Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Creatividad


Home » Creatividad (Page 3)
Innovación: el design thinking
28 Ago
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Innovación: el design thinking »

Por Jesus Alvarez Valdes – Innovación: el design thinking
El “design thinking” se ha erigido en los últimos tiempos como herramienta de gran utilidad enfocada a fomentar la innovación en las organizaciones de una forma eficaz y exitosa. Esto se debe a que, gracias a su aplicación, se generan importantes beneficios en el diseño de soluciones, permitiendo a las empresas obtener mejores resultados en su comercialización.
Así, el “design thinking” se presenta como una metodología para desarrollar la innovación centrada en las personas, ofreciendo una lente a través de la cual se pueden observar los retos, detectar necesidades y, finalmente, solucionarlas. En otras palabras, el “design thinking” es un enfoque que se sirve de la sensibilidad del diseñador y su método de resolución de problemas para satisfacer las necesidades de las personas de una forma que sea tecnológicamente factible y comercialmente viable.
Vemos, por tanto, que el “design thinking”, como su nombre indica, se centra en el proceso de diseño, dejando en un segundo plano el producto final, e integra enfoques de diferentes campos mediante la participación de equipos multidisciplinares que tienen como objetivo:
Adquirir conocimientos básicos sobre los usuarios del producto o solución, y sobre la situación o el problema que afrontan. Por lo tanto, pretende comprender al usuario.
Desarrollar empatía con los usuarios, mediante la observación de los mismos. Por lo tanto, es una metodología basada en observar al usuario.
Generar un usuario tipo para el cual se diseña la solución o producto, definiendo así el punto de vista a partir del cual se debe desarrollar el diseño.
Generar tantas ideas como sea posible. Por lo tanto, es necesario idear.

Cómo crear y mantener una cultura de innovación superando 6 paradojas.
22 Ago
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Cómo crear y mantener una cultura de innovación superando 6 paradojas. »

Por Isabel Carrasco – Gary P. Pisano en la edición de enero-febrero de Harvard Business Review plantea que una cultura que favorezca la innovación es muy valorada tanto por los líderes como por los profesionales de una organización.
Las culturas innovadoras suelen ser consideradas como divertidas ya que fomentan la experimentación, toleran los fracasos, suelen ser poco jerárquicas y altamente colaborativas y en ellas existe seguridad psicológica. Las investigaciones realizadas sobre el tema apoyan la idea de que estos comportamientos se traducen en un mejor desempeño innovador.
A pesar de que estas culturas parecen deseables se produce la paradoja de que son difíciles de crear y de mantener.
La razón, según el autor, es que las culturas innovadoras se malinterpretan ya que las características anteriormente expuestas deben equilibrarse con comportamientos más severos y menos divertidos ya que, por ejemplo,
la tolerancia al fracaso requiere la intolerancia hacia la incompetencia,
el deseo de experimentar debe ir acompañado de una rigurosa disciplina,
la colaboración debe ser equilibrada con la responsabilidad individua y
un organigrama muy plano necesita un liderazgo muy fuerte.
Si las tensiones creadas por esta paradoja no son gestionadas cuidadosamente los intentos de generar una cultura de innovación fallarán.

¿Por qué la Innovación es tan difícil en las empresas?
16 Ago
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

¿Por qué la Innovación es tan difícil en las empresas? »

Por Ricard Lloria Llauradó – Muchas veces la innovación se produce cuando las empresas empiezan a crear ideas, dentro de sus organismos, pero también es cierto que ciertas ideas, a veces vienen por la necesidad imperiosa que el mercado nos requiere.
Es probable que, la innovación no funcione donde trabajamos, o sólo funcione parte del tiempo a lo largo de un proceso de innovación, en su mayoría, a pesar de los sistemas y procesos que la organización pueda tener o se quieran implementar. ¿Por qué? Debido a que nosotros, muchas veces, no entendemos, que hace que el juego de la innovación sea tan diferente de todo lo que hacemos en el trabajo, este no se ha ajustado nuestro sistema de acciones para dar cabida a estas diferencias. Una falta de comunicación interna o una falta de motivación, acompañada de liderazgo, todo el sistema puedan caer en fallida.
La buena noticia es que nosotros no estamos solos. Muchos de los mejores líderes, aún así, obtienen una gran cantidad de errores cuando se trata de ir hacía un modelo sobre innovación. El conseguir el cambio, la innovación en la organización nos da lugar a encontrarnos en el camino hacia el dominio requerido por un profundo conocimiento de lo que no entendemos. Aquí hay cinco verdades sobre innovación que la mayoría de nosotros malinterpretamos y cómo hacer las cosas bien:
Los datos que nos llevan hacía ninguna parte.
El Big Data es la nueva gran idea, la nueva palabra que todos queremos llegar a entender.

