Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Management » CUANDO NO HAY NADIE A CARGO, LA ORGANIZACIÓN SIN RUMBO

CUANDO NO HAY NADIE A CARGO, LA ORGANIZACIÓN SIN RUMBO

En algunas empresas los líderes escogen una forma de liderazgo ausente que deja a los trabajadores en un mundo de incertidumbres acerca del rumbo del negocio.

En una especie de retiro espiritual parecen encontrarse algunos grupos de dirección de empresa. Se reúnen entre ellos, piden revisar documentos y documentar pero sólo para interactuar desde el poder y no permitir que las ideas, necesidades u oportunidades le lleguen. Solamente permiten y quieren escuchar lo que le hace sentido a sus ideas. Disentir no es posible pues no hay siquiera oportunidad para interactuar con estos los líderes de la empresa, no se crean espacios de comunicación y menos para compartir.

Todas estas condiciones que parecen sacadas de organizaciones de hace mucho tiempo atrás se mantienen hoy día en muchas empresas. Y su existencia tiene efectos nocivos sobre la gente y los procesos y resultado en la empresa, más de lo que muchos pueden pensar. Lo primero que hay que entender es que características muestran estas organizaciones:

  • Comunicación: Estas empresas evitan comunicar información de manera regular, cierto grado de secretismo hace que los datos importantes acerca de la marcha del negocio o propio de la toma de toma decisiones. Evitan el contacto entre distintos niveles y reciben información sólo de canales regulares de la empresa. Esa desconexión evita tanto la comunicación con los empleados como con clientes y consumidores. El lenguaje usado es formal y particularmente rebuscado con lo cual las personas al recibir los mensajes pueden rechazarlos por no comprenderlos o sentirlos impersonales o poco creíbles.
  • Organización y cambio: Se caracterizan por hacer pocos cambios en el tiempo, baja tasa de soluciones o rotación de personas. El lanzamiento de productos o innovación sobre procesos es lento. La jerarquía alta con grandes niveles de puestos y denominaciones crea una burocracia sólida capaz de responder a lo conocido efectivamente. Todo aquello que intenta ser mejorado o cambiado será rechazado y no entrará en el hacer de la empresa.
  • Liderazgo: Formal, basado en la posición. Clasista o de castas o grupos de interés.
  • Principal orientación: resultados a toda costa, las relaciones interpersonales o la construcción social es poco estimulada formalmente: Trabajo en silos, poca o ninguna cooperación o funcionamiento interdepartamental.
  • Oportunidades de crecimiento y desarrollo: Limitadas, por dos razones: Baja rotación de personal y por los aspectos clasistas que sólo permiten a los miembros de los grupos de interés el crecimiento a través de las redes políticas que estos arman.
  • Libertad para actuar: Los cargos son definidos en un conjunto rígido de normas y procedimientos definen lo que se puede hacer o no. Tiene esto al menos las siguientes consecuencias la primera es una cultura de “así siempre lo hacemos aquí” con la carga de conformismo que eso genera y la otra es la de los individuos frustrados al no poder innovar dentro de sus áreas de trabajo.

Puede una organización funcionar sin un liderazgo visible y a cargo de la situación:

Es poco probable que un barco o un avión haga su recorrido sin un capitán que lo guíe rumbo a su destino. Hace pocos días se experimentaba con un vehículo sin conductor, los primeros resultados no fueron del todo exitoso, sin embargo en algún momento futuro se logrará hacer que un vehículo sea conducido por un conjunto de referencias pre-programas que logran sus resultado de alcanzar una meta. Sin embargo debemos entender la empresa como un sistema social, eso tiene muchas implicaciones importantes entre las que podemos distinguir:

  • La suma de los intereses de sus miembros son dispersos y por lo tanto requieren cierto grado de alineación. A diferencia de un vehículo cuyo diseño es armónico en su proceso de construcción (todos sus componentes están diseñados para el fin último de la transportación) no es cierto que todos los miembros de una organización estén allí de manera natural o pre-diseñada respecto a los fines de ésta.
  • Se requiere un conjunto de acuerdos de amplio espectro para poder funcionar de manera armónica por períodos de tiempo no siempre fáciles de determinar y de alguna manera requieren ser restablecidos con cierta regularidad para poder mantenerse alineada.

Uno de los roles principales que los líderes deben asumir es precisamente alcanzar esos acuerdos de una masa de intereses diferentes que forman la organización. Cuando se habla de organizaciones sin liderazgo visible fundamentalmente hablamos de aquellas en las que evita la interacción entre los distintos niveles que la integran, los efectos visibles en la cultura y su acción se pueden describir como:

  • Poco interés en la construcción de nuevos futuros
  • Redes informales de información que suplen los vacíos de la organización
  • Baja credibilidad y conexión con los líderes
  • Poca o ninguna flexibilidad

Cuando los ambientes cambian, se exigen nuevas capacidades o se demandan respuestas rápidas estas empresas no están preparadas y sus posibilidades de éxito se ven limitadas cuando no imposibilitadas.

¿Cómo son estos líderes ausentes?

En general se identifican por su baja capacidad de empatizar en distintos niveles de la empresa. Son distantes y con estilo de mando autoritario. Las comunicaciones son de estilo complejo y sobre elaboradas. Los clientes, sus opiniones y necesidades aparecen subestimadas por lo que las palabras clientes-consumidores-usuarios tienen muy poco uso en el lenguaje común de la empresa. En la ejecución del trabajo pueden pedir detalles en exceso y retrasar la toma de decisiones bajo la convicción del que el tiempo juega a su favor. Baja delegación y un estricto control de documentos y niveles de aprobación hacen que la gente se paralice y aporte poco en la procura de mejoras.

Un estilo viejo de dirigir que sigue funcionando y que impide que la personas den lo mejor de si en el tan importante espacio que es el trabajo.

Fuente: http://www.lanuevarutadelempleo.com/Noticias/cuando-no-hay-nadie-cargo-la-organizacion-sin-rumbo

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a nuestro boletín y únete a nuestros suscriptores.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario. Además puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Suscribiendote a nuestro boletín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.