Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Calidad de Vida » Como superar el miedo

Como superar el miedo

Por Esmeralda Salinas Rodríguez 

Habitualmente no es agradable sentir ciertas emociones como el miedo.  

El miedo es una señal de alarma básica que, cuando el saludable y funcional, nos anima a desplegar todos nuestros recursos para superar un desafío. Sin embargo, un exceso de miedo irracional a veces puede llegar a paralizarnos. Aceptar su presencia, contrastarlo y afrontarlo es la manera de convertirlo en un gran aliado y evitar que nos llegue a colapsar. Estas son algunas ideas básicas que podemos tener en cuenta a la hora de gestionar nuestros miedos:

1 Asume que el miedo está ahí. El miedo es una de las cuatro emociones básicas que nos acompañan a lo largo de la vida, junto a la rabia, la tristeza y la alegría, y tiene la función de protegernos ante los peligros que pueden sucedernos. Reconoce que lo estás sintiendo y que puede tener su función positiva: sentir miedo es algo natural y, si esa emoción ha surgido en ti, seguramente tiene que existir un motivo para que se haya dado. ¿Podrías identificar para qué te está sirviendo? ¿De qué forma el miedo te está ayudando? ¿Qué función está cumpliendo dentro de tu ser? Buscar información sobre la función positiva del miedo te ayudará.

2 Distingue qué tipo de miedo es. Debemos tener en cuenta que existe un miedo primario y otro que se deriva de la fantasía y del excesivo razonamiento catastrófico. ¿En qué se distinguen? El primario lo desencadena un estímulo externo amenazante que puede llegar a atentar contra la vida; mientras que el otro está provocado por nuestros pensamientos anticipatorios. El primero es un miedo que nos protege; el segundo, un miedo que simplemente nos paraliza y nos impide actuar. Este es el miedo que hay que vencer. A veces también podemos confundir el miedo con ansiedad y no toda la ansiedad es miedo. La ansiedad puede ser la expresión de otras emociones silenciadas y afecta de forma más general en el cuerpo.

3 Acepta que no se puede controlar todo: ¿Cuántas veces te has colapsado? ¿Eso te ha impedido hacer lo que querías hacer? ¿Cuántas veces has evitado hacer cosas que te apetecía hacer? Muchas veces creemos que nuestra mente es muy potente y que es capaz de preveer todo lo que va a ocurrir y todo lo que nos pasa en el presente así como en el futuro. Vivimos en la falacia de que podemos controlarlo todo y, a la vez, estamos convencidos de que somos responsables de todo lo que nos ocurre. Es fácil que por este motivo nos asalte el pánico por miedo a equivocarnos o a no estar a la altura. Sin embargo, tenemos que tener presente que hay muchas situaciones que escapan a nuestro control y no podemos exigirnos tenerlo todo bajo nuestra supervisión, ya que es imposible.

4 Céntrate en tu peor fantasía: Para los miedosos, Séneca proponía la técnica de la “premeditación de todos los males”. Es una técnica frecuentemente utilizada en terapia psicológica y que consiste en escribir sistemáticamente durante media hora al día todos los pensamientos catastróficos sobre lo malo que te puede llegar a ocurrir si ese miedo se hiciera realidad. Practícalo y verás cómo es una técnica muy curativa.

5 Admite que no tienes el control. Todos tenemos que asumir que la vida tiene un cierto grado de incertidumbre. Es importante que te des cuenta de que en tu interior hay mecanismos que se activan inconscientemente y que túno los controlas. Si tienes ataques de pánico, aparecen sin que tú lo decidas. Existe algo más grande que tú y muchas de las cosas suceden sin que la persona ni la humanidad tenga ningún control sobre ellas. Recuerda que todos hemos pasado por este tipo de situaciones más de una vez y que, cuando conseguimos ver las cosas con cierta distancia, podemos empezar a vencer el miedo.

6 Trata de no depender de tu entorno. Cada vez que alguien te ayuda a hacer algo porque tienes miedo, tu capacidad de enfrentarte a estas situaciones por ti mismo disminuye. Reconoce tu miedo, permite que se manifieste e irá desapareciendo, como lo hacen el resto de emociones primarias cuando encuentran un espacio para ser expresadas. Séneca nos recuerda que “no dejamos de afrontar las adversidades porque sean difíciles, sino que son difíciles porque no las afrontamos”.

7 Evita evitar y confronta tus miedos. La imaginación es peor que la realidad, así que procura relativizar tus temores. Hay un dicho popular que reza “Situación evitada, miedo agrandado”, tenlo muy presente. Nuestra cultura también colabora en que nuestros miedos cada vez sean mayores, ya que está basada en el miedo como forma de control de las personas. Las noticias que nos llegan, las películas que vemos… Todo constituye una gran fuente de miedo. Vivimos en un mundo que propicia que desconfiemos de los demás: te pueden matar, robar, engañar …

8 Amplia más tu percepción. El miedo reduce tu visión de la realidad. Intenta ampliarla fijándote en cómo actúan y viven las personas que están a tu alrededor o las que más admiras: ¿Tienen miedo? ¿Tienen problemas? ¿Qué hacen ante las situaciones complicadas y adversas? ¿Cómo las resuelven? Mantén una actitud curiosa hacia los demás e interésate por cómo son y cómo reaccionan.

Recuerda: el miedo es sólo miedo. No es una amenaza de muerte, ni mucho menos. Con el paso del tiempo te das cuenta de que no pasa nada y que uno no se muere de un ataque de pánico. También notarás que mientras estás sufriendo un ataque de pánico no sucede nada afuera. Cuando puedas aceptar esta realidad, habrás vencido al miedo y podrás ponerlo a tu lado diferenciándote de él y serás capaz de estar con él, ver cómo es… Y no dejar de hacer nada por su causa.

Fuente: https://leocadiomartin.com/2019/07/17/como-superar-el-miedo/

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a nuestro boletín y únete a nuestros suscriptores.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario. Además puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Suscribiendote a nuestro boletín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.