Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Liderazgo » El líder camaleón: liderar milennials

El líder camaleón: liderar milennials

por Isabel Carrasco

Ranya Nehmen en “The chamaleon leader. Connecting with millennials” , plantea que los millennials para el resto de generaciones pueden parecer que son de otro planeta ya que aparentemente no están comprometidos con su trabajo y están dispuestos a abandonarlo si no se sienten realizados en él.

El mundo ha cambiado mucho en los últimos años y la tecnología ha evolucionado tan rápidamente que es difícil mantenerse al día, la inteligencia artificial amenaza a muchos trabajos y las redes sociales son enormes e impersonales. Liderar en esta época de tecnología y redes sociales requiere nuevos enfoques.

La autora ha definido un modelo de liderazgo que llama del “líder camaleón” fruto de sus investigaciones y fundamentalmente de una encuesta realizada a más de 700 millennials en todo  mundo.

Los millennials, en la actualidad, suponen aproximadamente el 27% de la población mundial. Algunas de las características que exhibe esta generación puede parecer que entran en conflicto entre sí ya que por un lado son muy abiertos, seguros de sí mismos, liberales y receptivos ante las nuevas ideas y formas de hacer las cosas y por otro lado son la generación del “yo”, muy centrados en sí mismos llegando al narcisismo en ocasiones.  Están muy orientados al logro y son apasionados mientras al mismo tiempo se les critica por no estar comprometidos con su trabajo. Según la encuesta sobre los millennials realizada por Deloitte en 2018 el 43% de ellos barajaban la posibilidad de abandonar su trabajo en los dos años siguientes y solo un 28% buscaban mantenerse en los mismos más de 5 años.

También destacan por ser “multitarea”, pero son acusados de ser perezosos y se les considera ingenuos con frecuencia en materia financiera pero gran cantidad de las compañías que tienen éxito en la actualidad han sido creadas por millennnials: Mark Zuckerberg fundador de Facebook o Andrew Mason de Groupon entre muchos otros  ejemplos.

Los millennials son, también, la generación más diversa racialmente y con un mayor nivel de formación pero están agitando las estructuras sociales por ejemplo  al retrasar la edad de contraer matrimonio o tener hijos lo que inevitablemente tiene un impacto en el mundo laboral. Gran parte de la motivación de generaciones anteriores se centraba en trabajar duro para conseguir una estabilidad económica y para luego tener cosas ( casa, coches bienes de lujo, etc). Pero los millennials se preocupan más por tener el acceso a los bienes que por tener su propiedad lo que está generando lo que se conoce como la “economía del compartir”, valoran más la experiencia que la propiedad.

Es una generación que está acostumbrada a tener un acceso instantáneo a la información, por lo que no resulta sorprendente que su apego a los teléfonos móviles sea tan grande como la necesidad de publicitar su vida online. Esto ocurre porque cada vez que suena la señal de un nuevo mensaje en el móvil o recibimos un “like” se libera dopamina en nuestros cerebro ya que nos sentimos conectados y visualizados.

Lectura relacionada  10 claves de liderazgo que puedes poner en marcha desde ya

Las redes sociales son una forma de coreografiar nuestras vidas, de controlar cómo queremos que nos vean los demás , pero como resultado abrimos la posibilidad de ser juzgados. Los millennials pueden tener la necesidad de ser auténticos, pero tienen la necesidad de comprobar a través de las redes sociales si están siendo “auténticamente “ correctos.

Bauer Media ha planteado una nueva versión de la jerarquía de necesidades de Maslow basándose en el comportamiento de los millennials. Para ello más de 3000 participantes en el Reino Unido  colaboraron en la creación de su propia jerarquía de necesidades: como resultado surgieron cinco categorías:

a).- Los “influencers”. Tienen muchos seguidores en las redes sociales. Necesitan tener acceso a la información y a los amigos en todo momento.. Su carrera está basada en una pasión personal. Sus necesidades fisiológicas incluyen lo básico como comida y bebida pero necesitan su Smartphone o el ordenador ya que es su forma de acceso a internet. Tienen que estar conectados permanentemente mientras la auto actualización para ellos significa vivir la vida al máximo en todos sus aspectos.

b).- Los que adoptan las tendencias. Están dispuestos, en ocasiones, a comprometer las necesidades básicas ( comida, descanso,…) por otros escalones de la pirámide ( trabajo, amigos, …).Tienen un alto deseo de logro pero se sienten temerosos ante posibles fracasos.

c).- Los aprendices. Están más centrados en su propio progreso y necesitan sentir que se están esforzando y están alcanzando sus metas. Como necesidad fisiológica básica incluyen la salud y están más centrados en sentirse felices con lo que tienen en cada momento.

d).- Los ocupados. Buscan tener un trabajo que amen y ser lo mejor que puedan, tienen un alto nivel de autoestima.

e).- Los satisfechos. No buscan grandes retos y se sienten bien cuando se encuentran en su zona de confort.

Si queremos comprenderles tenemos que tener en cuenta las realidades del entorno laboral actual que se caracteriza por:

1.- La tecnología. Ha transformado totalmente la forma en la que trabajamos. Podemos estar conectados desde cualquier lugar, las organizaciones frecuentemente son globales y los profesionales se mueven por todo el mundo en distintos trabajos. El entorno laboral moderno se caracteriza por la colaboración social. Los trabajadores ya no tienen que estar en oficinas para realizar su trabajo y tienen una mayor autonomía  y fluidez pasando de un proyecto a otro.

