Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Marketing » 11 Lecciones acerca de cómo crear productos innovadores

11 Lecciones acerca de cómo crear productos innovadores

La “Innovación”, ese concepto que hoy día las empresas persiguen afanosamente con el objetivo de ponerse un paso delante de la competencia, pero que, al final, muy pocas logran alcanzar.

Ser innovador no es un tema de marketing, sino de estrategia. De nada sirve que en todos tus mensajes publicitarios incluyas la palabra “innovación” si tus acciones no están contribuyendo a la creación de valor en la vida de tus clientes.

A continuación, te compartimos once lecciones fundamentales a tener en cuenta a la hora de crear nuevos productos y servicios en tu empresa:

Cómo crear productos y servicios innovadores

Lección 1: Conoce y entiende a tus Clientes

Uno de los puntos que más le cuesta entender a los emprendedores, es que la innovación depende del contexto.

Desde su perspectiva más amplia, innovar es crear valor para el ser humano; por tanto, lo primero que debemos hacer es entender el contexto de las personas para las que vamos a crear valor.

La Colombiana Diana Sierra es la creadora de Be Girl, una marca que fabrica toallas higiénicas reutilizables. La sola idea de usar “toallas higiénicas reutilizables” puede no resultar muy atractiva para las personas que tienen la posibilidad de encontrar toallas higiénicas desechables en el supermercado más cercano, sin embargo, según investigaciones, el 40% de las niñas en el mundo no tienen acceso a productos sanitarios cuando menstrúan. Para ellas, este producto es algo que crea valor en el contexto en que se encuentran.

El concepto de valor es relativo y depende de muchos elementos. Asegúrate de que entiendes bien a las personas para las que quieres crear valor. Ponte en los zapatos de tu cliente.

Te recomendamos leer: 5 Herramientas para conocer y entender mejor a tus clientes

Lección 2: Soluciona Problemas Reales y Significativos

Otro gran error a la hora de innovar, es crear productos y servicios que el cliente no quiere ni necesita.

Una vez haces el trabajo de conocer y entender a tus clientes, podrás descubrir cuáles son sus miedos, necesidades, frustraciones y deseos más profundos. Asegúrate de que lo que estás ofreciendo, tiene un impacto real en la vida de tu cliente.

Recuerda que: “A los clientes les importan SUS problemas, no TU solución” -Dave McClure

Lección 3: No tienes que solucionar el problema por completo

Es común que los emprendedores se obsesionen con sus productos hasta el punto en que quieren que éstos sean “perfectos” antes de lanzarlos al mercado. Pero, como dice Mark Zuckerberg: “Hecho es mejor que perfecto”.

No me malinterpretes. No quiero decir que es mejor hacer las cosas a medias, sino que, cuando se innova, hay una palabra clave muy importante: ENFOQUE.

Generalmente, cuando los emprendedores están desarrollando nuevos productos, comienzan a añadir toda clase de funcionalidades y características que se les van ocurriendo en el proceso; lo que complica, encarece y retrasa la salida del producto al mercado.

Cuando estás empezando tienes que hacer una sola cosa y hacerla bien; mejor que nadie. Y, hacer que tus clientes te amen por ello.

¿Cómo lograrlo? La clave está en definir con precisión cuál es la parte del problema en que te quieres enfocar. Investiga con detalle el contexto del problema (causas, consecuencias, cifras, poblaciones a las que afecta, etc.) e identifica cuál es esa parte del problema en la que puedes crear valor y hacer la diferencia. Cuánto más especifico seas a la hora de definir el problema, más enfocada y valiosa será tu solución.

Para comprender mejor este punto, un buen ejemplo es “Un Litro de Luz”, una de las iniciativas de innovación social con mayor trascendencia a nivel global. Cuando el proyecto surgió, tenía como objetivo llevar iluminación autosontenible a comunidades pobres en Filipinas. Sin embargo, la solución tenía un inconveniente: dependía de los rayos del sol para poder iluminar los hogares de las comunidades, por tanto, sólo funcionaba durante el día. Si Illac Díaz, el emprendedor detrás de ésta iniciativa, hubiese pensado que debía solucionar el problema por completo desde el inició, probablemente su proyecto no hubiese logrado el impacto que hoy tiene. Lo más interesante es que, después de empezar como una solución simple y efectiva, el proyecto se fue desarrollando y hoy “Un Litro de Luz” ya se implementa con paneles solares y hasta Wifi, para iluminar también durante las noches y permitir a comunidades de bajos recursos acceder a Internet.

