Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Calidad de Vida


Home » Calidad de Vida (Page 2)
El realismo como recurso para tu efectividad
17 Oct
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

El realismo como recurso para tu efectividad »

La efectividad es la combinación óptima de eficiencia y eficacia.
Según Drucker, eficacia es «hacer las cosas correctas». Para poder hacer las cosas correctas, antes hay que tomar las decisiones correctas y, para tomar las decisiones correctas, la información tiene que ser correcta.
Como explicaré en las próximas líneas, la actitud con la que una persona se enfrenta a la realidad condiciona de manera muy significativa la calidad de la información que recibe y que maneja.
Por este motivo, una de las formas más sencillas de mejorar la efectividad personal es mantener la actitud óptima que permita acceder a la información de mayor calidad con el mínimo esfuerzo.
El pesimismo desinforma
Una persona pesimista es una ingenua desinformada y desengañada por la realidad.
En su mundo infantil y «de color de rosa», las cosas «deberían ser» de otra manera. Por eso cree que determinadas cosas son «injustas», como si en alguna parte existiera un código universal de qué es «justo o injusto».
Esta persona vive permanentemente desengañada, ya que hay muy pocas coincidencias entre cómo son las cosas en su mundo ideal y cómo son en el mundo real.
Fruto de este desengaño, la persona pesimista adopta una postura negativa y, por lo general, pasiva. Por eso el pesimismo suele con frecuencia ir asociado a vivir en la «zona de preocupación»

Si pudieras recordar esto siempre…
16 Oct
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Si pudieras recordar esto siempre… »

Por Merce Roura
Me costó mucho comprender que no veo las cosas como son, sino como yo decido que sean. A pesar de esas muchas situaciones dolorosas que vivimos en nuestra vida, todos hemos pasado por ellas y se nos hacen eternas, la vida es el resultado de un amasijo de creencias y percepciones. Estamos programados desde la infancia y nuestra programación nos dibuja a cada uno un mapa diferente de la vida. Y vivimos lo que esperamos vivir, lo que hemos pensado y, sobre todo imaginado, que será nuestra vida. Es como si de niños hubiéramos elegido un cuento para protagonizarlo durante los siguientes ochenta años y cumpliéramos fielmente con cada capítulo. Hay cuentos con finales más felices que otros, aunque todos tienen moraleja (no me gusta esta palabra, pero es la que se usa siempre cuando se habla de buscar el aprendizaje del cuento).
Lo sé, que el cuento sea alegre y tenga buenos momentos no nos priva de los momentos duros. Lo que ocurre es que la forma en que tenemos de afrontarlos lo cambia todo. Cambia el proceso y el resultado. Cambia incluso el cuento y lo reescribe. Lo que realmente importa es cómo vivimos cada tramo. Yo he vivido algunos que me han parecido insoportables, como si me hubiera sumergido en un remolino y no encontrara nada a lo que sujetarme para evitar ser tragada por un agujero enorme que no sabes a dónde te lleva ni por cuanto tiempo. Nos resistimos tanto a caer en él por temor a lo desconocido, por no confiar en nuestra capacidad de salir airosos y ser capaces que acabamos cayendo en otro más profundo todavía…

Nos acostumbramos a hacer las cosas mal
15 Oct
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Nos acostumbramos a hacer las cosas mal »

Por Miguel Ángel Díaz Escoto
Hoy me gustaría generar cierto debate con este post porque hace tiempo que vengo observando que hacer las cosas bien siempre trae innumerables beneficios (tanto tangibles como intangibles), sin embargo, no es menos cierto que aunque hacer las cosas mal incrementa considerablemente tus opciones de fracasar, hay todavía un elevado porcentaje de organizaciones y de personas que generan un montón de reprocesos, acciones y formas “extrañas” de hacer las cosas, para paliar todas las deficiencias que se encuentran en su camino, sin ser conscientes de que el problema está en ellos mismos. Y lo más sorprendente es que algunos son tan buenos haciendo esto, que las cosas “mas o menos” les funcionan.Es decir, organizaciones que no hacen bien las cosas y sin embargo obtienen beneficios, claro que no todos los que se podrían obtener, pero eso ellos no lo saben y este hecho lo achacan a la complejidad del sector, del momento o de la macroeconomía mundial, vete tu a saber.
O de esos responsables que no cuidan a sus equipos, ni sienten un verdadero aprecio por cada persona que trabaja para ellos y que sin embargo, capean la fuga de talento, el mal clima y la falta de engagement de sus empleados, con una elevada rotación de personal, multitud de horas de formación para paliar la inexperiencia de sus plantillas y con efímeras píldoras motivacionales para intentar implicar y comprometer a sus profesionales.
¿Supervivencia o Miopía organizacional?

Tu verdad: 10 reflexiones para creer en ella
14 Oct
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Tu verdad: 10 reflexiones para creer en ella »

Por Ubay Serra
Veo mucha, demasiada gente que busca la verdad “ahí fuera”
Las personas buscan la verdad en la televisión, en la opinión de sus amigos o en Google. Otros van más allá y la buscan en un periódico o en libros de autoayuda de los cuales se vuelven adictos.
Sin embargo, la verdad más importante y relevante a la hora de tomar una decisión o actuar no es la de tu mejor amigo ni la de tus padres. Tampoco es la que te impone la sociedad o la que te enseñaron de pequeño en la escuela. La verdad más importante y relevante es la tuya, la que nace de lo más profundo de ti.
Los demás pueden opinar o aconsejarte. La escuela puede haberte entrenado a pensar de una forma o de otra. Y la sociedad puede presionarte para que actúes en función de los intereses de una minoría. Pero el que decide eres tú y, por tanto, la opinión que cuenta es la tuya. Porque las consecuencias de lo que hagas, digas o pienses siempre acabraán recayendo sobre ti mismo, así que trata de ser fiel a tu verdad y utilízala para vivir tu vida.
A continuación me gustaría mostrarte 10 reflexiones cortas que creo que pueden llegar a inspirarte:

1. Mi verdad
No me creo en posesión de la verdad, sólo en posesión de mi verdad. Una verdad dinámica y mutable, pero una verdad propia, sincera y consciente. Una verdad creada a mi gusto, por y para mí. Una verdad que me resulta útil y eficaz a la hora de vivir la vida y conseguir mis objetivos.

Esta parábola budista nos muestra cuál es la actitud justa para aprender en la vida
13 Oct
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Esta parábola budista nos muestra cuál es la actitud justa para aprender en la vida »

Una comunidad pidió a un sabio maestro budista que les diese una serie de discursos sobre su filosofía, ya que consideraban que era la mejor manera de aprender. Tras mucho insistir, el maestro accedió. Hizo una pregunta sencilla: 
– ¿Saben de qué voy a hablar en el discurso de hoy? 
– No – contestaron todos al unísono. 
– Pues si no saben siquiera de qué voy a hablarles, ¿cómo van a aprender? – dijo el sabio y se marchó. 
Al cabo de los días, los miembros de la comunidad volvieron a buscarlo. Entonces el sabio les preguntó: 
– ¿Saben hoy de qué les hablaré? 
– Sí – contestaron esta vez, habiéndose puesto previamente de acuerdo. 
– Pues si ya saben de que voy a hablar, no me necesitan – y el maestro volvió a marcharse.