Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Trabajo en Equipo » 6 claves para conseguir un equipo de alto rendimiento

6 claves para conseguir un equipo de alto rendimiento

El rendimiento de un equipo será bueno si dicho equipo consigue los resultados para los que fue creado y diseñado. A grandes rasgos, hay 4 grandes variables que cualquier equipo ha de contemplar:

Objetivos que se quieren conseguir, las tareas que se tienen que llevar a cabo, las funciones que se tienen que realizar y los roles que hay que desempeñar.

Para que el equipo rinda tiene que haber una alineación total entre estas 4 variables. Estas variables están manejadas por personas, con lo cual, la actitud de las mismas hacia ellas será fundamental. Como todos sabemos, la relación entre personas no es fácil y no responde a criterios racionales. Entre otros aspectos también importantes (motivación, nivel de formación, etc.), depende mucho de la personalidad de cada una de ellas. Tener un buen clima está comprobado que impacta de forma positiva en los resultados.

Como las diferentes tareas, funciones y roles suelen requerir de personalidades también diferentes, es necesario en muchos casos tener a personas con distintas maneras de ver la vida y enfocar su trabajo. Si queremos que cada uno puede dar lo mejor de sí mismo, tenemos que estar dispuestos a exigir diferente a cada persona y a convivir con diferentes personalidades. Entramos entonces en fase de comparaciones y en muchas organizaciones se tiende a no querer comparar porque las diferencias no conviven muy bien entre ellas.

Si queremos sacar lo mejor de cada persona, tendremos que conseguir que cada uno se dedique a lo que mejor sabe hacer y así,  las posibles carencias de cada cual, estén contrarrestadas con las fortalezas de otro miembro del equipo. De esta manera el equipo se enriquecerá y los miembros se complementarán para funcionar correctamente, logrando entregar siempre los mejores resultados y cumpliendo de la mejor forma los objetivos previamente definidos.

Esta variedad hace que el equipo se pueda enriquecer y sea más poderoso. Eso sí, la persona que está al frente tiene que dedicar tiempo y esfuerzo a sus personas.  Jesús Maria Saló, Director de Page Executive y Page Consulting explicó a los participantes del programa Caixa IMPULSE organizado por La Fundación La Caixa y Caixa Capital Risc, los puntos imprescindibles para que un grupo integrado por diferentes personas, sea un equipo de alto rendimiento.

Para entornos técnicos en compañías pequeñas en los que no hay sistemas de gestión de personas excesivamente sofisticados, es muy útil apoyarse en los sistemas DISC (Dominance, Influence, Steadness, Compliance) que nos ayudan a definir a la perfección los distintos perfiles de personalidad en función de sus orientaciones laborales:

 

                                                                                                       

De la gestión de las 4 variables comentadas anteriormente, aparecen 6 grandes procesos que hay que tener controlados para el éxito de los equipos:

6 características de un equipo de alto rendimiento:

  1. Tener los objetivos definidos, consensuados y medidos: los miembros del equipo deben saber qué tareas les corresponden y cuáles son sus objetivos, de esta manera focalizarán tiempo y esfuerzo en conseguir el éxito y los resultados planteados. Es importante ir midiendo y analizando las actuaciones del grupo, para saber si las acciones que se están llevando a cabo y las decisiones que se toman son las correctas para alcanzar el objetivo.

2. Claridad en la definición de los roles: A pesar de que el trabajo sea en equipo, cada integrante debe asumir un rol específico dentro del conjunto. Todos los miembros deben tener claro el objetivo, de esta manera pueden trabajar en la misma dirección. Además la definición de roles frenará los roces entre los miembros.

3. Proceso bien definido: La claridad en el proceso hace que la gente sepa el camino para lograr el éxito, lo que implica rapidez en el aprendizaje y menor resistencia a los cambios. Una persona que conoce el proceso es una persona más productiva.

4. Buena comunicación y buen clima: Un intercambio de comunicación rápido y ágil facilita la toma de decisiones correctas. Esta comunicación es importante tanto entre trabajadores, con la dirección e incluso externamente. Hay que definir “cómo nos vamos a comunicar”.

5. Confianza y respeto: Los integrantes deben ayudarse y darse apoyo entre ellos. Es importante recompensar los avances, tanto individuales como grupales, expresando verbalmente la satisfacción del trabajo en equipo: “Estamos haciendo un excelente trabajo”; “Los resultados están siendo mejor de lo esperados”; “Sigamos trabajando en la misma dirección”.

6. Participación de todos: El alto rendimiento y productividad sólo se alcanza cuando el compromiso es individual pero los integrantes del equipo tienen una visión global. El sentimiento de pertenecer a un equipo, de ser valorado y de luchar conjuntamente por un objetivo, hacen que los trabajadores estén motivados, favorecerá que trabajen más contentos y, por lo tanto, de manera más eficiente.

Fuente: https://www.michaelpage.es/advice/empresas/desarrollo-profesional/6-claves-para-conseguir-un-equipo-de-alto-rendimiento

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a nuestro boletín y únete a nuestros suscriptores.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario. Además puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Suscribiendote a nuestro boletín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.