Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Management » 7 FORMAS DE PREPARARSE LOS LÍDERES PARA LA ÉPOCA POST-PANDEMIA

7 FORMAS DE PREPARARSE LOS LÍDERES PARA LA ÉPOCA POST-PANDEMIA

Manfred F. R.Kets de Vries, en Insead Knowledge del pasado 8 de junio plantea que vivimos en tiempos llenos de contradicciones y que las organizaciones reaccionan de formas muy diferentes ante situaciones como la pandemia actual.

El autor propone que para tener una posición de fuerza cuando las condiciones económicas mejoren los líderes de las organizaciones deben seguir una serie de pasos. Son los siguientes:

1.- Construir escenarios. Con tantos factores desconocidos en juego los líderes de  las compañías deben plantearse distintos escenarios.  Al menos deben definir tres casos, del peor al mejor. Valorando los efectos de dichos escenarios en su organización y en las rivales les servirá para identificar las vulnerabilidades y las áreas que requieren una acción inmediata. Además les puede resultar de utilidad para comunicar a todos sus profesionales la justificación y motivación que están detrás de las medidas que se tienen que tomar como respuesta a la crisis.

2.- Considerar venta de activos y adquisiciones. Liberarse de líneas de  negocio que no son fundamentales puede permitir que la organización se centre en aquello que hace mejor. Las adquisiciones durante una recesión también pueden generar gran valor al ser los costes mucho más bajos. No hacer nada y esperar puede comprometer la capacidad de una compañía de capitalizar oportunidades cuando la situación económica mejore.

3.- Enfatizar el significado y propósito de la organización. En tiempos difíciles los líderes deben ofrecer a sus profesionales un sentido de lo que hacen. Parte del proceso consiste en recordarles cuál es la visión y lo que quiere obtener a través de ella. A través de sus acciones deben demostrar  que se preocupan y que todos tienen que unirse en estas situaciones.

Las épocas de reveses económicos son periodos críticos para que se revise y refuerce la cultura de una compañía, por lo que se deben resaltar los valores centrales y los comportamientos que los profesionales deben incorporar cuando toman decisiones claves, especialmente al contratar, desarrollar, promocionar y despedir.

Una estrategia recomendable para incrementar la moral de los profesionales consiste en pedir su colaboración para cambiar aquello que pueda ser necesario, ya que les resulta motivador el sentir que tienen el poder de marcar una diferencia, al tener la posibilidad de sugerir sus ideas para que la organización esté mejor preparada para el futuro.

4.- Adoptar una actitud cauta en relación con los reajustes de plantilla. Hasta en situaciones complicadas no es aconsejable prescindir de los profesionales. Si es posible es mejor buscar métodos ingeniosos para evitarlo y si es inevitable la reducción de personal debe hacerse de una forma que respeta la dignidad de las personas. Si no se hace así puede surgir el “síndrome del superviviente” en los profesionales que permanecen. Éste se caracteriza por el miedo, la ira y la falta de lealtad y compromiso ante las injusticias percibidas y a la más mínima oportunidad los profesionales con un potencial más alto abandonarán la empresa.

5.- No descuidar la formación y el desarrollo. Las organizaciones resilientes no abandonan la formación y el desarrollo en épocas de crisis. Se enfrentan a la situación considerándola como una oportunidad para incrementar las competencias y preservar  la moral. Con la formación y el entrenamiento adecuado los profesionales podrán entender los cambios que se tienen que producir y  qué nuevas tecnologías van a ser necesarias para incrementar la eficiencia, reducir costes y hacer que la empresa sea más competitiva. Los programas de desarrollo con frecuencia ayudan a que emerjan las mejores ideas y los proyectos más innovadores.

6.- Comunicar, comunicar, comunicar. Es una práctica necesaria en todas las épocas, pero durante las crisis gestionar los rumores es la clave, teniendo siempre cuidado los líderes en transmitir aquello que se puede decir, pero en caso de duda siempre es mejor pecar por el lado de la transparencia.

En una crisis el líder no puede encerrarse en su despacho, debe optar por una comunicación abierta, consistente y honesta si quiere generar confianza. Debe, también, considerar las emociones y sentimientos de sus profesionales y mostrar empatía y apreciación hacia los profesionales que desean asumir nuevas responsabilidades en los tiempos difíciles.

7.- Evitar adoptar una visión de túnel. Esta es una respuesta natural en tiempos de crisis pero es especialmente ante estas situaciones cuando los líderes deben cuestionarse sus hábitos y mostrarse curiosos ante las nuevas oportunidades que pueden surgir. Las organizaciones que son capaces de responder proactivamente mientras otras se limitan a reaccionar son las que podrán capear el temporal.

Los buenos líderes se aseguran de que sus organizaciones salgan de las crisis con nuevas energías y preparadas para el futuro. Encuentran el coraje y la convicción para abordar los cambios fundamentales necesarios para sobrevivir en situaciones dramáticas y son conscientes de que la cultura y la gestión del talento son más necesarias que nunca.

Fuente http://clavesliderazgoresponsable.blogspot.com/2020/06/7-formas-de-prepararse-los-lideres-para.html

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a nuestro boletín y únete a nuestros suscriptores.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario. Además puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Suscribiendote a nuestro boletín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.