Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Administración del Tiempo y Reuniones » 7 Formas de no caer e la procrastinación.

7 Formas de no caer e la procrastinación.

Por Isabel Carrasco

Manfred F. R. Kets de Vries en INSEAD Knowledge del pasado 21 de diciembre plantea que aunque procrastinar puede ofrecernos alivio ante tareas desagradables éste es solo momentáneo. Retrasar el abordar algo solo empeora la situación, que es más frecuente de lo que pensamos: por ejemplo en Estados Unidos se estima que el 20% de la población adulta son procrastinadores crónicos.

Existen unas señales que permiten detector a los procrastinadores. Entre estas tenemos que son personas que se sienten desbordadas cuando se les asigna una tarea, que ante un encargo complicado se centran primero en las actividades no esenciales que se deben acometer, que se distraen con facilidad, esperan hasta el último momento para terminar las cosas, que no suelen finalizar los proyectos a tiempo, que confían en que si ignoran un atarea esta se volatilizará, que buscan excusas para no hacer algo, que suelen llegar tarde a sus compromisos y que suelen tener una larga lista de cosas pendientes de hacer.

Procrastinar consiste no solo en dejar las cosas por hacer ya que es un fallo de auto – regulación. Contribuye a la aparición de varias emociones negativas, especialmente de vergüenza y culpa. Para los procrastinadores extremos estas emociones negativas sirven como razones añadidas para incrementar las demoras y eventualmente este comportamiento contraproducente se convierte en una forma de auto – sabotaje.

Con el tiempo puede llegar a comprometer las relaciones tanto personales como profesionales y conduce a un sentimiento de resentimiento ante la persona por parte de los amigos, compañeros o familiares.

Las personas pueden procrastinar por muchas razones tanto conscientes como inconscientes, como, por ejemplo, el temor a que no les guste la tarea, o a hacerlo mal o a sentirse superados por su complejidad.

En términos generales ciertos tipos de personalidad tienden con más facilidad a adoptar esta conducta como es el caso de las personas con trastornos de conducta obsesiva. compulsiva o que sufren el síndrome de déficit de atención/hiperactividad.  También pueden influir otros factores como el de la rebeldía por el que si la persona tiene problemas con la autoridad, por ejemplo,  el dejar que una fecha de entrega no se cumpla puede ser una forma de añadir melodrama a sus vidas.  

Los procrastinadores pueden al principio experimentar un sentimiento de control al no actuar, pero rápidamente se extingue y surge la sensación de falta de control sobre sus vidas cuando las limitaciones de tiempo comienzan a restringir sus posibilidades de ejecutar la tarea con éxito. Sus errores se pueden agravar por el autoengaño que les lleva a pensar que trabajan mejor bajo presión. Pero las carreras de última hora a lo que conducen es a resultados pobres.

Lectura relacionada  Salve a su empresa del mal de la 'reunionitis'

Por el contrario las personas que no procrastinan se centran en lo que tiene que hacerse y suelen ser diligentes, disciplinadas, perseverantes y responsables.

De Vries propone una serie de actuaciones para procurar evitar caer en la procrastinación. Éstas son:

1.- Dividir la tarea en otras más pequeñas que se puedan ir abordando de una en una.

2.- Fijar fechas límites para cada una de esas tareas más pequeñas. De esta forma al ir cumpliendo los compromisos se reduce el nivel de estrés. Se puede comenzar por la tarea más complicada y al hacerlo rápidamente no habrá ningún problemas para acometer las más sencillas.

3.- Ser realistas al asignar el tiempo suficiente para cada tarea.

4.- Evitar dedicar nuestro tiempo a asuntos triviales en lugar de emplearlo en los proyectos relacionados con el trabajo. Las distracciones pueden ser divertidas al principio pero no sirven para realizar  el trabajo del que somos responsables. Como escribió  Ivan Turguénev: “Si esperamos al momento en el que todo, absolutamente todo, esté listo , nunca empezaremos”.

5.- Preparar una lista de tareas a realizar. Resulta muy útil para movilizarnos a la acción y para nuestro estado mental. Podemos poner una fecha al lado de cada tarea o priorizar. Después cada día nos podemos concentrar en los tres asuntos más importantes que demanden nuestra atención.

6.- Procurar dedicar algún tiempo para la diversión. Debemos intercalar nuestro trabajo con momentos para las recompensas, relajación y celebración, por ejemplo de las tareas completadas. Planificar estas pausas nos puede servir para luchar contra la procrastinación.

7.- Practicar la “autocompasión”. Debemos tratarnos a nosotros mismos con amabilidad y comprensión ante nuestros potenciales errores y fracasos. De esta forma reduciremos el malestar psicológico que puede facilitar la procrastinación y potenciará nuestra motivación al incrementar nuestros sentimientos de valía personal. Puede también fomentar emociones positivas como la curiosidad, el optimismo y la iniciativa personal.

Debemos prestar a tención a las ocasiones en las que nos juzgamos muy duramente ya que el trabajo interior mencionado puede ser muy complicado si lo acometemos en solitario, especialmente porque nuestro superego puede interferir de numerosas formas a un nivel no consciente. Comentar estos sentimientos excesivamente severos con una persona que esté dispuesta a apoyarnos y a no juzgarnos, como un amigo o un miembro de nuestra familia nos puede ayudar. Si se ha convertido la procrastinación en algo crónico puede ser signo de un problema más serio y puede ser necesario recurrir a ayuda profesional.

Lectura relacionada  Tres pistas para facilitar un poco mejor las reuniones

Fuente: http://clavesliderazgoresponsable.blogspot.com/2022/01/7-formas-de-no-caer-en-la.html

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.