Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Calidad de Vida


Home » Calidad de Vida (Page 2)
Cómo convertir tus propósitos de este año en metas logradas
11 Jun
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Cómo convertir tus propósitos de este año en metas logradas »

Por Patricia Ibáñez – En el post anterior te hablé del peligro que tiene en tu confianza personal y en tu autoimagen el no tomarte tus metas en serio. Te hablaba de por qué el no ponerte en marcha es la consecuencia directa de no tomarte en serio ni a ti ni a tus posibilidades, y de no ver tus metas claras.
Si recuerdas, acababa el artículo diciéndote que en el próximo post te hablaría de una propuesta eficaz y práctica para ayudarte a salir de ese bucle en el cual repites tus mismos propósitos de año nuevo una y otra vez.
Pues bien, lo que quiero es ayudarte a que hagas de este 2017 un año donde empieces a tomarte en serio tus posibilidades a la hora de mejorar tu vida.
Estoy decidida a ayudarte a conseguir resultados diferentes, siempre desde la congruencia y el sentido común, y a que aprendas a diseñar tus pasos para dirigirte a tus metas.
Quiero que comprendas todo lo que puedes empezar a hacer (y que seguramente no estás haciendo ahora), para lograr tus objetivos y aumentar tu confianza personal.
Cómo convertir tus propósitos de año nuevo en metas logradas

Compararse con los demás nos encadena y hace infelices, según Kierkegaard
10 Jun
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Compararse con los demás nos encadena y hace infelices, según Kierkegaard »

Cuanto más nos comparamos, más nos negamos. Para comparar necesitamos partir de un punto en común, generalizar, y todo acto de generalización siempre implica un empobrecimiento de la individualidad. El acto de comparar es, por antonomasia, un acto de negación de la riqueza de la unicidad. Compararse con los demás es negarse a sí mismo.
Y a pesar de ello, nos comparamos. Nos comparamos continuamente porque hemos crecido en una sociedad competitiva en la que cada persona no vale por lo que es, sino en relación a los otros. No buscamos nuestra valía en el interior, sino en el exterior, comparándonos con los demás. Y aceptamos – con más o menos reticencias – la vara de medir que gustosamente nos da la sociedad.
Entonces caemos en la trampa mortal que el filósofo danés Søren Kierkegaard había vislumbrado en su libro “Edifying Discourses in Diverse Spirits” a inicios del siglo XIX: la comparación nos oprime y nos hace profundamente infelices.
La comparación como fuente de preocupaciones vanas y necesidades artificiales
«La preocupación mundana siempre busca llevar al ser humano hacia la intranquilidad mezquina de las comparaciones, alejándolo de la calma altiva de los pensamientos simples […] Un ser humano se compara a sí mismo con otros, la otra generación se compara con la otra, y así se va apilando el fardo de comparaciones que abruma a la persona.
«Mientras tanto se incrementa la ingenuidad y el ajetreo, y en cada generación hay más personas que trabajan como esclavos toda su vida en la zona subterránea de las comparaciones. Así como los mineros nunca ven la luz del día, estas personas nunca nunca ven la luz: esos primeros pensamientos, sencillos y alegres sobre cuán glorioso es ser un ser humano. Y en las altas regiones de la comparación, la vanidad sonriente juega su juego falso y engaña a los felices de tal forma que no reciben ninguna impresión de esos primeros pensamientos altivos, simples».

15 mecanismos de defensa del «yo» que usas sin saberlo
9 Jun
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

15 mecanismos de defensa del «yo» que usas sin saberlo »

Los mecanismos de defensa forman parte de nuestra vida cotidiana, aunque no nos percatemos de su existencia. De hecho, no constituyen una estrategia racional para abordar los problemas y conflictos sino que son más bien una especie de “carta bajo la manga” que juega nuestro inconsciente para ponernos a salvo de un supuesto peligro. En algunas ocasiones pueden ser providenciales, pero en otras pueden impedirnos crecer y nos conducen a comportamientos desadaptativos que son la base para la posterior aparición de trastornos psicológicos.
¿Qué son los mecanismos de defensa?
Freud fue quien usó por primera vez el término mecanismos de defensa, en 1894, refiriéndose a los mismos como “formaciones defensivas para hacerle frente a ideas y afectos que nos resultan dolorosos e insoportables”. En práctica, los concibió como una estrategia del ego para protegerse a sí mismo de los peligros que vislumbraba.
Más tarde, en 1936, Ana Freud perfiló con mayor precisión estos mecanismos y describió en detalle su funcionamiento. Su definición de los mecanismos de defensa indica que se trata de estrategias psicológicas que se usan inconscientemente para protegernos de la ansiedad que surge de pensamientos o sentimientos que nos resultan inaceptables.
De forma resumida, los mecanismos de defensa:

El peligro de no tomarte tus metas en serio
8 Jun
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

El peligro de no tomarte tus metas en serio »

Por Patricia Ibáñez – En el post anterior te hablaba de los propósitos de año nuevo y de cómo en muchos casos a mí todo este tema me empezaba a sonar ya a pitorreo.
Pitorreo porque no importa que estemos en el 2017 o en el siglo 40, los propósitos de cada enero siguen siendo los mismos de siempre.
¿Cómo es posible que vayan pasando los años y muchas personas sigan proponiéndose las mismas metas que hace 3 años?
¡Con la cantidad de cosas chulas que uno se puede proponer en la vida! hehe.
A mí se me hace difícil pensar que haya gente que siga reviviendo cada enero los mismos ‘quieros’ y ‘deseos’. De hecho, en ese post te decía que a mí me recordaba a la peli de El día de la marmota.
Sinceramente, no quiero que sigas reviviendo cada enero el mismo escenario.
No me gustaría que entraras en ese bucle de «quiero esto pero no sé cómo» – me quejo – no hago nada por cambiar mis resultados – «siempre acabo igual… el próximo año lo intento de nuevo (y de la misma forma)».

El estrés es uno de los grandes retos de la vida
7 Jun
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

El estrés es uno de los grandes retos de la vida »

Por Juan Alberto González
Protege tu paz. Son épocas de cuidarnos más que nunca. Tristemente hoy puedes perder la vida si no cuidas tu estrés, exagera y toma acción de tu vida.
Ciudad de México está rankeada como la ciudad número uno de estrés en el mundo. El 75% de las personas económicamente activas presentan síntomas de fatiga extrema. El Instituto Mexicano del Seguro Social reporta un incremento del 57% en infartos en México.
Las principales causas del estrés son preocupación por el trabajo y por el dinero.
La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) encontró en un estudio reciente que el 85% de las organizaciones son tóxicas, no tienen estrategias para fomentar ambientes de trabajo positivos y saludables. Estas organizaciones no promueven el desarrollo organizacional, no cuidan su talento, no apoyan a sus empleados en necesidades como mejorar su trabajo o disminuir su estrés.
Te quiero dar algunas ideas de cómo puedes manejarte en épocas como las que estamos viviendo:
Ten metas claras