Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Management » 7 Elementos claves en la transición de Fundador a CEO

7 Elementos claves en la transición de Fundador a CEO

Cuando los emprendedores crean su primera empresa, no sólo es la primera vez que son propietarios de un negocio, sino también la primera vez que son directores generales.

Ser el «CEO» significa muy poco en los primeros días, pero, a medida que la empresa crece, el título de CEO adquiere más significado.

Definir su papel y su estilo como director general de su empresa requiere conocimiento, habilidades, una planificación y un esfuerzo específico por su parte. Incluso puede resultar un poco incómodo a veces, pero es fundamental establecer cuál será tu papel como director general.

El crecimiento cambia tu trabajo

Muchos emprendedores inician sus negocios porque les gusta la parte práctica de este, a los ingenieros les gusta diseñar, a los fabricantes de muebles les gusta elaborar y trabajar la madera, pero en algún momento del crecimiento del negocio, el empresario empieza a alejarse de la implicación diaria de lo que se dedica su empresa.

Este puede ser un periodo doloroso y frustrante, a medida que se alejan del aspecto práctico, los empresarios deben aprender los otros puntos fuertes y débiles que aportan a la empresa.

Si tiene un don para los números, mantenga la gestión financiera de la empresa como parte de sus responsabilidades principales.  Si se le dan bien los clientes, no se apresure a abandonar la venta y las relaciones con los clientes. Su «descripción del trabajo» como CEO o director general debe ser un reflejo de sus habilidades, capacidades y conocimientos. Sin embargo, independientemente de cuál sea su función específica como director general en su empresa, el crecimiento exige que empiece a formar su equipo.

Hay tres errores comunes que los empresarios suelen cometer al delegar.

1. Vacilar en la delegación

El primer error es dudar en delegar. Cuando empiezan a distribuir tareas con los colaboradores, algunos empresarios pueden pensar que nadie puede hacer lo que ellos hacen tan bien. Es posible que los empleados no se preocupen tanto como el empresario. Al fin y al cabo, se trata de su negocio y su reputación está ligada a su éxito. Para los empleados es simplemente un trabajo.

Para superar esta indecisión a la hora de delegar, los empresarios deben recordar que a veces «lo suficiente es suficiente». Aunque los trabajadores no lleven a cabo las tareas delegadas con el nivel de perfección que usted tendría, pueden aprender a realizarlas lo suficientemente bien como para que la empresa funcione sin problemas y los clientes queden satisfechos.

Lectura relacionada  Lecciones del fundador de Netflix para emprendedores sin grandes ideas

2. Actuar con demasiada rapidez

El segundo error que cometen los empresarios es la delegación apresurada.

En lugar de dudar en delegar, los empresarios que cometen este error parecen estar impacientes por quitarse tareas de encima. Lo vemos a menudo con empresarios que están tan ansiosos por llegar a su próxima idea de negocio que no se toman el tiempo necesario para que la actual funcione correctamente antes de seguir adelante.

Estos empresarios delegan sin proporcionar una formación adecuada y sin dar expectativas claras de rendimiento. Con las prisas por delegar, las tareas y responsabilidades también pueden acabar asignándose a la persona equivocada o, por error, a varias personas simultáneamente. Esto puede llevar al caos y a la frustración.

Para superar la delegación apresurada, elabore un plan claro y detallado que incluya lo que debe designar, a quién debe asignarse la tarea y qué debe hacerse para preparar a los colaboradores para sus nuevas responsabilidades.

3. Confiar demasiado

El tercer error es socavar el proceso de delegación.

Incluso después de la delegación de tareas y responsabilidades, los empleados seguirán tendiendo a querer ir directamente al empresario para obtener una respuesta a una pregunta o para tomar una decisión, en lugar de acudir a la persona que ahora tiene asignada esa área. Si el empresario responde a esa pregunta o toma esa decisión, socavará por completo la autoridad de la persona en la que se ha delegado.

Desarrolle un «retraso de siete segundos» para evitar este error, cuando le pidan una respuesta o una decisión, siempre haga una pausa de unos instantes para preguntarse: «¿Sigue siendo mi responsabilidad o la he delegado en otra persona?». Si lo ha designado a otra persona, responda enviando al empleado al que le había dado esa responsabilidad.

Delegar es muy parecido a criar adolescentes. En algún momento tiene que empezar a dejarles ir para que puedan aprender, y crecer. Con su negocio, si no aprende a dejar ir y delegar, su negocio nunca «crecerá» con éxito hasta la siguiente etapa de desarrollo.

Transición de Fundador a CEO

7 Elementos claves en la descripción del puesto de director general o CEO

A medida que los fundadores construyen su equipo y delegan responsabilidades a su grupo de liderazgo, deben prestar atención a siete elementos que forman parte de la descripción del trabajo de todo empresario como CEO:

  • El crecimiento puede ser estresante para todos los miembros de la empresa. El empresario debe recordar a todos la visión de hacia dónde se dirige el negocio y proporcionar inspiración para desarrollar el potencial de la empresa.
  • El empresario debe ser el guardián de la cultura y dirigir los esfuerzos para crear una cultura intencional que represente los valores de los fundadores.
  • El crecimiento requiere recursos. Como director general, el empresario es responsable de conseguir los recursos necesarios para garantizar el éxito del crecimiento.
  • El empresario debe trabajar con el equipo de dirección para crear sistemas que apoyen el crecimiento continuo y garanticen la satisfacción a las necesidades de los clientes.
  • La estructura de la empresa nunca debe «surgir» a medida que se contratan personas para el negocio. El empresario debe asegurarse de que la estructura esté vinculada a la estrategia, la cultura y el modelo de negocio de la empresa.
  • Como director general, todo empresario debe estar preparado para ser el principal estratega y ajustar la dirección de la empresa en función de las cambiantes demandas y oportunidades del mercado.
  • Por último, como CEO, el empresario sirve de «amortiguador emocional» para mantener un clima positivo en la empresa, incluso cuando ésta se enfrenta a los inevitables retos que forman parte del crecimiento.
Lectura relacionada  Liderazgo: Errores de un jefe

Al integrar estos elementos en la descripción de tu trabajo, estarás en el camino de convertirte en un CEO más eficaz de la empresa que fundaste.

Fuente https://www.emprendices.co/elementos-claves-transicion-fundador-ceo/

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.