo. A veces es un post, a veces simplemente algo que hacer el fin de semana, y a veces un proyecto que te cambia la vida.

Las ideas son así, caprichosas, las desgraciadas de hecho esperan a que estés despistado para aparecer de repente en tu cabeza, y lo peor, que las mejores ideas duran poco. tal y como vienen se van y hay que ser rápido para cazarlas. Porque el problema de recibir las ideas cuando hacemos otras cosas es que muchas veces las ignoramos, y las dejamos morir. “Total, ya se me ocurrirá otra” ¡ERROR! Sea cual sea la idea que tengamos, hay que sacarla de nuestra cabeza y usar cualquiera que  sea el sistema que tengamos a mano para anotarla. Hay que dejar de hacer CUALQUIER COSA que estemos haciendo y aprovechar la inspiración para apuntarla. No estoy diciendo que nos pongamos a escribir un post o a pintar un cuadro a las 5 de la mañana, (aunque a veces es lo que hay que hacer) pero son pocos segundos así que hay que anotarla en un papel, dictarla a nuestro iPhone si vamos en el coche, escribir en el ordenador si estamos en el curro, lo que sea, ¡pero haz algo!

Las ideas no duran mucho. Hay que hacer algo con ellas.

Santiago Ramón y Cajal

Escribir la idea es importantisimo. No debemos perder el momento y debemos quitarnos eso de la cabeza. Al hacerlo conseguimos, primero, dar forma a la idea con una frase, me encanta sentir como esa chispa que surge en la cabeza toma forma en cuanto te pones a redactarla, y muchas veces no puedo parar en una sola frase, y acaba siendo todo un párrafo explicativo. Además, escribir la idea en mi sistema de captura me permite vaciar mi cabeza y dejar espacio para nuevas ideas, a la vez que elimina por completo el estrés que se genera si no la hubiera escrito, ya sea por miedo a olvidarla o todo lo contrario, porque se mantiene en mi cabeza interrupiendo mis otras tareas, algo que hay que evitar a toda costa si queremos ser productivos.

Plasmando Ideas

 by Jackie TL

Lectura relacionada  Los 8 pilares de la innovación de Google

Ese espacio generado al soltar todo lo que teniamos creciendo dentro, permite que nuevas ideas aparezcan. No se si a vosotros os pasa, pero a mi si, cuantas más ideas pasan por mi cabeza y llegan al papel, más rápido nuevas ideas aparecen. Es como si se realimentaran unas a otras. Todo en esta vida se entrena, y el cuerpo se acostumbra a responder a todos los estímulos, si cada vez que aparece una idea la negamos y la olvidamos, nuestra cabeza se acostumbrará a no generarlas y poco a poco iremos perdiendo la inspiración. Al contrario, sin conseguimos soltando ideas y disfrutamos con cada una de ellas, nuevas aparecerán, y con cada una de ellas iremos haciendo de la inspiración un hábito.

Nunca pienses que la idea es mala y la niegues. De primeras no hay ideas buenas ni malas, nuestra predisposición y posibilidades del momento decidirán si las ideas viven o mueren en el futuro, pero todas tienen que pasar por el proceso de análisis y sobre todo, todas tienen que salir de nuestra cabeza para dejar paso a las siguientes. No te engañes a ti mismo, es muy cómodo darse la vuelta y rechazar una idea porque “no es muy buena”, ¡muévete y apuntala!

En muchos sitios leerán que es necesario completar y actuar sobre las ideas, y que sin acción la idea no sirve para nada y muere. Esto es verdad, en cierto modo. Al escribir la idea, nuestra mente se relaja y considera parte de la tarea como realizada, lo cual es un problema a la hora de hacer las tareas y evitar procastinar pero deja el hueco al cerebro para nuevas ideas. Obviamente luego hay que actuar sobre esas ideas, o ahora o en un futuro, por lo menos revisarlas, estudiarlas y ver si son viables. Pero esto lo dejo para otro post.

La idea que no trata de convertirse en palabra es una mala idea, y la palabra que no trata de convertirse en acción es una mala palabra.

Gilbert Keith Chesterton

Ahora si después de leer esto te sientes inspirado, ¡deja de leerme y vete a apuntarlo! Pero luego vuelve y déjanos un comentario.

Fuente https://www.planetahuevo.es/la-inspiracion-llega-cuando-menos-te-lo-esperas/

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a nuestro boletín y únete a nuestros suscriptores.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario. Además puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Suscribiendote a nuestro boletín

Comentarios (2)

  1. Chavito flow dice:

    Gracias

    ya nunca más voy a dejar que
    Que se mueran mis idea sin ante de
    Anotarlos
    Y verifícalo si me funciona o no

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.