Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Calidad » Six sigma: qué es, para qué sirve y cómo implementarlo en tu empresa

Six sigma: qué es, para qué sirve y cómo implementarlo en tu empresa

Por Ana Isabel Sordo

Muchas empresas en el mundo utilizan la metodología Six Sigma para mejorar sus sistemas de producción y asegurar la calidad de sus productos y servicios. La razón es porque a través de este método se reducen al mínimo los errores. 

Entre los grandes beneficios que ofrece esta herramienta está la posibilidad de reducir considerablemente los costes al minimizar el número de unidades rechazadas, sobre todo cuando se fabrican en serie.

Precisamente, alcanzar la máxima eficiencia es el objetivo que persigue el método Six Sigma, del que hablaremos a continuación.

¿Qué es Six Sigma o Seis Sigma?

Es una metodología de trabajo aplicada a las empresas cuyo objetivo es medir la eficiencia operativa y buscar alternativas para mejorarla. Es una filosofía enfocada en mejorar y dar solución a problemas complejos a través de herramientas de control y disminución de la variación en los procesos de más alto desempeño.

¿Para qué sirve el modelo Six Sigma?

La meta final del método Six Sigma es mejorar los procesos y procedimientos dentro de la empresa hasta llegar a un nivel alto de rendimiento. Existen diferentes niveles de Sigma dependiendo de los defectos por millón de oportunidades (DMPO), esto es, el número de productos defectuosos por cada millón de unidades entregadas. 

Con este método, el objetivo es alcanzar un grado de eficiencia del 99,99966%, lo que significa que tan solo 3,4 productos de cada millón de unidades fabricadas podrían llegar con los clientes de forma defectuosa, con una falla o fuera de los parámetros acordados.

Six Sigma te permite tener controlados los procesos en todo momento, establecer variables medibles para analizar la operatividad de cada una de las áreas de tu empresa y definir nuevas estrategias para optimizar su eficiencia.

Con ello, no solo mejorarán las operaciones, sino que crearás una identidad empresarial en la que la búsqueda de la calidad total y la excelencia serán tus pilares.

Su puesta en marcha desencadena una mejora en la productividad y en la rentabilidad de los productos gracias a la optimización de los procesos; así garantizas la mayor amortización de las inversiones.

Es una metodología que involucra a todos los profesionales de la empresa y a todas sus áreas. Por ello la mejora de los procesos debe realizarse de forma conjunta, así el funcionamiento posterior será homogéneo y tendrá mayor eficacia.

7 factores a tomar en cuenta al implementar un modelo Six Sigma

El acierto o el fracaso a la hora de introducir la metodología Six Sigma en las empresas depende de muchos factores distintos. Las condiciones más favorables para implementar este modelo con éxito consisten en la implicación de la dirección para llevarlo a cabo, el conocimiento del modelo, la relación con la estrategia empresarial y con el cliente final. Para que tengas mayores resultados, considera los factores siguientes.

  1. Infraestructura organizacional: es primordial contar con una infraestructura organizacional que contribuya a fomentar un cambio en la cultura empresarial a través de la implementación de conocimientos de gestión de proyectos y capacitación de los participantes en la metodología Six Sigma. Esto último incluye no solo al personal, sino también a la relación con proveedores.
  2. Alineación con las necesidades del negocio: al plantear un nuevo proyecto considera que esté alineado con las necesidades del negocio, misión, visión y objetivos que la empresa contempla. Además trabaja en una estructura y secuencia detallada de las actividades, fases y resultados esperados.
  3. Clasificación de ideas de mejora: ejecutar un programa Six Sigma debe ser un proceso formal. Por eso es que las ideas sobre aquello que se mejorará deberán clasificarse y convertirse en parámetros claros que representen los requerimientos del cliente.
  4. Liderazgo proactivo: un liderazgo fuerte y el apoyo a la gestión constituyen la piedra angular para el éxito de esta metodología: debes capacitar, motivar y recompensar a los equipos que participan.
  5. Capacitación: recuerda que la empresa que invierte en formación tienen más posibilidades de triunfar, que aquellas que no lo hacen. Deberás tener en cuenta un programa de capacitación y entrenamiento para los miembros del equipo y colaboradores en temas clave para el desenvolvimiento del proyecto y, sobre todo, respetar los lineamientos para que se tome en serio la metodología.
  6. Entorno colaborativo: el objetivo debe ser transformar a las personas en tus activos de conocimiento en las áreas de análisis de causa raíz, la resolución de problemas innovadores y mejoras en los procesos, para que puedan aportar valor a la organización.
  7. Conocimiento de las expectativas de los clientes: las empresas que están enfocadas en esta metodología conocen las expectativas de sus clientes respecto a sus productos y servicios. Esto les permite cumplir sin problemas sus promesas. Estas expectativas se dividen en tres categorías: de rendimiento (objetivas y medibles), de percepción (subjetivas y difíciles de medir) y de resultado.
Lectura relacionada  Calidad Total

¿Cómo implementar Six Sigma en tu empresa?

  1. Define objetivos.
  2. Evalúa el proceso a mejorar.
  3. Analiza la información.
  4. Crea soluciones.
  5. Haz un seguimiento.

