Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Calidad de Vida » Cuando no te reconoces, de lo mucho que has cambiado

Cuando no te reconoces, de lo mucho que has cambiado

Puede pasar que cambies mucho, muchísimo. Tanto, que mires a la persona que eras años atrás y no te reconozcas.

¿Así era yo? ¿En serio?

No te reconoces. Es natural. Algunos cambios son sorprendentes.

Los cambios físicos son los más obvios. Y, que quieras que no, todos los cambios terminan notándose por fuera.

Hay cambios que no controlas (o no del todo). El simple paso del tiempo va notándose en el cuerpo.

Pero otros sí los controlas. Y yo voy a fijarme aquí en los positivos, que es más motivador.

Tu vida puede dar un vuelco total

Un vuelco para bien. Y no es nada insólito. Pasa continuamente.

Mientras estás vivo, existe la posibilidad de cambiar dando un giro impresionante.

Fíjate en esos que fumaban como carreteros. Me viene a la mente Allen Carr como ejemplo. Y se transformaron en todo lo contrario: en apóstoles antitabaquismo.

Mira a gente que pesaba como tres personas juntas. Algunas se hicieron esbeltas o moldearon un cuerpo bonito.

Gente que estaba en bancarrota o con muchas deudas. Lograron salir de la crisis, al punto de llegar a la independencia financiera incluso.

Para ese último ejemplo, tengo en mente a Trent Hamn, fundador de The Simple Dollar. Ahora ha cambiado el blog. Pero antes era la historia de una persona en evolución: de la crisis a la libertad.

Él no lo sabe, pero le debo mucho. Entre algunas cosas, mi hábito de escribir a diario.

Mi propia vida sigue cambiando, al punto de mirar atrás y que me cueste reconocer a la persona que era.

El vuelco es posible, también para ti

Te lo digo por si estás desmotivado, apagado, confundido… O por si piensas que lo que vives o quien eres permanecerán imperturbables.

No será así.

Lo que vives cambiará. Y algunos grandes cambios, muy buenos, puedes maniobrarlos tú. Es totalmente posible, totalmente realista.

Qué te digo… Tal vez, un día te mires al espejo a las 6 de la mañana, como si fuera algo natural y cotidiano, y pienses durante un instante en aquellos años en los que dormías como un lirón y te era imposible madrugar.

La gracia es que pequeños hábitos, como el de levantarte un poquitín antes o empezar a dedicar unos minutos a una afición, pueden derivar en cambios enormes. Cambios que no te creas ni tú mismo.

Lectura relacionada  Tratar de cambiar la opinión de alguien no tiene sentido, haz esto en su lugar

Atrévete a comprobarlo. Ojalá que lo hagas con ilusión.

Mientras vivas, habrá sorpresas. Muchas serán agradables y vendrán de ti.

Fuente: https://tusbuenosmomentos.com/no-te-reconoces

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Comentarios (2)

  1. Alexka dice:

    Excelente blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.