Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Sistemas de Información y Tecnología » El mapa de la transformación digital: escuchar. Información como materia prima.

El mapa de la transformación digital: escuchar. Información como materia prima.

Por Julen Iturbe-Ormaetxe

Cuando pienso en aspectos que han cambiado radicalmente con la llegada de lo digital a nuestra sociedad, uno de los primeros que viene a la cabeza es la forma en que consumimos y distribuimos información. Viene de lejos eso de que la información es poder; pues bien, nunca como ahora podemos disponer de tanta información. El problema, claro está, es que hemos traspasado el umbral de nuestra capacidad de atención. La sobrecarga informativa o la infoxicación, como a veces la denominamos, forma parte de lo cotidiano. Si a esto le añadimos el fenómeno de las fake news y los estragos de la viralización de contenidos, lo que podía resultar en un progreso evidente se termina por convertir en un martirio difícil de soportar. Y de ahí a veces que un equipo directivo no quiera más información. Lógico.

De todas formas, si buscamos valor añadido en la transformación digital para una organización, no tengo duda alguna de que pasa por el acceso just in time a la información. Transformar vigilancia tecnológica o de mercado en inteligencia competitiva es un reto que tiene que ver no solo con captar mejor la información, sino con digerirla y aplicarla a una toma de decisiones mejorada.

Por tanto, antes de complicarnos con otras prestaciones de lo digital, conviene detenerse en esta primera gran aportación de valor: monitorizar todo aquello que nos interesa. Creo que una de las primeras obligaciones de cualquier empresa es diseñar el sistema para capturar información, sea internamente o, quizá más importante, esa que está ahí fuera y que, si somos capaces de integrarla de manera fluida, se convertirá en el alimento principal de nuestra ventaja competitiva. Los buenos negocios se construyen sobre decisiones tomadas con buena información.

A veces ocurre que quienes detentan la responsabilidad de escuchar al mercado se convierten en «especialistas» de algo que debería ser un elemento tranversal de la gestión. Lo digital permite un consumo de información que debe terminar interiorizado como rutina en toda la organización. Vale que se puede requerir trabajo especializado, pero, si este trabajo no termina por calar en los hábitos de quienes tienen que tomar decisiones –y esto es consustancial a cualqueir profesional, esté en el puesto que esté–, de nada servirá montar el mejor de los sistemas de vigilancia tecnológica.

Lectura relacionada  Exitos y Fracasos en la implementación de Sistemas CRM y ERP

Creo que hay mucho camino por recorrer en cuanto a la alfabetización informacional en las empresas. Lo digo porque siempre hay dos planos:

  1. El que se deriva de lo que comentábamos en el párrafo anterior: consumir información que proviene de sistemas especializados diseñados por proveedores que se dedican específicamente a ello.
  2. El que tiene que ver con la forma en que cada cual naturalizamos el consumo de información en tanto que forma parte de las competencias básicas requeridas a cualquier profesional.

La transformación digital debe aportarnos una mejora radical en el manejo de información. Pero de nuevo nos topamos con la tecnología por un lado y los humanos, con nuestras acttitudes y aptitudes, por otro. Si de mi dependiera haría exámenes en los equipos directivos para que cada cual explique cómo busca y metaboliza aquella información que es pertinente para su toma de decisiones. Se requiere desplegar habilidades de amplio espectro: tecnológicas, por supuesto, pero también hay que considerar otro tipo de competencias entre las que incluyo también determinadas habilidades sociales. No solo hablamos de información digital, vaya.

Cualquier organización está obligada en la actualidad, para ser competitiva, a gestionar información de manera excelente. La transformación digital pasa por un salto cuántico en las capacidades para tratar información, pero conviene huir de eso que está en boca de todo el mundo: el tratamiento masivo de datos. Sí, de ahí vendrán oportunidades de negocio. Pero cuando hablamos de monitorización vamos un paso más allá que la pura tecnología. Estamos construyendo todo un sistema nervioso capaz de captar y distribuir la mejor información posible allí donde haga falta. Al igual que un organismo vivo dispone de membranas que lo comunican con el exterior, una organización tiene que diseñar la manera en que va a tratar la información: la materia prima –no lo olvidemos– con la que se construye la competitividad del presente y también la del futuro.

En el mapa de la transformación digitial dedicamos un nodo a esta (re)construcción de los sistemas de monitorización y tratamiento de la información. Antes de pensar en tecnología hay que considerar qué queremos saber y qué tipo de información queremos convertir en conocimiento porque entendemos que es crítica para nuestra competitividad. Cuidado con poner la carreta antes que los bueyes. Insistimos en nuestro enfoque de construcción social de la tecnologíaTecnología que no se metaboliza no sirve de nada.

Por eso hablamos de big data y de small data, una forma de explicar dos planos complementarios, los dos necesarios para que el sistema funcione. Necesitamos el tratamiento masivo derivado de la capacidad tecnológica disponible, pero también la mirada cualitativa que deviene de una aproximación inteligente a la información. Hace falta manejar los principios de la organización ambidiestra.

Lectura relacionada  ¿Qué saber antes de una implementación ERP?

Ya solo nos quedan cuatro artículos más para terminar nuestra serie sobre el mapa de la transformación digital. Quizá sean, a día de hoy, los que más esperaría uno escuchar. Hay que hablar, por fin, de la aportación de valor que lo digital realiza en términos de trabajo colaborativo y de producto/mercado antes de llegar al estadio final, ese que se suele denominar el modelo de negocio digital, el que lleva en su ADN ese apellido: digital. Sin embargo, si hemos dedicado hasta la fecha siete artículos antes de entrar «en harina» es porque creemos que toda esta promesa de la transformación digital o es sostenible o no lo es. Por eso todas estas explicaciones. Por que no es solo tecnología ni mucho menos. Nos vemos en breve, que todavía tenemos para contar.

Fuente: https://www.consultorartesano.com/2020/12/el-mapa-de-la-transformacion-digital-escuchar-informacion-como-materia-prima.html

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.