Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Empresas Familiares » Cuando los dilemas aparecen en las empresas familiares

Cuando los dilemas aparecen en las empresas familiares

por Manuel Pavon

Dentro del mundo empresarial es posible ser testigo de cómo las cabezas de compañías y sus familias se enfrentan a verdaderos ‘cruces de caminos’ cuando tratan de darle forma a algunos de los aspectos claves en sus organizaciones.

Plantear y proponer alternativas a los dilemas que se presentan en sus empresas familiares resulta, para los máximos responsables, un verdadero arte que con el tiempo se aprende a dominar, tal como lo han hecho los miles de empresas en el mundo que han logrado superar los obstáculos en sus propios procesos de crecimiento.

Manuel Pavón, doctor en Economía de la empresa, en el área de empresas familiares por la Universidad Abad Oliba CEU, y autor del libro Los dilemas de la empresa familiar con Caixabank, en el 2012, explica que normalmente, en cualquier compañía, un cambio importante desencadena situaciones que empujan a sus protagonistas hacia decisiones que intentan garantizar el éxito del nuevo rumbo. Por lo general, la renovación es consecuencia de una estrategia orientada a generar un cambio, pero dentro de las formas de hacer habituales. “Renovar no es igual a revolución”, afirma el experto. “En una empresa familiar estas mismas circunstancias nos vienen condicionadas, además, por aspectos emocionales que van más allá del simple cambio”, añade.

La familia implicada en estos procesos influye (casi siempre de forma sutil, otras veces no tanto) en la adecuada manera de decidir como empresarios, tirando de los hilos para hacer que todo se ajuste a una disposición poco racional sino más bien emocional. Lo emocional se antepone a lo racional.

¿Qué dicen los dilemas entre líneas?

Un dilema produce en las familias una alteración del orden establecido, generando en sus miembros la obligación de realizar una elección que no siempre satisface al mismo tiempo las demandas de lo empresarial y lo familiar. A partir de su experiencia, el doctor Pavón ve los dilemas en una empresa familiar como un importante indicador de que el sistema familiar en el que se encuentra inserto exige y necesita un cambio significativo.

Pero ¿cómo salir del dilema? Encontrar la salida implica en primer lugar evaluar su origen, y luego desde ahí intentar tener una perspectiva de conjunto que facilite tomar una decisión satisfactoria. Si se parte de una posición subjetiva (el eterno yo), en base a aspectos individualistas y a soluciones poco viables, el resultado puede ser totalmente erróneo. “Es imprescindible tener clara una ‘gran fotografía’, aquella que nos permite visualizar todas las variables que juegan en las decisiones de una empresa familiar”, explica Pavón.

Para el economista experto en finanzas y tributación Joffre Coello, gerente general de la compañía Business Taxes, este tipo de situaciones debe ser manejado con ‘corazón frío’, pues pese a ser familiar, la empresa es un negocio. Siguiendo esta línea, los familiares que tengan responsabilidad (cargos) dentro de la empresa deben efectuar únicamente las labores para las cuales se encuentran facultados, según su manual de funciones; así también, los que no trabajan en la empresa y tienen participación en las acciones deberán esperar a la junta general de socios o de accionistas para dar su opinión de ciertos temas.

Lectura relacionada  El equipaje emocional familiar de las familias empresarias

“La cabeza de la empresa no es solamente el que dispone qué hacer, sino el que enfrenta con entereza sus propios desaciertos y escucha opiniones respecto de lo productivo para la empresa”, dice Coello. Menciona como claro ejemplo cuando uno de los accionistas exige la contratación de un recomendado no calificado para las tareas requeridas, o simplemente por congraciarse con dicha persona pide su contratación, aun cuando su trabajo no es requerido. “En este caso la cabeza de la empresa deberá rehusarse a contratar a dicha persona”, opina Coello.

Un dilema en una empresa familiar no suele aparecer de la noche a la mañana. Por lo general, existen situaciones internas (casi siempre desde la propia familia) que lentamente se van gestando de forma inconsciente en el sistema familiar. Las formas de hacer en las relaciones entre sus miembros, junto con la lógica evolución de la familia y de la empresa, propician que, al cabo de un tiempo, el dilema se pueda identificar y señalar como una situación producto de

PUBLICIDAD

– Expectativas y proyectos individuales

– Ciclo vital de sus miembros

– Pugnas por el liderazgo

– Herencia o legado

– Falta de compromiso en la continuidad del proyecto

– Familiares políticos involucrados

– Los ciclos normales de toda empresa

Principales dilemas

¿Qué es primero: la empresa o la familia?

¿Seguir o jubilarse?

¿Cómo repartir las acciones entre los hijos? En función de su condición o por su implicación en la empresa.

¿Un líder familiar o un líder no familiar?

¿Crecer o vender?

Dos ideas para concluir

La primera es que, ante un dilema, si la familia asume una actitud rígida basada en las formas de hacer del pasado se verá impedida de valorar las posibilidades que cada alternativa ofrece. Y la segunda y más importante es que una de las mejores formas de modificar nuestras propias conductas a favor de una manera efectiva de propiciar los cambios en nuestras organizaciones (y, por tanto, potenciar las posibilidades de encontrar las salidas a nuestros dilemas), está en el saber combinar lo mejor del optimismo como motivadores del proceso con la necesaria cuota del realismo que nos otorgue la certeza de realización del proyecto. La intuición sola no basta, sostiene Pavón.

Lectura relacionada  La tecnología en las empresas familiares

Articulo original aqui

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.