1. Define objetivos

En esta primera fase debes definir los objetivos del proyecto, los miembros de los equipos de trabajo y las condiciones del problema. Toma en cuenta los recursos necesarios para dar solución a cada problema. Es decir, cuáles son los posibles proyectos Six Sigma, a qué áreas afectan, qué procesos pueden mejorarse y quién podría encargarse de cada uno.

2. Evalúa el proceso a mejorar

Existen dos objetivos principales en esta fase: recabar datos que permitan cuantificar el problema e identificar las causas reales de este. Lo que busques mejorar debe ser medible, de otra forma no puedes generar acciones y no tendrás parámetros para comparar. Por eso es que esta fase de la metodología se centra en las variables que afectan a los procesos como clientes, características del producto y otros elementos relevantes.

3. Analiza la información 

Es necesario hacer un análisis de la información sobre los resultados actuales e históricos. A partir de esto puedes descubrir la causa raíz del problema a enfrentar, así como establecer relaciones causa-efecto. Estudia los datos y cifras relativos a los procesos que quieres optimizar.

4. Crea soluciones 

A partir de tu análisis de las relaciones causa-efecto realiza predicciones. Estas te conducirán a la generación de soluciones para la optimización de los procesos con base en los resultados y las relaciones de causa-efecto extraídas. En este último punto, el equipo encargado del Six Sigma debe entregar la documentación que acredite las tareas llevadas a cabo y procurar las herramientas necesarias para que se mantenga el nivel de eficiencia alcanzado si se producen cambios en el futuro.

5. Haz un seguimiento

Todas las acciones que lleves a cabo como resultado de los puntos anteriores requieren un seguimiento para verificar su cumplimiento. Además, tras validar el funcionamiento de las soluciones, es conveniente procede a la implementación de controles que aseguren la continuidad de estos cambios.

7 herramientas que te ayudarán en la aplicación de Six Sigma

Una vez que tienes claro el proceso que debes llevar a cabo para implementar esta estrategia, puedes utilizar varias herramientas que te permitirán agilizar y mejorar los resultados.

1. AuraQuantic

AuraQuantic es una plataforma digital diseñada para crear procesos y aplicaciones ilimitados de manera intuitiva y eficiente. Su finalidad es automatizar operaciones, reducir costes y detectar áreas de mejora para ser más productivos. Es un software de pago que inicia desde 29 USD por usuario al mes.

Lectura relacionada  El Modelo EFQM y su impacto en la calidad y la excelencia

2. Sigma XL

Es una plataforma robusta con diferentes opciones para gestión de calidad e índice de capacidad del proceso (Process Capability Analysis, PCA). Se puede hacer un análisis estadístico que evalúe los resultados de un proceso en el área rendimiento que maneja una escala de cero a seis, dependiendo de los fallos obtenidos. El coste de la licencia es de 299 USD.

3. SoftExpert CEP

Es una plataforma para realizar un control estadístico de procesos y una solución desarrollada para colectar y analizar datos fácilmente. Además permite monitorear el desempeño y realizar mejoras de calidad. La solución usa gráficos como la principal herramienta para el control estadístico de los procesos. El precio se establece con base en la operación de tu empresa. 

4. Lumiform

Es una aplicación muy intuitiva y ágil que tiene la misión de eliminar toda la documentación hecha en papel. Esta característica de digitalización permite realizar inspecciones y resolver los problemas más rápido y en equipo. Posee diversas plantillas para uso. Tiene una opción gratuita y planes desde 19 €.

5. Kawak

Se trata de un software en la nube que permite la implementación de un sistema de gestión de forma digital. Los precios de la plataforma se definen con base en la operación que requieras.

6. Lucidchart

Con esta aplicación puedes desarrollar diagramas de Ishikawa (también conocidos como diagramas de espina de pescado) que te permiten una mejora de procesos de una manera muy gráfica. Este software tiene una versión gratuita y planes desde 7.95 USD.

7. Stat-Ease

Con esta plataforma puedes hacer un Diseño de Experimentos Simplificado (DOE), una herramienta empleada para el diseño de procesos cuando se han realizado diferentes experimentos con varias configuraciones de parámetros y se obtienen resultados diversos. El análisis de dichos resultados te permitirá saber qué configuración favorece un proceso más ajustado a las especificaciones marcadas por el cliente. 

Además el software te permite examinar los factores y componentes vitales y configurar procesos óptimos. De manera sencilla, puedes aplicar potentes herramientas de prueba multifactorial.

Es importante recordar que la necesidad de las empresas de ser competitivas y permanecer en un mercado cambiante las ha llevado a implementar metodologías y herramientas con la finalidad de mejorar sus procesos, reducir sus costes y mejorar la calidad en los productos o servicios ofrecidos. Sin embargo, es casi imposible identificar con claridad las prioridades y acciones que se deben tomar para administrar un proyecto; por eso considera las variables que pueden afectar el curso del proyecto y sus resultados.

Lectura relacionada  Normas ISO en las PYMES

Fuente: https://blog.hubspot.es/marketing/que-es-six-sigma
 

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.