Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Liderazgo » El liderazgo responsable: clave para el CEO del futuro

El liderazgo responsable: clave para el CEO del futuro

Por Ángel Alloza

En estos últimos años, la sociedad se ha acostumbrado a vivir en un entorno de incertidumbre. Las crisis derivadas de la pandemia de la COVID-19, la inestabilidad económica, la guerra de Ucrania o la crisis climática han hecho que la resiliencia y la adaptación sean imprescindibles tanto el ámbito profesional como personal. Esto ha provocado una serie de cambios a todos los niveles, algunos más visibles que otros. La conciencia por una sociedad más responsable, con empresas preocupadas por los problemas de sus grupos de interés y que toman un rol activo en su resolución es, sin embargo, uno de los temas que más han ganado visibilidad en los últimos años.

El líder del futuro es un “líder conector”, con inteligencia social y capaz de integrar las expectativas y necesidades de los grupos de interés en el proceso de toma de decisiones

El auge del liderazgo responsable

Según el informe Approaching the Future 2022: Tendencias en Reputación y Gestión de Intangibles, elaborado por Corporate Excellence – Centre for Reputation Leadership y CANVAS Estrategias Sostenibles, el liderazgo responsable es, hoy en día, uno de los aspectos más importantes para las organizaciones. Por ese motivo, según indica el informe, el 42,3% de las organizaciones están trabajando en definir modelos de liderazgo más responsables.

El 42,3 % de las organizaciones están trabajando en definir modelos de liderazgo más responsables

Los profesionales afirman que, en concreto, están poniendo el foco en inspirar y promover la creación de valor a largo plazo (45%), fomentar el compromiso corporativo con valores éticos y de integridad (36,5%) y sensibilizar a los líderes de sus organizaciones a transformarse hacia liderazgos más proactivos y responsables con los grupos de interés (30,4%). Por tanto, la visión a largo plazo, los valores éticos y el liderazgo proactivo se encuentran entre los temas más trabajados por las organizaciones en relación al impulso de un liderazgo responsable.

El estudio también señala los retos que las organizaciones identifican como los más relevantes a la hora de impulsar este nuevo liderazgo, entre los que se encuentran: convencer a los líderes de que adopten un estilo de liderazgo proactivo y responsable con los grupos de interés, conciliar los intereses de los distintos públicos con los de la compañía y gestionar con mediciones las percepciones de los grupos de interés, así como usarlas proactivamente. Cada uno de estos alcanza un 29,6% de importancia en relación a los principales desafíos en materia de liderazgo responsable para los profesionales.

Lectura relacionada  Los mejores líderes aprenden constantemente

Un líder comprometido

Y es que en este contexto se hacen necesarias más que nunca nuevas formas de liderazgo que generen confianza y compromiso con la sociedad. Por ello, la figura de un líder más responsable, capaz de transmitir el propósito y los valores de la organización a través de un comportamiento ejemplar y activando compromisos con la sociedad, es vital. En este sentido, las características fundamentales que ha de tener este líder son: integridad y honestidad con los grupos de interés, empatía y cercanía en el trato, compromiso con la creación de valor a largo plazo, autenticidad y coherencia entre lo que se dice y lo que se hace, y contar con habilidades comunicativas y motivacionales para inspirar el cambio.

En este contexto se hacen necesarias más que nunca nuevas formas de liderazgo que generen confianza y compromiso con la sociedad

Del mismo modo, la reputación del CEO posee cada vez más importancia en este nuevo paradigma, siendo uno de los temas que entra por primera vez en el ranking de las tendencias más relevantes para la agenda empresarial. Se trata de una tendencia emergente que irá creciendo en el futuro y en la que el 19,6% de las compañías asegura estar trabajando ya en ella. Se observa cómo las organizaciones, cuando abordan este aspecto, ponen el foco en incrementar la proyección pública e institucional de sus CEO (30,1%) y en la gestión de la reputación del CEO en redes sociales (26,3%). No obstante, según los profesionales, los principales retos en este campo están relacionados con la medición de la reputación del CEO y la traducción de esos indicadores en muestras de impacto en el negocio; algo sobre lo que únicamente están trabajando el 12,2% de las compañías. Por tanto, queda aún trabajo por realizar en la activación de la reputación de los líderes corporativos y en el impacto de los mismos en la reputación global de las compañías.

La reputación del CEO

Cuando hablamos de la reputación de las organizaciones, la visibilidad y reconocimiento de sus líderes es un elemento cada vez más relevante. Debemos recordar que en el informe Edelman Trust Barometer de este año se señalaba que para el 81% de los ciudadanos los CEO deberían tener mayor visibilidad a la hora de hablar sobre cuestiones relacionadas con políticas públicas que afectan a los stakeholders o el trabajo que su empresa realiza en beneficio de la sociedad. Esto demuestra que su rol de liderazgo es, día a día, más relevante para las comunidades donde operan.

Lectura relacionada  5 hábitos que destruyen tu liderazgo

El líder del futuro, por tanto, se tendrá que comprometer con los temas sociales que afecten a sus grupos de interés, así como asumir responsabilidades relacionadas con el capital humano, económico y medioambiental que le rodea.

Su visibilidad y coherencia será clave para entablar relaciones de confianza y de valor, asegurando la perdurabilidad de la empresa en el largo plazo. Esto se hace cada vez más imprescindible en un contexto cambiante e incierto que nos exige una capacidad de adaptación rápida y coherente.

El nuevo liderazgo debe ser responsable y de generación de impacto positivo, y es, sin duda, una gran oportunidad para entablar un diálogo verdadero entre la empresa y la sociedad que evidencie comportamientos auténticos y de valor para la comunidad. Podría decirse, por tanto, que el líder del futuro es un “líder conector”, con inteligencia social y capaz de integrar las expectativas y necesidades de los grupos de interés en el proceso de toma de decisiones. Para “conectar” los distintos intereses y establecer conexiones profundas que generen valor equilibrado y compartido en el largo plazo.

Fuente: https://canalceo.com/el-liderazgo-responsable-clave-para-el-ceo-del-futuro/

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.