Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Calidad de Vida » Cuando asumimos que “la vida es así”

Cuando asumimos que “la vida es así”

Por Begoña Jimenez Sierra

Renunciar a uno mismo tiene consecuencias….inevitablemente es así. Siento ser yo la voz que te lo recuerde: si te rindes nunca te sentirás completo. No quiero venderte con estas palabras, el cuento ese de que nacemos incompletos y que no nos volvemos plenos hasta encontrar nuestra media naranja, para nada.Parece que se habla menos de que ya nacemos completos y que nadie en la vida merece cargar en las espaldas la responsabilidad de otro.

Nos enseñan que sólo hay una fórmula para ser feliz y es la misma para tod@s, así quien escapa de ella está condenado a la exclusión e infelicidad.Y si, podemos seguir esta filosofía tan extendida y no pensar más allá de lo que realmente necesitamos o no, o nos hace feliz o no.

Con el tiempo las personas al adaptarnos dejamos de tener inquietudes, de hacernos preguntas, de cuestionar el por qué o el para qué de aquello que nos ocupa. Nadamos con la corriente y no encontramos tanta resistencia sino más bien algo que nos empuja. La verdad todo parece más fácil, todo es más fácil con una vida adaptada.

Adaptada, si, adaptada a ese medio que nos ha tocado vivir ya sea en nuestro trabajo o en nuestra vida personal siendo uno más. Pero, aquí llega el pero….quien realmente somos nuca se olvida y esa figura constantemente querrá salir a la superficie.

Nuestro estado de ánimo, nuestra actitud, nuestras ganas, nuestras metas, nuestros sueños, nuestras relaciones entre muchas otras cosas tenderán a recordarnos quienes somos, cual es nuestra esencia, nuestra naturaleza, que nos mueve, que nos paraliza, que nos define ….. por ello vivir “una vida ajena”, siendo uno más nuca nos llenará.

Cuando asumimos que “la vida es así” nos estamos conformando a vivir con unos “mínimos”. Nos estamos conformando con ser la versión más pobre de nosotros mismos.

Te sorprenderá saber que el mundo está lleno de personas que terminaron asumiendo que lo normal es vivir cumpliendo estándares, normas y lo que se espera de ellos. Tratando de vivir de una manera que no es la suya, de estar plenos con los conceptos e idealidad de la felicidad de otr@s en sus entornos profesionales y personales.

El resultado de esta adaptación es sencilla resumirla, al fin y al cabo es pura física: dos personas pensando igual y actuando igual se anulan mutuamente.

Lectura relacionada  La creencia más “dañina” para tu desarrollo personal

Con el tiempo empezamos a elegir batallas, a buscar más paz que razón, a resistirnos menos porque como siempre pasa en la vida, nos cansamos y eso nos hace empezar a remar a favor de la corriente y no en contra.

El cansancio, la situación personal y/o profesional de cada uno, nos va como arrinconando y empezamos a vivir en un mundo más pequeño, empezamos a no mirar más allá de esos límites que ya nos hemos puesto nosotros y poco a poco dejamos de ver o preguntar sobre más allá. Últimamente te dirán que eso es ‘tu zona de confort’. La verdad que yo nunca he podido llamar a esta situación ‘confort’, y prefiero ser más realista y si llamarlo ‘zona de supervivencia’, ‘zona de adaptación’ o ‘mi pequeña jaula’ al fin y al cabo nos hemos impuestos muros nosotros mismos infranqueables y al dejar de mirar más allá, cada vez los hacemos más altos y la zona más pequeña.

Se que no es fácil, realmente hay pocas cosas fáciles en la vida, pero si es simple pensar de otra manera. Y de verdad no hay cosa más poderosa que eso de pensar de otra manera: en forma positiva y constructiva. Un cambio de pensamiento, te da otra actitud y con otra actitud aunque el mundo sea el mismo, lo verás y lo vivirás de otra manera.

Todos tenemos que romper con ideas y tendencias, y empezar a pensar que lo mínimo es esperar vivir con “máximos”, si máximos y ser la versión más completa de nosotros mismos. Tomar conciencia de qué nos hace únicos, qué diferentes, que cualidades nos destacan, cuáles son fortalezas, talentos y cuales debilidades que pueden cambiar, mejorar o fortalecerse e incluso mantenerse para tener nuestro equilibrio.

No se trata de cambiar el mundo porque el mundo que buscamos o nos gustaría tener es el mismo que el que ya tenemos, sino se trata de cambiar nuestra forma de vivir en el mismo. Este mundo está deseando encontrarnos y convertirse en un lugar abierto en el cual tod@s podamos vivir de forma propia, única y plena.

Fuente: https://www.linkedin.com/pulse/cuando-asumimos-que-la-vida-es-as%C3%AD-bego%C3%B1a-jimenez-sierra

 

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.