Open innovation: descubre el modelo de innovación abierta de cuádruple hélice
11 Ago
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Open innovation: descubre el modelo de innovación abierta de cuádruple hélice »

Por Patricia Galiana – ¿Sabes lo que es un Living Lab? ¿y la innovación de cuádruple hélice? Son modelos que no te debes perder si te interesa el tema de la innovación de empresas, donde cada vez surgen más modelos con beneficios muy extendidos en el sector empresarial y que les permite desarrollar nuevos productos, servicios e ideas
¿La innovación abierta ofrece el mejor modelo para el siglo XXI? ¿Realmente nos ayudará a responder a los problemas que enfrentamos para encontrar soluciones? En este post te contamos lo último en innovación abierta: el modelo de hélice cuádruple, también conocido como Open Innovation 2.0.
La idea de innovación abierta fue acuñada por el profesor Henry Chesbrough, y apareció con el mismo objetivo al que se utiliza el día de hoy: el desarrollo de las empresas. Pero la innovación abierta actual ha abierto la puerta a más objetivos, adaptados a nuestras sociedades actuales y en el que se espera que los proyectos puedan originarse tanto dentro como fuera de la empresa y además puedan incorporarse tanto al principio como en fases intermedias del proceso de innovación
¿Qué es el modelo de cuádruple hélice?
Este modelo de innovación abierta ofrece un nuevo enfoque para enfrentar los nuevos desafíos con los que tienen que lidiar ante empresas como sociedades. Se llama cuádruple hélice porque no sería posible sin la interacción de cuatro ejes principales: la academia, la administración pública, empresa y personas.

Didáctica de la innovación
19 Jul
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Didáctica de la innovación »

Los agentes del ecosistema educativo en Iberoamérica padecemos divergencias conceptuales entre “educar para la innovación” y la “innovación educativa” confundidos por la tendencia a sobredimensionar el papel de lo que la tecnología digital puede y debe lograr en las escuelas.
Si bien los estudiantes incapaces de navegar en el paisaje digital no son capaces de participar en nuestra vida social, económica y cultural, tenemos que poner a cada cosa en su lugar. En caso contrario, llenaremos al concepto de la “didáctica para la innovación” en una serie de declaraciones rimbombantes, vacías de sentido e inútiles.
Confieso que yo no comprendo “ni j” a la gran mayoría de los “speakers” cuando en “estado TED-style” relatan, en menos de 20 minutos, conceptos “raros” que no funcionan para la instituciones y estudiantes que conozco; aseguro que estoy hablando de decenas de instituciones y de varios miles de estudiantes en Iberoamérica.
En el pasado, la educación consistía en enseñar “algo” a la gente; explicar qué era y mostrar cómo se gestionaba. Eso ha sido operativo mientas que ese “algo” no sufría modificaciones y siempre estaba en un mismo escenario estable. Ahora, se trata de ayudar a los estudiantes a desarrollar competencias para trazar su propio camino a través de escenarios socioeconómicos inciertos, tecnológicamente volátiles y políticamente ambiguos.
Para lograr una didáctica de la innovación que sirva a la gente y enriquezca a la sociedad tenemos que innovar en la educación: crear nuevas metodologías, innovar en los diseños instruccionales y desarrollar nuevos contenidos que resuelvan a las necesidades que sabemos que están por llegar a mediano y largo plazo. Para ello, no es suficiente por sí misma la “tecnología digital”.