Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Estrategia » Cómo aplicar las mejores estrategias de las grandes empresas. Parte 2

Cómo aplicar las mejores estrategias de las grandes empresas. Parte 2

ver parte 1

En la pasada entrega de esta serie ya vimos las estrategias empleadas por grandes compañías exitosas, como Apple o IBM (sí, a IBM se le oye poco, pero pasa desde hace años por momentos dulces en su cuenta de resultados).

Hoy vamos a ver dos ejemplos de éxito más: Microsoft y Toyota.

Porque han empleado estrategias que podemos aplicar nosotros también, aunque no tengamos el mismo tamaño en cuanto a presupuestos se refiere.

3. Las mejores estrategias de Microsoft

Microsoft hace muchas cosas bien a pesar de que injustamente a su logotipo se le dibujan cuernos y rabo como el del diablo. Si no fuera así, no estarían donde están.

¿Qué ha llevado a Microsoft hasta ahí? Entre otras, estas estrategias.

Juntarse con los grandes cuando eres pequeño (y tener más visión que estos)

Microsoft se empezó a gestar como el gigante que es hoy cuando, en cada ordenador IBM que se vendía, iba metido su sistema operativo MS-DOS.

Básicamente Bill Gates y compañía eran unos chavales con escasos recursos que pactaron con un gigante un negocio que les catapultó.

Gates no tenía ni siquiera el sistema operativo que había prometido cuando firmó el trato, pero adquirió uno y lo remodeló.

Sin embargo, no todo es oportunismo del momento. Bill Gates supo ver que el futuro era el software , mientras que los magnates de IBM creían que el negocio estaba en vender hardware, con sus monitores y sus torres.

Gates fue capaz de ver que, tuviera el logo de IBM en la carcasa o fuera un ordenador clónico creado por la más pequeña de las empresas, esa máquina necesitaría un software para funcionar y que no fuera el pisapapeles más caro de la historia.

Igualmente, Gates vio que la tendencia del mercado era la de querer un ordenador en cada casa, y vino el auge de los PC’s (clónicos sin marca), mientras Apple e IBM comenzaban a languidecer en su ceguera.

​Cómo aplicarlo

Durante bastantes años, mi mayor beneficio en Recursos para Pymes ha venido de mis negocios con ciertas empresas más grandes que yo, y a las que suministraba licencias de mis productos para sus clientes.

En su día hice rentable la iniciativa con un lanzamiento cada poco tiempo como hemos visto, pero luego profundicé en esa rentabilidad mediante alianzas y licencias de productos maduros y asentados. Me daba menos trabajo y más beneficios.

Lectura relacionada  Probabilidad de disrupción en la industria: 4 estados y 4 estrategias.

Si eres pequeño en un entorno duro, la moraleja es, júntate con los grandes (y ten un poco más de visión que ellos).

Escuchar

¿Escuchar y Microsoft en la misma frase? Pues sí.

Está claro que Windows Vista no fue un gran acierto, aunque no era ni de lejos el monstruo que muchos querían dibujar (Apple incluido).

Pero aunque no fuera tan malo, no puedes luchar contra una percepción lo bastante difundida.

Así que Microsoft escuchó lo que se decía de sus productos, tuvo la suficiente valentía como para tragarse el orgullo y el resultado fue Windows 7, donde hasta los más acérrimos críticos tuvieron que callarse.

De paso les sirvió para que marcas de ordenadores que estaban empezando a suministrar otros sistemas operativos (como era el caso de Asus) volvieran a sus brazos.

¿Resultado de escuchar y tragarse el orgullo?

Se vendían 7 copias de Windows 7 cada segundo. No está mal para quién algunos dan por muerta cada dos por tres…

Luego vino Windows 8, lastrados por la ceguera que ya vimos en la anterior entrega cuando se trataba de Apple, pero ese es otro tema.

Cómo aplicarlo

Todos cometemos errores, y de hecho es posible que nos veamos atrapados en una reacción desmedida por parte de los clientes ante algunos de esos errores, como le pasó a Windows con el Vista.

Pero a nuestro favor está el hecho de que las personas tenemos fuertemente enraizado el instinto de que nos vemos atraídos por quien nos escucha, demuestra humildad y se enmienda de sus errores.

Lo hemos visto aquí mismo, gestionar bien una queja puede ser una enorme oportunidad, no sólo de arreglar el problema, sino de sacar beneficio de paso.

«Cash is King» (el dinero en efectivo es el rey)

Hay cierta leyenda sobre Microsoft acerca de que tiene suficiente efectivo como para poder pasar un año entero sin un solo ingreso. Los mismos rumores corren sobre Nintendo.

Es un caso altamente improbable, y quizá no sea del todo cierto, pero seguramente algo similar sí parece que tienen.

Es como si se hubieran preparado para un escenario de guerra nuclear, como esos que construyen búnkeres bajo su casa por si ocurre el Apocalipsis.

Lectura relacionada  El liderazgo y la fijación de metas

Microsoft está preparada para aguantar lo peor de lo peor y tener un año para contraatacar, ya que la tesorería manda.

Si tienes dinero en efectivo, y las nóminas y proveedores se van a poder pagar, entonces tienes margen de maniobra.

Así podrás estrategizar y poner en marcha tu movimiento de avance, pudiendo dedicarte 100% a ello sin estar preocupado de si vas a poder hacer frente al recibo de la luz.

La tesorería es la sangre en las venas, la gasolina del motor, da tiempo, tranquilidad y posibilidad de moverse para donde sea necesario.

Pero coge a la mejor de las empresas y córtale el grifo del dinero en efectivo, y verás donde acaban todos esos ejecutivos estrella y todos esos productos fenomenales: atascados en la fábrica y sin llegar al cliente.

Microsoft lo sabe y está preparado para un holocausto. Si lo peor ocurre, podrá resistir y no se estará quieta, porque tiene un plan.

​Cómo aplicarlo

Da igual el tamaño que tengas, desde el microemprendedor solitario hasta la corporación más grande caen por igual cuando se acaba el dinero.

Por eso el tema monetario debe estar más que bien atado, los costes en orden para que no tengan esa tendencia a multiplicarse y adquirir vida propia, y los ingresos y beneficios deben estar perfectamente controlados.

En una palabra, presupuesto, y en dos: presupuesto y reservas.

Mientras tengamos un colchón, nos garantizamos dormir por las noches y luego levantarnos descansados para centrarnos en la batalla, no en apagar fuegos con proveedores y lidiar todo el día con empleados descontentos.

Si eso ocurre, le garantizo (porque lo he visto) que aunque sea un genio y tenga el mejor producto bajo el brazo, su tiempo se va a perder por entero en esas alambradas que no dejan hacer nada.

Pero no es otro todo lo que reluce, así que vamos a ver en qué tropezó Microsoft, porque es en lo mismo en lo que he visto a muchos emprendedores estos años…

Fuente: https://www.recursosparapymes.com/premium/aplicar-las-mejores-estrategias-las-grandes-empresas-parte-2/

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.