Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Coaching & Mentoring » Ser maestro: cómo intervenir desde el coaching mayéutico

Ser maestro: cómo intervenir desde el coaching mayéutico

Por Eduardo Larriera

El autor, integrante de CAPS Consultores, describe el método de su autoría para el coaching, herramienta fundamental en el trabajo de transformación en empresas familiares

El Coaching Mayéutico consiste en acompañar al destinatario del proceso de Coaching, mediante aquellas preguntas e intervenciones que le permitan descubrir lo que necesita y ayudarle a encontrar las mejores respuestas. Su nombre proviene del griego, y significa “ayudar a parir”.

El proceso de Coaching en algunos casos es conducido por un Coach externo y en otros casos son los mismos directivos o mandos quienes ejercen el rol de Coach, empleando herramientas de Coaching en el ejercicio del liderazgo.

El objetivo básico del proceso de Coaching en el campo de las Organizaciones consiste en que las personas ganen autonomía en el tratamiento y resolución de los problemas, haciendo uso de sus propios recursos. Coach será quien logre que esto ocurra de un modo no directivo.

A su vez, quienes ejercen el liderazgo deben  aprender, a través del proceso de coaching,  un modo eficaz de facilitar el desarrollo de sus colaboradores.

Se trata percibir la diferencia en las consecuencias que tiene en los otros el emplear un modo directivo en el ejercicio del liderazgo, como es el dirigir o dar órdenes, a diferencia de lo que ocurre cuando se les ayuda a que encuentren, con sus propios recursos, las mejores respuestas ante las dificultades, mediante un proceso de Coaching.

En la figura a continuación podemos ver la posición que toma cada una de las clásicas intervenciones empleadas habitualmente en el ejercicio del liderazgo.

En un extremo tenemos las intervenciones más directivas y en el otro las menos directivas. Todas son útiles si partimos de un buen diagnóstico de necesidades para elegir la mejor herramienta en cada caso.

El Coach experimentado sabe que a lo largo de un proceso de Coaching, en diversos momentos se encontrará en diferentes posiciones dentro de este continuo: habrá momentos en que la situación requerirá que sea Consultor, otros en que ejercerá de Tutor y otros en que oscilará entre Mentor y Coach, siempre  que pueda estar atento a lo que su interlocutor necesita.

Pero también debe saber que será mejor Coach en la medida en que su trabajo se instale en una tendencia que lo lleve paulatinamente al extremo del Coaching.

Lectura relacionada  Destacarse. Cómo es posible trabajar apasionadamente

Qué es Coaching y qué no es Coaching 

El Coaching es una práctica no directiva, es decir que el Coach debe poder mantener a lo largo del proceso de Coaching una posición de neutralidad con respecto a las decisiones que su cliente/consultante debe tomar.

La neutralidad debemos pensarla como la curva asintótica, es decir, que se trata de una situación en que nos vamos acercando cada vez más a una actitud de neutralidad, sabiendo que la neutralidad absoluta no existe.

El rol de Coach no es el de Formador, Consultor, Tutor o Mentor; por mencionar algunas de las funciones con las que suele confundirse.

  • Un Formador es quien procura el desarrollo de conocimientos y habilidades en su colaborador para lograr un mejor desempeño en el puesto de trabajo.
  • Un Consultor es quien enseña qué y cómo se puede hacer algo, brinda asesoramiento e indicaciones. En general las sesiones de consultoría pueden estar centradas en problemáticas puntuales como generales y también pueden tener lugar en situaciones En nuestro esquema, es una intervención que se ubica dentro de las prácticas más bien directivas.
  • Un Tutor es quien ejerce la tutela, cuida, guía y aconseja sobre qué hacer y cómo hacerlo. Se encuentra a mitad de camino entre ambos
  • Un Mentor es quien guía y aconseja pero en un grado menor que el La singularidad está en el modo de hacerlo, ya que se coloca muy próximo al extremo de las intervenciones no directivas. Es quien más se aproxima al Coach.

Con lo cual un Coach es quien mediante la formulación de preguntas, aplicando criterio de realidad, realizando sugerencias y un seguimiento adecuado, facilita el aprendizaje de nuevas formas de resolver problemas y logra una ampliación de la visión del consultante que le ayuda a ganar creciente autonomía.

Fuente: https://www.temas-caps.com.ar/ser-maestro-como-intervenir-desde-el-coaching-mayeutico/

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.