Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Cultura Organizacional


Home » Cultura Organizacional
¿Puede ser la cultura la clave para un buen sistema de control?
26 Ago
2020
Escrito por Juan Carlos Valda

¿Puede ser la cultura la clave para un buen sistema de control? »

Por Patricia Otero – Reflexiones a la luz de la pandemia acerca de la estrategia, la cultura organizacional y los sistemas de control. Cómo se potencian y en qué conviene poner el foco para lograr los objetivos propuestos.
Hace un tiempo, en una de las sesiones del MBA, hablando del modelo de palancas de control de Simons, alguien me preguntó: ¿cómo puede ser que la cultura de la compañía, con su sistema de creencias, sirva para hacer que las cosas pasen? Es decir, para hacer que la gente tenga los comportamientos deseados por la dirección. En su línea de pensamiento, veía a las creencias y a la cultura como algo que sirve para marcar las cosas que no hay que hacer, pero no tanto como motor o propulsor de lo que sí hay que hacer.
La crisis que venimos enfrentando a raíz del coronavirus, ha dejado más patente que nunca lo siguiente: la cultura como mecanismo de control puede ser muy fuerte y mucho más poderoso que otros mecanismos típicos que conocemos (como podrían ser los incentivos extrínsecos). Aquellas empresas que, al momento del surgimiento del brote de COVID-19, no tenían una fuerte cultura organizacional y tuvieron que recurrir al home office para seguir adelante, seguramente padecieron mucho más que aquellas que sí la tenían.
¿Qué es la cultura en la organización?
Para pensarlo en términos prácticos, podríamos decir que son los valores, las creencias, los comportamientos aceptados y las formas de hacer propias del lugar. Hay quienes dicen que cada organización tiene su “carácter” o su “alma”, y eso sería la cultura.

Liderando la cultura
15 Ago
2020
Escrito por juancarlos

Liderando la cultura »

por Eduardo Meljin
 Muchas empresas y organizaciones están trabajando, relacionadas con su Visión y las Estrategias, en definir su CULTURA, con el fin de lograr una ventaja competitiva, en términos de innovación, atraer y retener el talento, visión de negocios, rentabilidad y mejorar la productividad, donde el LIDERAZGO tiene un rol determinante.
Modificar la cultura, es decir “como hacemos las cosas”, ya sea personal, organizacional o de un país, nos lleva a modificar los comportamientos individuales y grupales. 
En este sentido la CULTURA es lo mas difícil de cambiar y en los procesos de reingeniería de negocios, habría que cambiar también el estilo de administración, la medición de desempeño y los sistemas de incentivos.
El tipo de LIDERAZGO define el tipo de CULTURA de una empresa u organización.

El camino hacia la agilidad organizacional: 5 claves
16 Jul
2020
Escrito por juancarlos

El camino hacia la agilidad organizacional: 5 claves »

Por Ernesto Weissmann – En un mundo de negocios dinámico, las empresas con estrategias estáticas están destinadas al fracaso. El concepto de “agilidad organizacional” se vuelve un imperativo para la competitividad. ¿Qué es y cómo se gestiona una empresa estratégicamente ágil?
En una encuesta realizada por The Economist, el 90 por ciento de los ejecutivos entrevistados declararon que la agilidad organizacional es un factor crítico para el éxito. Las empresas ágiles reducen los tiempos de respuesta al mercado e innovan más efectivamente, logrando una mayor capacidad de adaptación a ambientes de negocios complejos.
Tres tipos de agilidad
Don Sull, profesor de la London Business School y uno de los pioneros en la investigación de este concepto, señala que las organizaciones necesitan tres tipos de agilidad: estratégica, de portfolio y operativa.
Agilidad estratégica
En contextos turbulentos, las empresas suelen enfrentar un flujo constante de oportunidades que pueden clasificarse en pequeñas, medianas y grandes. Todos los días se nos presentan oportunidades pequeñas de mejora.

¿Padece tu empresa el efecto zombie?
11 Jul
2020
Escrito por juancarlos

¿Padece tu empresa el efecto zombie? »

Estamos asistiendo a la invasión zombi, no solamente en la gran pantalla, sino también en el ámbito social, económico y tecnológico, y las empresas por tanto, no son una excepción.
Se habla de zombis tecnológicos, de empresas zombis, de zombis profesionales y hasta de pensionistas zombis, que una vez muertos, siguen viviendo en forma de pensión a costa de la Seguridad Social.
Vivimos en una sociedad contagiada por el efecto zombi, presente en entornos productivos, que se extiende de forma silenciosa, y contamina todo lo que encuentra a su paso.
El concepto como tal, tiene diversos matices y además de observarse en el panorama empresarial distintas formas del efecto zombi, no siempre responde a un misma dolencia.
ZOMBI TECNOLÓGICO

¿Cómo mantener y fortalecer la cultura en tiempos de disrupción?
22 Jun
2020
Escrito por juancarlos

¿Cómo mantener y fortalecer la cultura en tiempos de disrupción? »

Nate Dvorak y Natasha Jamal en Gallup Workplace del asado 13 de abril plantean que ante la situación originada por la pandemia del coronavirus lo que se ha convertido en normal es el teletrabajo ( un 62% de los trabajadores en Estados unidos, por ejemplo). Los equipos y las organizaciones que anteriormente se conectaban con mucha frecuencia personalmente se encuentran ahora dispersas y trabajando individualmente y un entorno incierto.
Este cambio va a ocasionar inevitablemente retos para la cultura que nuestra organización aspira a crear ya que si en circunstancias laborales “normales” no es fácil construir en tiempos de disrupción son necesarios planes que contribuyan a continuar generando una  experiencia laboral que sea valorada por los profesionales.
La cultura de un lugar de trabajo es inherentemente un “constructo” social. Implica la intervención de múltiples personas para establecer normas, prácticas y conductas sobre el concepto de “cómo se hacen las cosas aquí”. Éstas, en momentos como los actuales, están en peligro al cambiar la forma de interaccionar entre las personas.
Si los líderes quieren  continuar asegurando que sus equipos y su organización mantengan y fortalezcan la cultura que desean deben comunicar y diseñar una narrativa y un diálogo con sus profesionales, a través de la cual recuerden a éstos la razón de ser de la organización y lo que aporta al mundo.