Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Emprendedores » Lo bueno y lo malo del Lean Startup

Lo bueno y lo malo del Lean Startup

por Ethan Mollick –  HBR

Cuando alguien descubre que soy un profesor de emprendimiento, tienden a pedirme que escuche su startup pitch  o me miran con curiosidad y dicen: “Pero pensé que el emprendimiento se trataba de improvisación. ¿Cómo puedes enseñar emprendimiento?”

Como resultado, he escuchado muchos startups pitch pero también pensé en cómo responder la pregunta más importante: ¿qué podemos enseñarles  a los fundadores para que sus startups tengan más éxito? Afortunadamente, la última década me ha dado muchas lecciones valiosas que puedo compartir, y estas lecciones provienen de dos fuentes diferentes.

El primero fue el surgimiento del Método Lean Startup, iniciado por Steve Blank y Eric Ries.

En resumen, el Método Lean Startup propuso que la clave para un inicio exitoso era estar sesgado hacia la acción.

Los fundadores deben comenzar entendiendo los supuestos detrás de su negocio utilizando un lienzo de modelo de negocio, que requiere que los fundadores llenen nueve casillas que cubran temas como «Propuestas de valor» y «Segmentos de clientes».

Los fundadores convierten las preguntas clave que tienen sobre su negocio en hipótesis comprobables. y luego construyen productos mínimos viables rápidos y baratos para probar estas hipótesis. Si las pruebas muestran que son correctas, ¡genial! Pero si no, deberían pivotar y cambiar de dirección, modificando el producto que están vendiendo o el mercado al que se están acercando, en función de los comentarios de sus MVP.

Continúan explorando combinaciones de producto y mercado hasta que logran un ajuste de mercado de producto con una demanda demostrada de su producto.

El enfoque Lean Startup fue un éxito instantáneo en Silicon Valley, ya que las nuevas empresas adoptaron este nuevo espíritu experimental. El método también resultó ser relativamente fácil de enseñar, por lo que se convirtió en un pilar de las aceleradoras de startups y las clases de emprendimiento en todas partes.

Pero Lean Startup no fue el único gran cambio en la estrategia de inicio de los últimos diez años, ya que se estaba produciendo otra revolución más silenciosa.

Los académicos, con acceso a mejores datos, técnicas de análisis más sofisticadas y nuevos enfoques, han comenzado a descifrar el código del éxito de las startups. Lo que una vez fue la sabiduría convencional ahora se está probando. (¿Las startups siempre deben tener cofundadores? ¿Los jóvenes son mejores fundadores?) Y hemos comenzado a aprender algunas cosas valiosas sobre el Método Lean Startup.

Lectura relacionada  Los puntos débiles de los emprendedores en España

Primero, ¡las buenas noticias!

La evidencia sugiere fuertemente que las startups deberían involucrarse en la experimentación a lo largo de las líneas pioneras del Método Lean Startup.

Un grupo de académicos italianos realizó un experimento controlado aleatorio estándar de oro en 116 nuevas empresas. A la mitad de ellos se les enseñó cómo hacer experimentos rigurosos sobre sus ideas de inicio, generando hipótesis y probándolas sistemáticamente.

A los demás se les enseñó a hacer experimentos, pero no se les mostró cómo usar el método científico de generación de hipótesis. A los grupos que actuaron como científicos les fue mucho mejor: pivotaron más, evitaron problemas y finalmente generaron mayores ingresos que el grupo de control. La experimentación rigurosa es claramente importante para el éxito de la startup.

La otra cara de la moneda

Sin embargo, otro trabajo ha demostrado que hay aspectos del Método Lean Startup que en realidad pueden ser dañinos. En un nuevo documento, un grupo de destacados académicos de emprendimiento identificó dos problemas principales con el enfoque:

1. Lean Startups lo empuja a «salir de la oficina» y hablar con los clientes lo más rápido posible. Pero, en palabras de Steve Jobs: «No es el trabajo del cliente saber lo que quieren».

El enfoque en obtener comentarios rápidos de los clientes sobre los Productos Mínimos Viables hace que las startups sean propensas a apuntar a mejoras incrementales, enfocándose en lo que los clientes quieren hoy, en lugar de tratar de mirar hacia el futuro.

Además, una gran cantidad de investigación, como la realizada por Clay Christensen sobre innovación disruptiva, muestra que la novedad a menudo no le gusta a los clientes. Buscar la validación externa de los primeros clientes puede ser aún más difícil si tiene una idea innovadora que si tiene un producto incremental, pero fácil de explicar.

2. Este problema se agrava con el lienzo del modelo de negocio. Si bien las preguntas que hace Canvas son útiles, ¡debe saber quiénes son sus clientes! – no pregunta la más importante: «¿cuál es su hipótesis sobre el mundo basada en su conocimiento y creencias únicos?»

Completar los nueve cuadros del lienzo en su lugar lo enfoca en cómo se ve su startup al final del proceso, cuando tiene relaciones elaboradas de canal y proveedor, etc., pero no hay una hoja de ruta para llegar a ese estado final en el método Lean Startup.

Lectura relacionada  Modelo de negocio: definición y ejemplos

Además, los elementos comerciales detallados del lienzo ocultan las ideas reales que hacen que su idea sea especial. Eche un vistazo, por ejemplo, a los muchos ejemplos de Lienzos completados para LinkedIn, y puede ver cómo ninguno de ellos muestra las ideas especiales sobre redes y currículums que hicieron que la empresa fuera un éxito.

Para generar su teoría sobre por qué su startups es especial, debe volver al método científico. Comience observando el mundo y use sus observaciones para generar la teoría sobre cómo puede cambiar el mundo con su idea de startup.

Entonces, ¿cómo mantenemos los aspectos buenos de Lean Startup sin aferrarnos a los malos? Un artículo de HBR, del año pasado, ofrece un camino.

Joshua Gans, Erin L. Scott y Scott Stern se basan en la investigación sobre estrategia corporativa y sugieren un enfoque nuevo y más efectivo para la experimentación de nuevas empresas.

Ofrecen un enfoque que comienza con una estrategia (una teoría sobre por qué su empresa va a ganar) y, en función de las decisiones que toman los fundadores, sugiere los experimentos adecuados para llevar a cabo. Al devolver el poder a los fundadores, en lugar de a los clientes, para desarrollar conocimientos clave clave, este enfoque tiene el potencial de ser el próximo paso en la evolución de Lean.

Con estas nuevas herramientas y evidencia en mano, realmente podemos enseñar a las personas a lanzar nuevas empresas basadas en evidencia más exitosas. Startups que no solo se basan en la recopilación de evidencia, como en el Método Lean Startup, sino también en la última evidencia académica sobre cómo hacer que los emprendedores tengan más éxito.

Fuente https://emprendedoresnews.com/emprendedores/lo-bueno-y-lo-malo-del-lean-startup.html

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscríbete a nuestro boletín y únete a nuestros suscriptores.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario. Además puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail

Suscribiendote a nuestro boletín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.