Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Coaching & Mentoring » 7 recomendaciones para diferenciar un buen mentor de un vendehumos

7 recomendaciones para diferenciar un buen mentor de un vendehumos

Por Alvaro López Morcillo

El mundo digital se ha llenado de mentores de negocios.

Desde que yo empecé hace más de 5 años han salido por todos los sitios.

Y es que esto de apuntarse a trabajar desde casa o ser nómada digital es muy atractivo para muchos y tiene mucha demanda.

El problema es que además de buenos profesionales se han unido personas inexpertas que lo que hacen bien es marketing con muy poca ética.

Pasan más tiempo estudiando estrategias de neuroventa, yendo a eventos para dejarse ver y contando en redes sociales lo que otros cuentan (sin haberlo experimentado), que desarrollándose en su ámbito como buenos profesionales.

Eso ha llevado a algunos a ser denunciados por estafadores.

Para tu tranquilidad te diré que no son la mayoría. Aunque sí suelen ser bastante visibles.

Por eso, hoy te voy a dar 7 recomendaciones que yo mismo sigo para diferenciar a un buen mentor de un vendehumos.

1 Sospecha del excesivo brillo

De partida pondría en cuarentena a alguien que tiene poco recorrido y un marketing muy aparatoso.

Comentarios como «ha transformado la vida de más de 20.000 personas», «ha trabajado con celebridades internacionales» o «ha aparecido en varios medios de comunicación» no deben deslumbrarte.

Los buenos profesionales pasan la mayor parte de su tiempo atendiendo a sus clientes, no trabajando todo el rato su marca para tratar de vender más y más caro.

No digo que todos los profesionales que trabajen bien el marketing sean vendehumos.

Lo que te sugiero es que no te quedes en la superficie.

Una moneda de 10 céntimos puede brillar mucho más que una de 2 euros si estás todo el día sacándole brillo, y eso no la hace más valiosa wink

2 Revisa sus logros

Un buen mentor tiene que ser evidencia de lo que habla.

Esto parece una chorrada pero no lo es. Estoy harto de ver vendehumos ofreciendo formaciones para enseñar a la gente a facturar 5 y 6 cifras que no han conseguido esas cifras.

Como lees.

Si el mentor no muestra que ha conseguido resultados por sí mismo, o no dispone de casos de éxito, no es fiable en absoluto.

También puedes saber si es una autoridad en lo suyo por el contenido que haya publicado: artículos en medios, libros, etc..

Lectura relacionada  Procesos de coaching

Pero ojo que la publicación en medios relevante se consigue con una buena agencia de medios.

Y  ser bestseller de Amazon es algo que se consigue con estrategia y buenos contactos.

Mi recomendación es que saques conclusiones después de analizar su trabajo, no antes.  

3 Mira los testimonios y referencias de su trabajo

Antes de reservar un alojamiento o ir a un restaurante en el que vas a gastarte un buen dinero estoy seguro de que revisas las valoraciones de otros clientes.

En este caso igualmente es importante que observes los testimonios de su trabajo en su página web.

Piensa no obstante que el que muestra los testimonios en la web es él mismo, y que difícilmente va a publicar comentarios en contra de su trabajo o que le lleve a dificultar la contratación de sus servicios.

Tampoco te fíes de las valoraciones en Amazon de los libros. Para que te hagas una idea un tipo me regaló su libro y me pidió a cambio de una valoración de 5 estrellas. Sin leerlo ni nada…

Por eso es interesante también que mires en redes sociales y otros lugares en los que sus clientes pasados hayan podido compartir su experiencia.

Si la inversión es alta te animo a contactar a alguna de esas personas con las que ha trabajado y preguntarle por su experiencia. En una conversación uno a uno te darán mucha más información que en un simple testimonio.

Así podrás saber que tipo de profesional es.

4 Comprueba su «curriculum formativo»

Aunque no soy amigo de la titulitis, en algunos sectores es interesante conocer su bagaje formativo.

Un profesional con formación acreditada se ha tomado cierto interés en formarse.

Pero ojo con los que hacen cursos para inflar el currículum. Hacer una formación no implica ser experto en eso. Yo mismo tengo el título de «Experto en Mindfulness por la Universidad Internacional de Valencia» y no me considero un experto en ello.

Piensa cuántas asignaturas del colegio aprobaste de las que hoy no tienes ni idea.

Contrasta, por tanto, de algún modo su experiencia.

5 Red de contactos

Además de conocimiento y guía, si vas a contratar un mentor debes evaluar también en la medida que pueda aportarte una red de contactos que te abran la puerta a oportunidades de colaboración.

Lectura relacionada  El mentoring es la mejor fórmula para preparar al talento del futuro

Para mí siempre ha sido un criterio importante ya que gran parte del éxito en el crecimiento de cualquier negocio reside en las colaboraciones que puedas conseguir.

En mi caso puedo decir con orgullo que tras trabajar conmigo muchos de mis clientes han conocido a personas que han sido muy influyentes en su futuro tanto a nivel personal como profesional.

6 Descubre si hay feeling

Si vas a trabajar personalmente con ese profesional yo comprobaría si hay buena conexión.

Un mentor es un profesional en el que vas a confiar para que te oriente sobre las acciones que has de realizar para conseguir los resultados que deseas con tu negocio.

Esto significa que vas a tener que trabajar de cerca. De hecho si no te ofrece cercanía, yo inmediatamente lo descartaría.

Por eso para mí es fundamental descubrir si hay conexión, y esto es lo que yo te animo a hacer.

Paso 1 – Investigarle:

  • Leer contenido que haya publicado
  • Curiosear sus publicaciones en redes sociales – así comprobarás si coincidís en valores.
  • Ver algunas entrevistas que le hayan hecho.

Paso 2 – Concertar una cita.

Si tiene un servicio premium es habitual que antes de contratar te ofrezca una sesión estratégica. Esta sesión está orientada a resolver dudas antes de la contratación y te puede permitir tener un contacto directo para saber si hay feeling en persona.

Es probable que él tampoco quiera trabajar con todo el mundo, y que tengas que rellenar un formulario previo.

Si es así rellénalo con la mayor transparencia posible y explícale por qué a priori te gustaría trabajar con él.

Si el profesional no es tan fácilmente accesible y quien hace esas entrevistas es alguien de su equipo, yo te animo a contratar una sesión individual: esto demostrará tu interés real y también tu seriedad a la hora de hacer las cosas. Esto será apreciado por un buen mentor y espantará a aquellos que se dedican a vender humo.

7 Usa tu intuición

Para finalizar te recomiendo que uses ese superpoder que todos tenemos y que al cual no siempre hacemos caso: la intuición.

Después de todo no suele equivocarse. Aunque eso sí, pare que funcione bien antes habrás de informarte adecuadamente y hacer los pasos previos que te acabo de comentar.

Lectura relacionada  Razones para salir de tu zona de confort

Si lo haces tu intuición sabrá diferenciar bien un buen mentor de un vendehumos

Hasta aquí mis recomendaciones para contratar a un buen mentor.

Fuente: https://autorrealizarte.com/buen-mentor/

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.