Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Management » Pilotos de tormenta: cómo gestionar una Pyme en medio de turbulencias

Pilotos de tormenta: cómo gestionar una Pyme en medio de turbulencias

Cómo recortar gastos, cuál es la forma de proceder y qué hacer con el personal: la visión de especialistas y consultoras sobre cómo administrar cuando el tiempo apremia y los recursos escasean.

Hay un refrán en el universo Pyme que dice que “nadie sabe qué tan buen gerente es mientras todo le venga en gana”. En otras palabras, los momentos negativos del ciclo económico son los que ponen a prueba a los dueños y directores de cualquier compañía. Entre las pequeñas y medianas, el desafío es doble, porque suelen tener menos reservas de capital. Sin embargo, la capacidad de adaptación a los cambios les permite ser maleables a tiempos de ‘vacas flacas’.

A continuación, la voz de especialistas sobre cómo pilotear tu empresa en tiempos de turbulencia.

1) Explorar líneas de crédito adicionales

En tiempos complejos, de recesión y alta inflación, la primera víctima es el capital de trabajo. Los clientes extienden los plazos de pago y los proveedores recortan las cuentas corrientes. Por eso, explorar líneas de crédito adicionales a la estrictamente bancaria es una buena opción para ganar tiempo. Una de ellas son las tarjetas de crédito corporativas. Estas permiten cancelar obligaciones en el mercado local e internacional y, en la práctica, es muy rentable, ya que, por ejemplo, las tarjetas corporativa de American Express, aportan hasta 59 días de financiamiento sin ningún costo.

2) No olvidar el capital humano

Uno de los aspectos que Raphael Salazar, socio de PME Consultores, destaca como vital es el hecho de reforzar el trabajo en equipo. Dice que hay que prestar importancia en fidelizar y motivar a los empleados: “El responsable de los equipos no debe creer que sus colaboradores ya están fidelizados. Por eso siempre es esencial motivar y apostar a la comunicación para evitar frustraciones y conflictos. Caso contrario, los empleados podrían encontrar beneficios fuera de la empresa y renunciar, lo cual implicaría una potencial baja de la productividad”.

Por otro lado, Salazar hace hincapié en mantener la productividad y aconseja “brindar capacitación a los empleados y evitar sobrecargarlos de trabajo, ya que podría tener un efecto contrario al buscado”. Además, agrega que el estrés nunca debe afectar la calidad del servicio.

“Como gerente, brindar al equipo las herramientas que necesiten para tomar decisiones y desarrollar nuevos proyectos puede ser la salida de la crisis. Esto podría motivarlos a involucrarse mucho más, representaría una gran consideración y un gesto que, seguramente, será muy apreciado”, desarrolla.

Lectura relacionada  Pymes: el efecto pigmalión

3) Costos y distribución de recursos

Alejandro Oliverio, socio de BP Solutions S.A, recomienda hacer foco en las áreas de negocio que generen mayor rentabilidad y reubicar los recursos hacia ellas.  Para poder gestionar –explica el especialista- hay que conocer. Por eso, asegura que contar con un tablero de control puede resultar muy útil.

“En muchas empresas, por ejemplo, los costos indirectos son calculados en general y no asignados específicamente. Esto genera que ciertas líneas de negocios rentables ‘encubran’ a otras no rentables y se malgasten recursos”, ejemplifica Oliverio. De todas formas, está convencido de que no hay una receta para esto.

Por su parte, Raphael Salazar expresa que hay gastos que deben reducirse. Como prioridad –considera- hay que cortar los gastos variables como salidas, invitaciones y regalos. “Hay que eliminar los gastos innecesarios, aquellos que su empresa puede reducir para mantenerse a flote. Un manejo eficiente de sus instalaciones puede ayudarlo mucho, tal como el uso de la luz o el aire acondicionado”, resalta.

4) Planeamiento, control y análisis       

Durante momentos de crisis, resulta fundamental realizar trabajos de planeamiento, control y análisis exhaustivos. Así lo recomienda PwC, sugiriendo que, como primera medida, la compañía se focalice en comprender cuál será el alcance de la crisis en el negocio. En otras palabras, cómo la misma impactará en la empresa, cómo influirá en los clientes y proveedores.

En segunda instancia, desde la consultora ponderan el hecho de identificar productos y clientes rentables. De esta manera, se podrá destinar más tiempo y recursos de forma más efectiva y productiva. Paralelamente, aconsejan un control de los costos y establece: “La forma más rápida de reducir costos es congelar el reclutamiento del personal y someter a riguroso escrutinio las contrataciones necesarias. El siguiente objetivo deben ser los gastos discrecionales”.

Además, desde PwC recomiendan “una revisión constante de los indicadores clave del negocio y las proyecciones” ya que explican que, cuando se atraviesa una coyuntura crítica, la presupuestación y las proyecciones son pilares elementales de un buen planeamiento. Por consiguiente –y siguiendo la misma línea- hacen énfasis en una administración adecuada desde el punto de vista financiero.

“La administración inadecuada del financiamiento puede significar que los préstamos sean innecesariamente costosos o que su negocio tenga escasa flexibilidad cuando los flujos de liquidez son apretados”, desarrolla el informe elaborado por la compañía.

Lectura relacionada  Gestión financiera: 7 puntos para evaluar

Fuente: https://www.amexcorporate.com.ar/multitaskers/nota.php?id=1006&cat=7

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.