Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Calidad de Vida


Home » Calidad de Vida (Page 3)
¡Lo quiero todo y lo quiero ya!
13 Ene
2020
Escrito por juancarlos

¡Lo quiero todo y lo quiero ya! »

Es uno de las peores plagas que tenemos en la sociedad occidental actual.
Ahora mismo, es posible que ya desees terminar de leer este post porque tienes ansía por descubrir todo lo que cuento en el, o tienes mucha prisa para hacer cualquier otra cosa.
Y por supuesto con la ilusión de que eres capaz de simultanear de forma productiva y eficiente varias acciones, tal cual CPU cuántica.
Creo que en la raíz de esta plaga está la abundancia con la que tenemos la suerte de vivir y convivir en los países “desarrollados”.
Abundancia de productos, servicios e información con los que nos inundan a diario los medios de comunicación, ¿o deberíamos decir “miedos de comunicación”?
Porque a muchas personas nos genera miedos irracionales estar inundados de mensajes de éxito social rápido, fácil y glamuroso.
Miedo a no tener y conseguir todo lo que parece que hay que tener y conseguir para ser feliz, completo y admirado.
Vamos, lo que se dice toda una persona de éxito según los cánones sociales.

Hoy te sientes bien, ¡porque te da la gana!
12 Ene
2020
Escrito por juancarlos

Hoy te sientes bien, ¡porque te da la gana! »

por Carlos Nava Condarco
Hoy te sientes bien simplemente porque te da la gana. Porque así lo has dispuesto. Te has dado cuenta que no necesitas pedirle permiso a nadie para ello.
Buena parte de tu vida la destinas a sentirte como lo disponen los demás, conscientemente o no. Transitas muchos de tus días atado a unas líneas invisibles que te unen al capricho del resto de la gente. Posiblemente no te das cuenta, y eso es triste, pero por otra parte es una pena que comparte casi toda la humanidad.
Pocos son genuinamente dueños de su destino, la mayoría solo lo tienen alquilado, y pagan cada día el costo de ocupación, respondiendo mansamente a los estímulos que les llegan del exterior.
Pero, ¡hoy no! Hoy te sientes bien porque te da la gana. Has decidido honrar el poder más grande que tienes: la capacidad de interpretar las cosas que te suceden de la forma que crees conveniente. ¡Nadie puede privarte de ello!, en esto eres soberano y todopoderoso.
Descarta toda la utilería que cada día te convierte en una marioneta del destino. ¡Con toda confianza! Recuerda la historia de Victor Frankl, prisionero de un campo de concentración nazi pero dueño de su destino. O la epopeya de Nelson Mandela en una celda por más de 25 años, pero con la disposición íntegra para no doblegarse al odio o el rencor.
No eres diferente a ninguno de ellos. Eres dueño de tus actos y tu destino. Puedes sentirte como te da la gana, por mucho que todo el mundo se empeñe en lo contrario.

Por qué hoy eres menos feliz que ayer y que mañana
11 Ene
2020
Escrito por juancarlos

Por qué hoy eres menos feliz que ayer y que mañana »

por Casandra
¿Por qué te sientes hoy menos feliz que hace unos años? ¿Por qué te sientes menos feliz hoy que un futuro, cuando al fin alcances “eso” que deseas?
Suele pasarnos que le damos más importancia a la felicidad perdida o a la prometida. Idealizamos los momentos felices que no tenemos a la mano. ¿A ti también te pasa?
¿Por qué el pasado fue más feliz que el presente?
Porque no lo tienes. Así funciona. Deseas más aquello que te falta. Al echar la vista atrás, filtras los buenos recuerdos, separándolos de las angustias y temores, que también estuvieron presentes.
Tal vez, te ves a ti mismo jugando, riendo despreocupado en tus primeros años. Y piensas que aquel tiempo fue más feliz comparado con este.
¡Qué hermosas y significativas se presentan en el recuerdo algunas escenas y procesos de nuestra vida pasada, a pesar de que, en su momento, las dejamos pasar sin estima especial alguna! (Schopenhauer)
Aun así, aquel tiempo también tuvo sus problemas. Seguramente, esos problemas, los conflictos o las inseguridades, ocupaban la mayoría de tus pensamientos, como hoy lo ocupan tus problemas actuales.

