Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Empresas Familiares » Antes de entrar a la empresa familiar es importante trabajar algunos años fuera de ella

Antes de entrar a la empresa familiar es importante trabajar algunos años fuera de ella

Por María de los Ángeles Viguera

Aprender la disciplina del trabajo, conocer nuevas realidades y tener logros personales son algunos beneficios de trabajar los primeros años fuera del negocio de la familia.

Empieza marzo y muchos jóvenes que recién terminaron sus carreras deben empezar su vida laboral. Algunos postulan a los trabajos con que siempre han soñado, y otros deciden ingresar a la empresa de la familia. ¿Es bueno partir la carrera profesional trabajando con el papá o tío? ¿Qué aconsejan los expertos?

Según especialistas en el tema, lo mejor es que las nuevas generaciones de una familia empresaria trabajen entre dos y cinco años fuera de la empresa familiar. Eso les dará más experiencia, aprenderán la disciplina del trabajo, conocerán otras realidades y tendrán logros personales que los ayudarán a validarse dentro de la empresa controlada por sus parientes.

Según Jon Martínez, profesor titular de la cátedra de empresas de familia Jorge Yarur Banna de la Universidad de los Andes, “que un joven entre de inmediato al negocio familiar hace que él no desarrolle la disciplina del trabajo, rutina, respeto por las jerarquías y luego no sentirá esa autoestima que los pequeños logros dan, porque no siente que sean realmente suyos”.

Además, el especialista explica que el currículum vale menos y es cuestionado porque no ha sido validado por el mercado, “aunque la persona tenga una buena carrera de la mejor universidad, igual tiene una manchita, porque no pasó por ese test ciego donde no vale nombre sino el mérito. Eso, el día que quiera salir de la empresa familiar le va a pesar”, dice Martínez.

Andrés Vial, gerente general de la Asociación de Empresas Familiares (AEF), agrega que si las nuevas generaciones trabajan fuera antes de entrar al negocio familiar, “sentirán que se han ganado el puesto y no lo obtuvieron por ser el hijo de, traerán visiones nuevas que podrán compartir en la empresa, la experiencia adquirida fortalecerá su posición en la toma de decisiones validándose por sus méritos, entre otros”.

Otro escenario común es que los hijos no quieran formar parte del negocio de sus padres o abuelos. Para evitarlo, concuerdan los especialistas, es importante estar siempre motivándolos. “Lo ideal es comenzar a temprana edad llevándolos a la empresa, que conozcan a las personas que trabajan en ella, puedan realizar tareas menores según la edad que tengan y así se vayan involucrando emocionalmente con el negocio”, comenta Gonzalo Jiménez, académico y presidente de Proteus Management Consulting.

Lectura relacionada  Nepotismo en empresas familiares

Según Jon Martínez, también es importante relacionar la empresa con incentivos positivos y nunca caer en el error de castigar a un hijo con ir a trabajar ahí por un tiempo. “Además es fundamental que los hijos vean que el papá es feliz con lo que hace, que disfruta su trabajo y que la empresa tiene proyección”.

Otra opción para atraer a aquellos herederos rebeldes ante la opción de participar en la gestión del negocio es hacerlos parte del directorio. “Esto les permite poder realizar sus proyectos personales pero sin desvincularse totalmente del negocio familiar que algún día será suyo y les conviene conocer”, asegura Jiménez.

Los expertos concuerdan en que motivar a las nuevas generaciones para trabajar en la empresa familiar es importante, porque ello permite que el espíritu del fundador, sus valores y sello no se pierdan, pero si esas generaciones no tienen los conocimientos adecuados, pueden perjudicar a la compañía. Es por ello que recomiendan establecer un protocolo familiar donde, entre otras cosas, se regula la entrada a la compañía mediante ciertas restricciones. Las barreras más comunes son: tener estudios profesionales afines con el rubro de la empresa y haber trabajado algunos años fuera. Cuando se trata de participar en el directorio, muchas firmas exigen que los familiares cuenten con algún posgrado, ojalá en administración.

Fuente: http://www.economiaynegocios.cl/noticias/noticias.asp?id=106638

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.