“La innovación no va ligada a la perfección. Innova y lanza, después tu entorno te ayudará a perfeccionar.” –Bernardo Hernandez, Google

Lección 4: La diferenciación por sí sola no es innovación

El hecho de que algo sea diferente, no necesariamente significa que sea innovador.

No basta con cambiarle la forma o el color a un producto. Recuerda que la clave para innovar está en la creación de valor, es decir, lo que hagas diferente debe agregar valor al producto o servicio en el que estás innovando.

“La prueba de una innovación no es su novedad, ni su contenido científico, ni el ingenio de la idea… es su éxito en el mercado”. –Peter Drucker

Lección 5: La innovación no está solamente en el producto

Para innovar no necesariamente tienes que crear nuevos productos y servicios desde cero. Existen diferentes maneras de crear valor en el mercado.

Según el Manual de Oslo, publicado por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), hay cuatro tipos de innovación que se pueden dar en una organización:

    • Innovación de producto: Aporta un bien o servicio nuevo, o significativamente mejorado, en cuanto a sus características técnicas o en cuanto a su uso u otras funcionalidades. La mejora se logra con conocimiento o tecnología, con mejoras en materiales, en componentes, o con informática integrada.
    • Innovación de proceso: Aplicado tanto a los sectores de producción como a los de distribución. Se logra mediante cambios significativos en las técnicas, los materiales y/o los programas informáticos empleados, que tengan por objeto la disminución de los costes unitarios de producción o distribución, mejorar la calidad, o la producción o distribución de productos nuevos o sensiblemente mejorados.
    • Innovación en Marketing: Consiste en utilizar un método de comercialización no utilizado antes en la empresa que puede consistir en cambios significativos en diseño, envasado, posicionamiento, promoción o tarificación, siempre con el objetivo de aumentar la ventas.
    • Innovación en organización: Cambios en las prácticas y procedimientos de la empresa, modificaciones en el lugar de trabajo, en las relaciones exteriores (como aplicación de decisiones estratégicas) con el propósito de mejorar los resultados mejorando la productividad o reduciendo los costes de transacción internos para los clientes y proveedores.

Una herramienta recomendada en este punto es el Business Model Generation Canvas, diseñada por Alexander Osterwalder para innovar en los diferentes elementos de un modelo de negocios: propuesta de valor, segmentos de clientes, canales, etc.

Lección 6: Aprovecha las herramientas y metodologías de innovación

Existen diferentes herramientas y metodologías de innovación estratégica que te serán de gran ayuda a la hora de validar tus ideas y desarrollar nuevos productos y servicios. Estas son algunas de ellas:

    • Validation Board: Es una herramienta que permite poner a prueba tus ideas de negocios a través de la validación de las hipótesis que la sustentan, y así determinar si son viables.
    • Value Proposition Canvas: Es una herramienta para construir productos y servicios que solucionen problemas reales del cliente.
    • Business Model Generation Canvas: A través de ésta herramienta puedes construir modelos de negocios innovadores.
    • Happy Startup Canvas: Es una adaptación del Business Model Generation Canvas, pero diseñada especialmente para crear modelos de negocios de emprendimiento social.
    • Mapa de empatía: Es una herramienta que nos ayuda a entender entender mejor a nuestro cliente a través de un conocimiento más profundo del mismo, su entorno y su visión única del mundo y de sus propias necesidades.
    • Design Thinking: Es un enfoque para la innovación centrado en las personas, que utiliza herramientas de diseño para integrar las necesidades de las personas, las posibilidades de la tecnología, y los requerimientos para el éxito del negocio.
    • Jobs to be done: Es una teoría, creada por Clayton Christensen, que se fundamenta en que los clientes quieren SOLUCIONES, no productos o servicios; es decir, cuando un cliente adquiere un producto o servicio, realmente tiene como objetivo realizar una o varias tareas o trabajos.
    • La Estrategia del Océano Azul: Es un enfoque que nos invita a encontrar nichos de mercado inexistentes o insatisfechos en la actualidad.
    • Lean Startup: Es una metodología, desarrollada por Erick Ries, que nos presenta un nuevo enfoque para construir productos y empresas, basándonos en la experimentación y en la interacción con el mercado, a través del circuito de feedback que consiste en: Crear-Medir-Aprender.
    • Customer Development: Es una metodología de validación de clientes que permite a los emprendedores desarrollar productos y crear empresas enfocándose en las necesidades reales del mercado.
    • Scrum: Es el método ágil de desarrollo de Software más utilizado del mundo.

