Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Emprendedores » 9 claves de una mentalidad digital y emprendedora

9 claves de una mentalidad digital y emprendedora

Por Javier Santos

Echemos la vista atrás.

¿Cuál es la diferencia entre un emprendedor hoy en día y hace 30 años? Hay aspectos que se mantienen intactos y otros muchos que han cambiado. Pero si tuviera que elegir uno que marca la diferencia sería este: una mentalidad digital emprendedora.

El mercado, las necesidades y la tecnología evolucionan de forma constante, y es imprescindible mantenernos flexibles y alerta si queremos seguir el ritmo. Pero más allá de estar al día con las tendencias o dominar las herramientas más modernas, se trata de cambiar el chip. De un profundo cambio cultural.

Las personas que logran mantener sus negocios digitales a flote han sabido transformar, primero, su manera de pensar, para tomar decisiones más acertadas y actuar en consecuencia. Pero ¿qué tienen estos perfiles en común?, ¿cuáles son los puntos clave?

Después de años trabajando y ayudando a pymes y emprendedores digitales, he podido notar en ellos ciertos patrones que rigen su filosofía. Te cuento cuáles son.

  1. Nada es permanente

Una persona con mentalidad digital sabe mejor que nadie que la única constante es el cambio. No da nada por sentado, es consciente de que las cosas pueden transformarse de un momento a otro, y está preparada para hacerlo con ellas.

Aunque resulta indispensable aprender de las experiencias del pasado, hay que saber dejarlas a un lado cuando el presente y el futuro plantean nuevos retos.

  1. La tecnología como el mejor aliado

En un entorno de transformación digital, las herramientas tecnológicas se vuelven algo imprescindible. Por ello, no es de extrañar que una mentalidad emprendedora aprenda a sacar el máximo partido de ellas y las haga parte de su día a día.

Sus aplicaciones son muy variadas: evaluar ideas de negocio, conectarse y relacionarse con otras personas, organizar proyectos y eventos, diferenciarse en el mercado hasta gestionar toda la empresa.

La tecnología se convierte en un aliado que facilita las tareas y ayuda en muchos ámbitos, más allá de lo profesional.

  1. Todo gira en torno a aportar valor

Cualquier emprendedor sabe que el éxito de su negocio se sostiene en su capacidad de cubrir las necesidades de alguien más. Por eso, en lugar de enfocarse en cómo ganar dinero o cómo captar más clientes, siempre está buscando nuevas maneras de resolver un problema, ayudar y añadir valor. Persigue las relaciones win win y sabe que, a partir de ahí, los resultados llegan solos.

  1. El tiempo es oro
Lectura relacionada  8 Características que distinguen a un Emprendedor de los demás

Uno de los grandes problemas de hoy en día es la falta de tiempo, pero en la práctica es más bien una falta de prioridades. Por eso es vital que tengas muy claro cuáles son las acciones que te generan resultados y le dediques tiempo a ellas antes que a otras.

No se trata de privarte de nada, sino de encontrar un equilibrio en el que des prioridad a lo que es realmente importante. El día siempre tendrá las mismas 24 horas, y sacarles provecho es una cuestión de decisión

  1. La formación es la mejor inversión

Uno de los rasgos característicos de los emprendedores que logran cumplir sus objetivos es el valor que le dan a la educación. Saben mejor que nadie que la mente es el mayor activo, así que no escatiman en información, cursos y formación, y no lo ven como un gasto sino como una inversión.

La lectura diaria, la actualización constante y la búsqueda de nuevos conocimientos son parte de su día a día. Además, aprovechar al máximo los medios digitales para adaptar esa búsqueda a sus necesidades, en lugar de recurrir a las opciones tradicionales.

  1. Revisión y evaluación constantes

En el mundo digital no hay un camino hecho, sino que se hace el camino andando. Por eso es tan importante detenerse a meditar y analizar las acciones y los resultados, y así evaluar lo que es conveniente y lo que no.

Para esto toca prestar atención a los detalles, trabajar con métricas y cuestionar permanentemente la forma de actuar, para así pensar en más y mejores maneras de abordar las circunstancias en el futuro.

Esta filosofía es la que está detrás del growth hacking y de los programas de mejora continua de la calidad.

  1. Sinergia y relaciones codo con codo

Colaborar con otros, incluso cuando se tiene un proyecto individual, puede ser tan provechoso como satisfactorio. Aquí cabe aplicar aquello de que el todo es mayor a la suma de sus partes, y los resultados obtenidos en equipo suelen ser mucho mejores que los que cabría esperar al trabajar por separado.

Mantenerse siempre dispuestos a colaborar y buscar sinergias es algo que caracteriza a la mentalidad emprendedora, y más aún en el entorno digital.

  1. Trabajo por objetivos

Queda atrás aquello de que cuanto más ocupado estés y más tiempo dediques a una actividad, más productivo eres. El trabajo empieza a determinarse por pequeñas metas ordenadas, que al completarse alcanzan objetivos mayores.

Lectura relacionada  Como lograr un elevator pitch que cautive en solo 20 segundos

Esto no solo te ofrece mucha más libertad en cuanto a la gestión del tiempo, sino que resulta motivador y ayuda a trabajar la autodisciplina. La satisfacción de cumplir con una pequeña tarea te servirá de impulso para continuar con la siguiente.

  1. Hacer pausa cuando sea necesario

Tan importante como ponerse en marcha es saber cuándo detenerse. Siempre habrá momentos de incertidumbre donde pierdes el norte y te preguntas qué hacer o a dónde dirigirte.

En lugar de verlos como un fracaso, úsalos para hacer un poco de introspección y valorar cómo has venido haciendo las cosas. No hay crecimiento profesional sin crecimiento personal y una mentalidad emprendedora se cultiva desde el autoconocimiento.

Emprender en el mundo digital no es una línea recta, sino que hay muchas curvas y desviaciones antes de poder alcanzar los objetivos. Y aun cuando los alcanzas, el contexto tan cambiante siempre te obliga a replantearlos y pensar en nuevas posibilidades.

Por eso, la mente juega un papel tan importante, y adoptar o no la mentalidad apropiada puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Fuente: https://www.empresaactual.com/9-claves-de-una-mentalidad-digital-y-emprendedora/

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.