Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Estrategia » Claves para la Planificación Estratégica

Claves para la Planificación Estratégica

El proceso clásico de planificación estratégica es útil para lo ya establecido; pero, en las primeras etapas de desarrollo, y si se pretende lograr una expansión rápida, el procedimiento es diferente.

La planificación estratégica se usa desde hace muchos años, y centenares de libros explican cómo respalda las operaciones comerciales convencionales. Pero no recibieron la misma atención las actividades específicas para desarrollar nuevos negocios con perspectivas de crecimiento, en ese caso es necesario replantear el proceso de planificación.

Para empezar, vale la pena tener en cuenta que los potenciales problemas surgirán desde tres áreas:

– De la estructura de la organización, en primer lugar, porque el proceso de planeamiento estratégico se desarrolla en el marco de una división de tareas clara Los gerentes por creerse expertos en un área determinada, y debido a la falta de una cultura de equipo, muchas veces eligen los caminos tradicionales y rechazan las nuevas ideas.

– La segunda fuente de dificultades son los procesos de planeamiento en sí mismos, habida cuenta de que el tamaño y la importancia de los negocios establecidos juegan en contra de un proyecto innovador. Es común, por lo tanto, que un punto de vista convencional, focalizado en la participación del mercado y la fortaleza competitiva, sofoque la creatividad que exige un nuevo negocio.

– En tercer lugar, la falta de apoyo y atención desde el top management que un emprendimiento de este tipo requiere. Sus integrantes entran concentrados en la marcha de las actividades habituales.

Para encarar un planeamiento estratégico que sustente el crecimiento de nuevos negocios, las empresas deben plantearse dos preguntas: ¿vemos las oportunidades que no son obvias para otros? ¿Tenemos las competencias necesarias para aprovecharlas? A fin de responderlas hay que considerar cuatro escenarios de negocios, cada uno de los cuáles exigirá un modelo de planificación específico:

– Pionero

Se advierten potenciales oportunidades de negocios, pero los recursos y las capacidades para aprovecharlas aún no están disponibles. Por lo tanto, hay que experimentar. Tener una actitud abierta, estar dispuesto a tomar riesgos, e interactuar con los clientes y proveedores. El equipo de management debe complementar sus fortalezas y habilidades. Las sesiones de brainstorming productivas darán a luz productos pioneros.

– De expansión rápida

La oportunidad comienza a tomar color. Hay que actuar rápidamente, a fin de apoderarse del mercado antes que la competencia. El modelo debe focalizarse en la urgencia. Para este tipo de planificación, el mejor equipo será el que reúna a varios especialistas, capaces de entender la naturaleza temporaria del proyecto.

– Dominante

Los competidores ya han detectado la oportunidad en el mercado, y tratarán de desarrollar estrategias alternativas. En consecuencia, es necesario defender la posición alcanzada, y puede ser adecuado emplear el planeamiento competitivo clásico. Los objetivos son dos: lograr que “lo bueno sea mejor”, y satisfacer las necesidades del mercado a través de procesos de innovación y desarrollo. Quiénes están a cargo del proyecto, tienen que concentrarse en el costo y la calidad.

– De reorientación del negocio

Cuando se pierde el foco – porque la tecnología, los clientes, los productos o los recursos no son suficientes para mantener el dominio -, hay que aplicar procesos de reconfiguración, reingeniería o reestructuración. Si no quedará otra opción que la de reorientarse, lo recomendable es complementar la estrategia con el desarrollo de nuevos negocios, aplicando la metodología para escenarios pioneros o de rápida expansión.

En síntesis, un planeamiento unidimensional tiende a solidificar las actividades establecidas y a restarles énfasis a las innovadoras. En cambio, un planteamiento multifocal sustenta negocios pioneros y de rápida expansión. Una vez que la oportunidad está identificada y examinada, hay que modificar y realinear continuamente la fuerza de trabajo y sus tareas. Por ese camino se llega al crecimiento.

Fuente http://altadireccion.com.ar/claves-para-la-planificacion-estrategica

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a nuestro boletín y únete a nuestros suscriptores.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario. Además puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Suscribiendote a nuestro boletín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.