Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Calidad de Vida » La ‘Gran Magia’: Vivir con Creatividad y Coraje

La ‘Gran Magia’: Vivir con Creatividad y Coraje

por Pedro Arango
Yo estoy convencido que el miedo es la fuerza más destructiva de nuestras vidas. Es el origen de nuestras ansiedades, celos, inseguridades. El miedo también nos impide alcanzar nuestro potencial y vivir la vida que soñamos vivir.La mayoría de las cosas que anhelamos, las cosas con las cuales soñamos, se hallan detrás de la puerta del miedo. Es el miedo el que evita que tengamos esa conversación que podría mejorar una relación. Es el miedo el que no nos deja perseguir nuestra vocación. Por culpa del miedo nuestra vida no es lo maravillosa, aventurera y gratificante que podría ser.

El miedo es un sentimiento necesario, solo los trastornados carecen por completo de él. Sentir temor nos indica cuando algo tiene el potencial de ser dañino o destructivo.

Sin embargo, ese sentimiento que puede ser saludable y buen guardián de nuestra integridad, en ocasiones se expande más allá de límites saludables. Cuando eso ocurre terminamos viviendo vidas más pequeñas, encerrados en la prisión de lo convencional y lo seguro.

Elizabeth Gilbert ha escrito un estupendo libro, Big Magic, sobre lo que significa vivir una vida donde no gobierna el miedo sino la creatividad y la valentía.

Por encima de todo… pidió a sus estudiantes ser valientes. Sin coraje… nunca serán capaces de darse cuenta del alcance de sus propias capacidades. Sin valor, nunca podrá conocer la riqueza del mundo como anhela ser conocida. Sin valor, su vida seguiría siendo pequeña, mucho más pequeña de lo que probablemente querían que sus vidas fueran.

Gilbert está convencida que dentro de todos nosotros existe la magia, que somos los custodios de grandes tesoros que esperan ser liberados. Liberados por el coraje.

¿Tienes el valor? ¿Tienes el coraje para dar a luz ese trabajo? Los tesoros que se ocultan dentro de ti y que están esperando que digas a ellos, sí.

Mira, no sé lo que está oculto en tu interior. No tengo forma de saber tal cosa. Tu mismo escasamente lo sabes, aunque sospecho que tienes algunas pistas. No conozco tus capacidades, tus aspiraciones, tus anhelos y talentos secretos. Pero seguro que algo maravilloso se refugia dentro de ti. Lo digo con toda confianza, porque yo he llegado a creer que todos somos baúles que caminan con un tesoro encerrado dentro. Creo que este es uno de los trucos más viejos y más generosos que el universo hace con nosotros, los seres humanos, tanto para su propia diversión como por la nuestra: El universo entierra joyas extrañas en lo profundo de todos nosotros, y luego se aparta para ver si somos capaces de encontrarlas.

La lucha por descubrir esas joyas, eso es la vida creativa. ​

El valor de aventurarse en esa cacería, por encima de todo, es lo que separa una existencia mundana de una con mayor encanto.

Los a menudo sorprendentes resultados de esa cacería es lo que yo llamo ‘La Gran Magia’.

Imagen

Vivir una vida creativa no es exclusivo de cantantes, actores, innovadores o emprendedores. Una vida creativa es el atrevimiento de desenterrar, exponer y honrar nuestros tesoros ocultos. Vivir una vida única en armonía con nuestra esencia.

Cuando me refiero a “una vida creativa”, estoy hablando en términos más generales. Estoy hablando de vivir una vida que es impulsada con más fuerza por la curiosidad que por el miedo.

[…]

Y mientras que los caminos y los resultados de la vida creativa variarán enormemente de persona a persona, te puedo garantizar esto: Una vida creativa es una vida amplificada. Es una vida más grande, una vida más feliz, una vida ampliado, y una endemoniada vida mucho más interesante. Vivir de esta manera, continua y persistentemente, trayendo a la luz las joyas que se esconden dentro de ti, es un arte, en sí y por sí mismo.

Porque viviendo creativamente es donde gran magia siempre se hará realidad.

Imagen

(clic sobre la imagen para más info.)
Algunos de nuestros más comunes (e ¿irracionales?) miedos son enumerados por Gilbert:

Tienes miedo de no tener talento.

Tienes miedo de ser rechazado o criticado o ridiculizado o mal entendido o, peor aún, del todo ignorado.

Tienes miedo de que no haya mercado para tu creatividad, y por lo tanto no tiene sentido perseguirla.

Tienes miedo de que alguien más ya lo hizo mejor.

Tienes miedo de que todo el mundo ya lo hizo mejor.

Tienes miedo de que alguien va a robar tus ideas, así que es más seguro mantenerlas ocultas para siempre en la oscuridad.

Tienes miedo de que no te tomarán en serio.

Tienes miedo de que tu trabajo no es política, emocional o artísticamente lo suficiente importante como para cambiar la vida de nadie.

Tienes miedo de que tus sueños sean embarazosos.

Tienes miedo de que algún día mirarás hacia atrás tus esfuerzos creativos como una gran pérdida de tiempo, esfuerzo y dinero.

Tienes miedo de no tener la disciplina necesaria.

Tienes miedo de no tener el tipo de espacio de trabajo correcto, o la libertad financiera, o las horas disponibles en las cuales dedicarte a la invención o la exploración.

Tienes miedo de no tener el tipo correcto de formación o diploma.

Tienes miedo de que eres demasiado gordo. (No sé qué tiene que ver con la creatividad, con exactitud, pero la experiencia me ha enseñado que la mayoría de nosotros tenemos miedo de tener demasiada grasa, así que vamos a ponerlo en la lista de la ansiedad, por si acaso).

Tienes miedo de ser calificado como un intruso, o un tonto, o un aficionado o un narcisista.

Tienes miedo de molestar a tu familia con lo que puedas revelar.

Tienes miedo de lo que tus amigos y compañeros de trabajo van a decir si expresas tu verdad personal en voz alta.

Tienes miedo de desatar tus demonios más íntimos, y que realmente no quieras encararte con tus demonios más íntimos.

Tienes miedo de que tu mejor trabajo haya quedado atrás.

Tienes miedo de que has ignorado tu creatividad durante tanto tiempo que ahora nunca se podrá recuperar.

Tienes miedo de que eres demasiado viejo para empezar.

Tienes miedo de que eres demasiado joven para empezar.

Tienes miedo de que algo ha salido bien en tu vida una vez, por lo que, obviamente, nada puede volver a salir bien de nuevo.

Tienes miedo porque nada jamás ha salido bien en tu vida, así que ¿por qué molestarse intentándolo?

Tienes miedo de ser una maravilla de un solo éxito.

Tienes miedo de ser una maravilla sin ningún éxito. . .

Escucha, no tengo todo el día para seguir aquí, así que no voy a continuar con el anuncio de temores. De todos modos es una lista que no tiene fin, y una deprimente. La voy a empaquetar y resumir de la siguiente manera: miedo, miedo, miedo.

Enfrentarnos a nuestros miedos nos abre la puerta de una existencia trascendente. No importa cual es el resultado final, es la lucha la que vale la pena. Es mejor decir, ‘lo intenté y no lo conseguí’ a preguntarse ‘¿y si lo hubiera intentado?’.
Fuente http://notasaprendiz.weebly.com/blog/la-gran-magia-creatividad-y-coraje
Lectura relacionada  Conoce la diferencia entre hacerlo, y hacerlo bien

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.