Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Estrategia » Tsunami mental: Concentrando Energía

Tsunami mental: Concentrando Energía

Por Jorge González

Una de las principales dificultades que viven los emprendedores, especialmente cuando se encuentran frente a incipientes crisis de crecimiento, es el agotamiento mental. Este factor crítico suele comportarse letalmente como el gas: mata de a poco y sin avisar….Cuando te avivaste, te queda poca reacción…

Para enfrentar mejor este tipo de instancias, les dejo un concepto y su correspondiente bajada a tierra…

Crisis y exceso de estímulos

Usualmente el exceso de estímulos ocurre durante una crisis. Sin embargo se vive distinto esta invasión de información ya sea que la misma sea de crecimiento o de debilidad.

Nos estamos enfocando a las crisis de crecimiento, dado que la esencia emprendedora suele incluir un sentimiento instintivo de “poder con todo” que arrastra indudablemente hacia un terreno de saturación mental. Este sentimiento suele activar una conducta refleja que se traduce en sentir que se puede con todo.

Este es uno de los riesgos más importantes para un emprendedor ya que lo desliza a una zona en la que se pierde capacidad de concentración, decisión y ejecución dado que “el disco rígido está sobrecargado”.

En general el emprendedor suele registrar con demora estas señales y cuando toma conciencia, ya está sobrepasado.

La primera reacción del emprendedor frente a este registro es desarrollar conductas reactivas: el de querer retener la información, los temas a resolver, hacerse cargo de la toma de decisiones, etc…Sin embargo estas conductas no son la solución, ya que profundizan la dificultad.

Esta actitud reactiva produce una dilapidación de la escasa energía remanente y constituye una clara señal de pérdida del sentido estratégico y de lectura de la situación real.

Concepto Diferencial: Aprovechar la energía puesta

La actitud diferencial en estos casos, aquella que produce un cambio de rumbo, un quiebre…es aprovechar la energía de los estímulos a favor de uno mismo, en lugar de impactar contra ellos.

Como nos instruyen el Aikido y el Ju jitsu (dos enfoques filosóficos orientales muy antigüos y progresivamente vigentes), y que se grafican fácilmente gracias a la física, es mejor aprovechar la energía del oponente en beneficio propio.

Ejemplo: si quiero llegar hasta un lugar pero en el camino se interpone un adversario que me lo impide, tengo dos caminos. El normal en nuestra cultura occidental es arremeter contra el tipo e intentar pasarlo por arriba. Con el riesgo de que el otro nos pase por arriba a nosotros también…

Lectura relacionada  Cinco claves para pensar estratégicamente

La otra opción es avanzar y una vez que avanza el otro, correrse, dejarlo pasar y neutralizarlo en piso, y seguir hacia delante con el camino liberado. O simplemente dejarlo pasar y hacerlo víctima de su propio impulso y tener el camino liberado.

Esto en términos de física es simplemente utilizar la inercia opuesta en beneficio propio.

Funcionar de esta manera nos permite ahorrar energía y enfocarnos en el análisis de las variables que permiten la toma de decisión.

Tips para usar la inercia de los estímulos en beneficio propio

Como primera medida, parar dos minutos y leer el escenario. A partir de esta lectura estratégica, que representa el piso básico para operar distinto, avanzamos…

  • Tomar el cambio como normal y parte de la realidad.
  • Considerar que la realidad es cambiante y como tal lo es para todos, no sólo para nosotros.
  • Entender que para resolver algo, el conflicto, el choque es el último recurso.
  • Considerar la búsqueda de acuerdos como la forma natural de resolver dificultades.
  • Entender que si se reparten los perjuicios entre las partes que forman parte del conflicto, el perjuicio es menor para cada uno.
  • Entender que si se hace lo anterior, aumenta la probabilidad de que se genere una NUEVA RELACIÓN de acercamiento con jugadores que son percibidos sólo como opuestos.
  • Crear nuevas relaciones asociativas SIEMPRE SUMA BENEFICIOS.
  • Mostrarnos siempre es mejor que no hacerlo.
  • Cambiar el paradigma de enfrentamiento por el paradigma de asociación.

Algunos ejemplos:

  1. Ante un aumento de precios por parte de un proveedor, en lugar de discutir y decirle que nos parece injusto y que no podemos pagarlo, asociarlo a nuestro proyecto, mostrarle nuestra realidad e invitarlo a pensar juntos de qué manera se puede implementar el ajuste sin que el nuevo escenario sea perjudicial para ambos.
  2. Ante un ataque de la competencia, por más fuerte que este parezca, antes de contraatacar, analizemos bien el nuevo escenario que se crea. Siempre habrá un flanco que queda debilitado y que puede ser objeto de negociación o, en el peor de los casos, el foco de nuestro ataque….

Fuente: http://emprendedoresnews.com/tips/management/tsunami-mental-concentrando-energia.html

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.