Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

El problema de la Delegación


Home » El problema de la Delegación
Por qué no nos funciona la delegación?
7 Jun
2021
Escrito por juancarlos

Por qué no nos funciona la delegación? »

por Sabina Nawaz – Cuando intentamos delegar un trabajo o cualquier proyecto, o tenemos que hacerlo por “falta de manos” y “tiempo”, corremos el riesgo de que no se haga correctamente o a tiempo. Por lo menos esa puede llegar a ser nuestra impresión. Culpar a los demás es recurrente y fácil, pero ¿tienen los demás la culpa?
Les podemos estar acusando de falta capacitación, de falta de interés, de falta de motivación… les tachamos de ineptos cuando no de una actitud pasiva. ‘Paremos el carro’. Nunca es culpa de ellos, no debemos buscar a un culpable fuera de nosotros mismos, tanto si s trata de una persona válida, incapaz de llevar a cabo nuestra encomienda, como si hemos contratado a alguien cuyo perfil no se ajustaba a lo que necesitábamos. En ambos casos, la responsabilidad, y por ende, la culpa sólo son nuestras, no de nuestro colaborador o compañero.
Si decidimos intervenir en medio del proceso porque no estamos satisfechos de cómo lo está ejecutando, nunca sabremos si hubiera servido o no, si hubiera asumido totalmente su responsabilidad o no, y, además, estamos dando al traste con las esperanzas de contar con un colaborador muy válido en el futuro.

Delegar o No Delegar? La vieja excusa: “nadie lo hace como yo”
4 Ene
2021
Escrito por juancarlos

Delegar o No Delegar? La vieja excusa: “nadie lo hace como yo” »

por Lic. Néstor Rabinovich – Hace un tiempo, compartía algunas ideas con un amigo respecto a su actividad comercial. Es dueño de locales comerciales en el rubro farmacéutico, y la conversación giraba alrededor del stress que le producía, según su experiencia, el trabajo con el personal, por la dificultad de delegar tareas, confiar responsabilidades, obtener resultados semejantes a los propios de parte de los empleados.
Me refirió una anécdota. Una vez a la semana hacía una entrega en forma personal a su cliente más importante, por volumen y facturación, en horario nocturno. Las dificultades antes mencionadas, derivaban en que quedaba en sus manos dicha entrega.
Su queja: como puede  ser que después  de todo lo que hago,  me tengo que ocupar de eso también? Revisamos modos simples para resolver esta situación. Un remisse de confianza, servicios de entrega en moto, alguna opción que le permitiera no tener que ocuparse del tema.  Coincidió, y hasta argumentó que podría incluir en el precio final el costo del envío. Una solución simple para un problema de baja complejidad.

Yo no delego porque soy un superhéroe y puedo con todo…
13 Dic
2020
Escrito por juancarlos

Yo no delego porque soy un superhéroe y puedo con todo… »

Por Sergio Sosa – Aunque sea algo sumamente difícil de creer, en esta época todavía hay demasiadas personas que se resisten a delegar actividades. En muchos casos, esta conducta trae como consecuencia una considerable disminución de la productividad, tanto de la persona que no delega como de las personas que están en su entorno (laboral y personal).
Exploremos algunas de las razones por las que algunas personas no delegan:
1. Son “ejecutores compulsivos” y disfrutan haciendo todo.
El paradigma predominante de estas personas es: ” si no lo hago yo, nadie lo va a hacer”. El problema con estas personas es que viven exhaustos permanentemente porque nunca tienen tiempo para ellos mismos, para hacer las cosas que son verdaderamente importantes.

Pyme: Delegar?… a quién?
27 Oct
2020
Escrito por juancarlos

Pyme: Delegar?… a quién? »

por José María Quirós – Tomé gente para que me ayudara pero a fin de cuentas trabajo para mantenerlos. Aunque no tengo tiempo, si por casualidad me llego a dar una vuelta para ver cómo van las cosas, vuelvo amargado. Es que yo debería vender EXPLICACIONES porque en eso mi gente es un fenómeno: las fabrican a una velocidad de no creer. Parece que el problema siempre es del proveedor, del otro sector, del cliente, de la máquina,, de sistemas, de la persona que limpia, de las líneas telefónicas, de la crisis de energética, del quiosco de enfrente o de las elecciones en Estados Unidos. Mas que el dueño soy el mediador, el árbitro: porque juegan para empresas diferentes, cada uno cuida su quinta… ¿y el negocio?: que se las arregle.
Los que saben me dicen que tengo que respetar las jerarquías… pero ya me veo buscando al jefe del área, explicándole el problema y teniéndole que decir que intervenga enseguida. Y qué me va a contestar?: “¡Si: quédese tranquilo!” Tranquilo?, si lo dejo sigue en la suya mientras el tiempo pasa y las cosas se ponen peor!!! Trato de no decir ni ah, pero mientras tanto se me hincha la vena del cuello.

Delegar
21 Oct
2020
Escrito por juancarlos

Delegar »

por Teresa Benedetti – Hay quienes delegan y quienes enferman antes de hacerlo. Luego, no tenemos  más remedio…
Delegar no es tarea fácil para una estructura Pyme. Desde ya que hay empresarios PYMES que pueden hacerlo mejor que otros.
Primero: hay que estar convencidos, encontrarle las ventajas y aceptar los riesgos, porque desde ya los tiene.¿
Acaso existe algo en esta vida que no los tenga? …
Hay personalidades que “lo soportan más”, otras que por nada del mundo acceden y se cuentan mil cuentos al respecto y otras que les gusta concentrarse en sus aptitudes y “delegan racionalmente”.
Aunque no lo crean, hay otros que delegan cualquier cosa que les resulte aburrida y monótona. Esos obviamente son los más creativos y un poquito “locos”.  Capítulo aparte. Volveremos en algún momento con esta tipología.