Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Gestión del Conocimiento » Empresa Inteligente: La quinta disciplina de Peter Senge

Empresa Inteligente: La quinta disciplina de Peter Senge

Una Empresa Inteligente es una organización estructurada de manera que vive procesos de aprendizaje continuo, tanto individuales como colectivos, que le permiten entender y manejar la realidad en la que opera. Frente a las empresas tradicionales, que no reaccionan a tiempo ante los entornos cambiantes de los mercados, las Empresas Inteligentes tienen una perspectiva proactiva y las dirigen líderes que aplican el pensamiento sistémico, la quinta disciplina del libro del mismo título de Peter Senge. Una obra clave tanto para directivos que quieren estructurar sus empresas de un modo moderno y altamente productivo, como para los responsables de comunicación, que deben participar activamente en al difusión y fomento de la Comunicación Interna como uno de los principales motores de dicha transformación.

Con este libro, publicado en 1990, Senge se convirtió en una de las grandes referencias del management y el desarrollo de las organizaciones con sentencias como esta:

En un sistema, las sinergias logran que la suma total

siempre sea mayor a la suma de sus partes: 2+2>4
Es la retroalimentación de refuerzo”


Las cinco disciplinas
Para Senge, las Empresas Inteligentes desarrollan cuatro disciplinas que les permiten, a su vez, desarrollar la verdaderamente importante, la quinta.
  1. Desarrollo de la Maestría Personal.
  2. Identificación e impulso de nuestros Modelos Mentales.
  3. Impulso de la Visión Compartida.
  4. Fomento del Trabajo en Equipo.
  5. Generar el Pensamiento Sistémico.
“Los líderes son los responsables de construir organizaciones inteligentes
y de fomentar entre sus miembros las cinco disciplinas”

Aquí tenéis resumen de las cinco disciplinas que deben seguir las Empresas Inteligentes y al final también incluyo un resumen del libro en formato presentación:

1. Desarrollo de la Maestría Personal
  • Trabajar la capacidad de hacer bien las cosas.
  • Aprender a reconocer nuestro potencial y habilidades reales y las de nuestros compañeros.
  • Sólo si sabemos de verdad quién somos, qué queremos y qué somos capaces de hacer, podremos identificarnos con la visión de la organización y proponer soluciones creativas.
Crecer nosotros para aceptar el
compromiso de crecer con la organización
 
 
2. Identificación e impulso de nuestros Modelos Mentales
  • Nuestros modelos o formas de pensar (paradigmas) marcan nuestra visión de las cosas y el modo en que actuamos.
  • Hay que mirar hacia nuestro interior para conocer y asumir lo que hacemos mal y poder mejorar.
  • Conociendo nuestros paradigmas, nos comunicaremos mejor y contribuiremos al desarrollo de la organización.
Lectura relacionada  La pandemia de la desinformación
Conocernos bien para ser más efectivos
y útiles en lugar de ser un obstáculo
 
3. Impulso de la Visión Compartida

  • Comprometer a todos los miembros de la organización en el objetivo común.
  • La visión personal de cada uno debe dar sentido a su vida y a su trabajo y complementar la de la organización.
  • Todos sienten así una conexión íntima entre su visión personal y la visión de la organización, a la que apoyan y refuerzan.
La visión de la empresa debe ser una
fuente de inspiración y productividad
 

4. Fomento del Trabajo en Equipo
  • Una organización sólo aprende a través de personas que aprenden tanto individualmente como en grupo.
  • En equipos de trabajo, el diálogo es la herramienta para pensar juntos mejores ideas.
  • Hay que conocer los mecanismos de relación de cada persona del grupo para manejarlos y fomentar la inteligencia grupal.
Los equipos que aprenden obtienen
grandes resultados grupales e individuales
 
5. Generar el Pensamiento Sistémico

  • Para comprender el sistema, hay que contemplar el todo y no cada elemento individual.
  • No se debe pensar en cada problema y su solución, sino entender que la realidad está formada por sistemas globales.
  • Hay que olvidar las cadenas causa-efecto e identificar las interrelaciones; así, en lugar de ver los resultados de algo comprenderemos los procesos de cambio que se activan.
En una organización, no debemos ver las
cosas de manera aislada o separada
Fuente http://sharingideas-josecavd.blogspot.com.ar/2014/06/empresa-inteligente-la-quinta.html

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.