Recuerda que el objetivo de éstas herramientas es facilitar el proceso, no complicarlo. No te obsesiones con seguirlas al pie de la letra; úsalas como referencia y apoyo, pero adáptalas a tu contexto.

Lección 7: Haz que tus clientes sean parte del proceso de innovación

Es importante que incluyas a tus clientes de manera activa en el proceso de innovación, así ellos te brindarán retroalimentación valiosa para mejorar las características y funcionalidades de los productos y servicios que estás creando.

Al interactuar con tus clientes, evita caer en el error de usar preguntas que puedan sesgar la información que te proporcionen. El objetivo de interactuar con los clientes no es que te den la razón, sino que puedas identificar insights, comportamientos, hábitos y datos clave para enfocar el desarrollo de tus productos y servicios.

Lección 8: Todo producto está siempre en fase de desarrollo

Tu producto jamás estará terminado. Sin importar cuán bueno sea tu producto, siempre podrá ser mejor y más eficiente. Debes estar preparado para reinventarlo una y otra vez; de lo contrario, tu competencia se encargará de hacer el trabajo por ti. Como dice Amancio Ortega: “El crecimiento constante es el mejor mecanismo de supervivencia”.

Asegúrate de estar a la vanguardia frente a las diferentes tendencias de negocios y adapta tus productos y servicios conforme a dichas tendencias.

“No os quedéis estancados. Todo, absolutamente todo, se puede mejorar. Nadie sabe en qué dirección, o en qué sentido, pero si continuas quejándote y conformándote, te será muy difícil ser innovador o creativo.” –Guy Kawasaki

Lección 9: La innovación es más persistencia que genialidad

No quiero restarle merito a la genialidad y capacidad creativa innata de muchas personas, pero la realidad es que todos tenemos una capacidad creativa enorme, sin embargo, muy pocas personas creen lo suficiente en sus ideas como para invertirles tiempo, recursos, esfuerzo y energía.

Grandes emprendedores de nuestra época, como Elon Musk, Steve Jobs, Bill Gates, etc. evidentemente han sido grandes visionarios, pero detrás de sus historias se esconden años de trabajo incansable y persistencia.

“La visión sin acción es un sueño. Acción sin visión es simplemente pasar el tiempo. Acción con visión es hacer una diferencia.” –Jack Welch

Lección 10: Las grandes innovaciones no surgen de buenas ideas, sino de grandes equipos

Personalmente opino que ésta es la más valiosa lección que puedes aprender acerca de cómo crear productos y servicios innovadores. Las ideas y productos cambian todo el tiempo y los momentos de incertidumbre siempre estarán presentes, por esto es importante construir equipos con personas apasionadas y comprometidas, dispuestas a luchar incansablemente hasta lograr desarrollar sus ideas.

La gran mayoría de emprendedores se obsesionan con encontrar una “gran idea”, creyendo erróneamente que si la encuentran tendrán el éxito asegurado. Preocúpate más por construir un gran equipo.

“La innovación no tiene nada que ver con cuantos dólares has invertido en I+D. Cuando Apple apareció con el Mac, Ibm gastaba al menos 100 veces más en I+D. No es un tema de cantidades, sino de la gente que posees, cómo les guías y cuánto obtienes.” –Steve Jobs

Lección 11: Aprende rápido de tus errores y cambia cuando sea necesario

Finalmente, cuando se innova se pueden cometer muchos errores en el proceso, lo que significa que debes estar preparado para aprender de cada error y continuar experimentando y validando hasta obtener productos que tengan un impacto real y significativo en la vida de tus clientes.

Fuente: http://www.negociosyemprendimiento.org/2017/12/crear-productos-innovadores.html

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a nuestro boletín y únete a nuestros suscriptores.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario. Además puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Suscribiendote a nuestro boletín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.