Sólo son necesarios 6 pasos para cambiar tu vida. ¡Conócelos!
10 Ene
2020
Escrito por Juan Carlos Valda

Sólo son necesarios 6 pasos para cambiar tu vida. ¡Conócelos! »

Por Carlos Nava Condarco
Puedes asumir, con mucha lógica, que la posibilidad de cambiar tu vida no responde a criterios simplistas, mucho menos aquellos que se orientan a ciertos “pasos mágicos” que consiguen cambiarlo todo. Pero en el caso de lo que se desarrolla a continuación podrías estar equivocado. Estos 6 pasos sí pueden cambiar tu vida.
La descripción de ellos es muy lógica, y rescata a plenitud el hecho que las cosas complejas siempre encuentran solución en lo simple. El razonamiento de estos 6 pasos le corresponde a John C. Maxwell, el autor norteamericano que ha brindado aportes valiosos en materias de gestión y liderazgo.
Maxwell afirma que el principio fundacional para que se produzca cualquier cambio en tu vida es la esperanza.
Las personas cambian porque tienen esperanza de poder hacerlo, sin ella el cambio no puede existir. Cada quien es el único responsable por los cambios que desea hacer en su vida, al menos en tanto sostenga la mínima esperanza que efectivamente puede hacerlo. Sin esperanza, todo está perdido. Pero por fortuna éste extremo aqueja a pocos. Por ello resultaría más propicio cambiar el viejo adagio de “la esperanza es lo último que se pierde”, por uno más imperativo: “la esperanza es lo único que no debe perderse nunca”.
Existe una buena noticia: puedes efectivamente cambiar tu vida, tienes la posibilidad de mejorar condiciones y consolidar un estado propicio a tus expectativas.
Todo comienza por el cambio de la forma en la que actualmente piensas.
Reflexiona con interés y paciencia en las siguientes afirmaciones:

Sufrir para nada…
9 Ene
2020
Escrito por Juan Carlos Valda

Sufrir para nada… »

Por Merce Roura
No quiero mentir, no sé nada…
Escribo porque a veces es la única forma que encuentro de poner negro sobre blanco lo que me asusta tanto que necesito desmitificarlo y ponerle nombre para que se haga pequeño y accesible… Lo que me duele tanto que casi no me atrevo a comprender ni sentir.
A veces creo que he dado un paso de gigante y miro atrás para reconocer sólo la distancia de una pulga. Otras veces creo que apenas he hecho nada pero veo como el mundo que me rodea es distinto.
Me dijeron hace mil años que si me esforzaba y ponía empeño todo llegaría, pero no es cierto… O al menos no lo es en mi mundo, no sé en otros mundos… Hay cosas que no son, no pasan, no llegan a ver la luz o se rompen cuando llevan unos segundos de vida… Eso pasa cada día. La vida se empeña en ponerte una y otra vez en la casilla de salida y conviertes el hecho de llegar a tu meta en una cruzada personal que deja de tener el sentido que le dabas para perderlo del todo.
A veces, luchamos sin tregua para conseguir algo que pensamos que nos hará libres y por el camino nos esclavizamos nosotros mismos intentando conseguirlo…  
Nada que tenga que liberarnos en el futuro debería atarnos ahora, tal vez porque no hay nada que vaya a liberarnos salvo nosotros mismos.
Me contaron que si me preocupaba era una persona responsable, que estaba haciendo algo para solucionar los problemas… Que los que no se preocupan no son personas como deben y los demás les juzgan y les señalan con el dedo… Y me he preocupado por todo y no ha funcionado y cuando ha funcionado he llegado a la solución destrozada y muy agotada física y emocionalmente… Tanto que no he podido disfrutar del nada…