Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Management » ¿Qué hacer cuando las cosas no resultan según lo planeado?

¿Qué hacer cuando las cosas no resultan según lo planeado?

por Proturem

Todo emprendedor o emprendedora está consciente de que obtener resultados positivos a la hora de emprender no es una cuestión de suerte o que es una situación se presenta de la noche a la mañana, por el contrario, aquella persona que se hace llamar emprendedor, para poder definirse de esa manera sabe que tiene que estar un buen tiempo aplicando un inquebrantable trabajo de comprensión, preparación y desarrollo interior así como  un constante estudio de su medio ambiente,  lo que le permitirá estar atento y predispuesto a generar ideas; el emprendedor también se encuentra mentalizado para concebir procesos que le permitan transformar aquellas ideas en emprendimientos efectivos y propiciadores de crecimiento tanto personal como social.  Hay que decir además que una emprendedora o emprendedor están en la capacidad de convertir lo que otros consideran negativo en la chispa creadora y motivadora que les permita seguir adelante, por último, una persona emprendedora tiene claro que habrá momentos en que las cosas, pese a todo las previsiones, no resultaran según lo planificado. Y es este último ítem, hace la gran diferencia entre los emprendedores y los que no lo son.

Hay una carencia de publicaciones y recomendaciones sobre cómo afrontar situaciones adversas en el ámbito de emprender, esto ha debilitado la efectividad de esta “noble” actividad vista como herramienta propiciadora de cambio; algunos lectores, guiados por los conceptos de quienes mezclaron emprender con gerenciar, podrán confundir la presentación de planes de contingencia  con las acciones a ejecutar  cuando al emprender las cosas no resultan según lo esperado, advertimos que una cosa no tiene que ver con la otra pues son dos tareas totalmente diferentes, particularmente por los momentos de aplicabilidad y tiempos de reacción que en uno y otro caso se dan, por eso es importante que una emprendedora o emprendedor aprenda a diseñar curvas de límites de tiempo/resultadosque le eviten dar  vueltas sobre el mismo problema sin resolución efectiva.

Sepa o no hacer curvas de límites de tiempo/resultados, Proturem aconseja a la o el emprendedor ejecutar estas cuatro sencillas acciones cuando las cosas no resulten según lo planificado:

1.- Dejar un tiempo tu idea: Muchas de las veces el ímpetu que ponemos los emprendedores en plasmar nuestras ideas, hace que nos encerremos y trabemos nosotros mismos en un círculo vicioso que no nos lleva a ningún lado,  consume nuestros recursos y el perjudica buen funcionamiento de nuestro emprendimiento, por lo que es recomendable dejar a un lado la idea que no está caminando como debería y dedicarnos a otro proyecto, hasta que sintamos que están dadas las condiciones para retomar nuestra idea.

Lectura relacionada  Qué es el Balance General?

2.- Presentar tu idea a una persona que no tenga absolutamente nada que ver con el ámbito de la misma: Si después de dejar un tiempo en el cajón la idea, volvimos a retomarla y aun no fluye adecuadamente, recomendamos llevar  la idea a otras personas  o grupos que se desenvuelvan en un sector totalmente ajeno al de la idea para que la revisen y nos compartan su criterio de cómo manejarían dicha idea.  Siempre es importante una  perspectiva diferente.

3.- Crear un foro abierto para exponer tu idea a la gente: En el punto 2, aconsejamos buscar la participación de alguien que aunque sus actividades no tienen absolutamente nada que ver con nuestra idea, esté dentro del medio ambiente emprendedor pero en esta tercera recomendación, te animamos a exponer tu idea a personas fuera del ámbito emprendedor, dicha exposición la puedes hacer mediante foros en internet o presenciales, donde debes permitir que tu idea sea examinada bajo criterios venidos más del corazón que desde la razón.

4.- Aceptar que tu idea no tiene la solidez suficiente y dejarla a un lado: Si pusiste en práctica las tres recomendaciones anteriores y tu idea o emprendimiento no te aporta los beneficios que habías planificado, es hora de entender que hay que dejar a un lado esa idea y desarrollar otra.

No tengas temor a expresar que las cosas no te están saliendo como esperabas, pues si no reconoces que estas inmerso en dicha situación no podrás hacer nada al respecto; si las cosas no fluyen, aplica estos cuatro sencillos pasos que te hemos expuesto y veras que podrás salir del embrollo en el que te encuentras.

Post original aqui

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.