2.- La combinación de trabajo- vida personal. El trabajo solía ser un sitio al que ir ahora es algo que hacemos, en ocasiones en el momento elegido por nosotros. Para muchos millennials la idea de un trabajo de 9 a 5 les parece que no es muy eficiente porque experimentan la vida no en bloques cerrados de actividades predeterminadas sino como algo que fluye, que es muy interactivo y flexible.

Lectura relacionada  El valor del empowerment

3.- Los cambios demográficos. Muchas más mujeres se han incorporado al mundo laboral en los últimos 10 años por lo que la diversidad y la inclusión de los géneros es algo que tienen en cuenta todas las organizaciones, y que el contar con más mujeres implica que las empresas tienen que pensar en nuevas iniciativas para motivarlas y retenerlas.

4.- Diversidad en las perspectivas sobre las carreras profesionales. Las expectativas de éxito de los millennials ya no están tan ligadas a una carrera tradicional. Están más motivados por la innovación, la colaboración y el trabajo en equipo, pero con ellos en el mando.

La autora tras analizar los resultados de su estudio `plantea que son 9 las características que los millennials buscan y valoran, preferentemente,  en sus líderes y que sugieren que lo que necesitan es contar con líderes “camaleones”.

El rasgo principal del camaleón es su capacidad para cambiar de color, de adaptarse y de fundirse en cualquier entorno. Como, por estas razones, el camaleón es difícil de detectar así el líder  que demandan los millennials es uno casi invisible, que guía, aconseja y ejerce de coach aunque no necesariamente desde la primera línea, que puede influenciar y liderar sin hacerlo de la forma convencional, como si fuese un líder sin ese “título”.

Otra característica del camaleón son sus ojos que rotan y enfocan de manera independiente lo que les permite observar dos objetos diferentes simultáneamente. Esto les permite tener una visión general del entorno y prestar la atención adecuada a lo que está sucediendo alrededor de ellos. Tener la capacidad de “leer” las situaciones, contar con una visión amplia de lo que les rodea antes de emitir juicios y estar en un estado de observación y escucha son características importantes que cualquier líder debe poseer. El camaleón tiene, además, un ángulo de visión de 360º  lo que facilita que escaneen su entorno y tengan una “visión holística”, yendo más allá de lo que está directamente delante de ellos para tener una mayor perspectiva.

Finalmente el camaleón es humilde por naturaleza y se siente cómodo en su propia piel. Como líder el camaleón puede no estar a la cabeza del grupo, ni gritar  sus cualidades a todos los que tiene delante pero se fundirá con el entorno, liderará desde la “banda” y logrará efectuar los cambios necesarios. Este tipo de líder demuestra seguridad y modestia y sus decisiones se basan en el input colaborativo de sus profesionales y situaciones en lugar de en su ego y en la ostentación y espectáculo. Como decía Lao Tzu  en su libro  “Tao Te Ching” : “Los mejores líderes son aquellos que las personas casi no saben que existen. El  siguiente mejor líder es aquel que es querido y alabado. Después viene el que es temido. El peor líder es el que es despreciado”.

Aparentemente tendremos, para los millennials, mayor influencia como líderes si somos percibidos como uno más del equipo que lideramos en lugar de como uno que se distancia debido a su jerarquía. En un artículo publicado en 2018 en British Journal of Pshycology el autor habla de los enfoques “nosotros” y “yo”. Si nos posicionamos como parte del colectivo “nosotros” obtendremos un mayor respeto que si nos posicionamos por encima del grupo.

Lectura relacionada  Qué actitudes de un jefe son las que "boicotean" el desempeño de los empleados

Los 9 características que demandan fundamentalmente los millennials en sus líderes son:

I.- CAPACIDAD DE COMUNICACIÓN

Los lenguajes orales, escritos y corporales son formas poderosas de comunicación y la clave para comunicar con  los millennials está en abandonar los tonos autoritarios y hablar poniéndonos a su nivel.

Conocer lo que está sucediendo, lo que se espera de ellos y que tiene toda la información es lo que les va a mantener comprometidos. La buena comunicación es una competencia importante para crear redes de relaciones, influir e inspirar a las personas y lograr una colaboración eficaz.

Los resultados de la encuesta mostraron que en el entorno laboral la forma de comunicación que prefieren los millennials es la personal y directa, seguida por los correos, conversaciones telefónicas y finalmente las videoconferencias. Pueden ser sorprendentes ya que la idea de que como los millennials viven y respiran tecnología van a preferir a estos medios para comunicarse no es enteramente cierta. Por ejemplo, un estudio realizado en todo el mundo encuestando a 40.000 personas realizado por London Business School, The Center for Effective Organizations dependiente de USC Marshall School of Business y Pricewaterhouse Coopers mostró que mientras en sus vidas privadas los millennials utilizan con mayor frecuencia la tecnología que otras generaciones en el trabajo se manifiestan más como de la “vieja escuela” y elegían las reuniones cara a cara para sus interacciones, incluidas las que tenían con sus supervisores.

Nehmeh sugiere, pues, que cuando nos comuniquemos con esta generación utilicemos su lenguaje, que es informal, les facilitemos todo el contexto de los proyectos, les informemos de lo que se espera de ellos y de los resultados probables preferentemente en reuniones cara a cara, utilizando un contenido atrayente.

Fuente http://clavesliderazgoresponsable.blogspot.com/2020/06/el-lider-camaleon-liderar-millennials.html

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.