Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

El problema de la Delegación


Home » El problema de la Delegación
Delegue lo que tenga que delegar !!!!
10 Jun
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Delegue lo que tenga que delegar !!!! »

Por Francisco Lehmann – Nadie se atrevería a negar hoy que delegar es absolutamente necesario en cualquier organización. Todo el mundo cree que “delega”, aunque no hay una aceptación generalizada de lo que este proceso en sí implica. Por ello es importante conocer los mecanismos de la delegación, pero también lo que significa para cada uno de los involucrados, con el fin de llegar a los acuerdos necesarios. El material que presento en este post no es sólo para que lo analices como gerente sino también para que sirva como eje para comenzar a conversar con tus subordinados la realidad de la delegación.
La delegación como estilo empresarial es poco frecuente. Abundan más las tentativas que los éxitos. Por eso, reconociendo la importancia del proceso, emprendo la biopsia del concepto de delegación para evitar tener que hacerle la autopsia al concepto empresa.
Para comenzar partamos de la base que delegar es un acto de mando. El poder de delegar puede aplicarse únicamente por parte de un nivel jerárquico sobre un subordinado. Pero en la práctica, la situación se dificulta. El que delega, el delegado y la propia empresa son factores que inciden en los resultados que se obtienen.

Los 6 síndromes que impiden una delegación eficaz.
3 Jun
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Los 6 síndromes que impiden una delegación eficaz. »

Por Jessica Buelga – Tengo la sensación de que hasta que no te hablo de etiquetas, tipologías, clasificaciones y demás encasillamientos, cualquier tema sobre el que te hable no adquiere seriedad.
1. Síndrome “Porque yo lo valgo”:
Se trata de responsables de departamentos que piensan y hacen ver de manera muy clara, que nadie puede hacer las cosas tan bien como ellos. Básicamente les es imposible, dado que el tamaño de su ego inunda todo e impide ver la realidad del potencial que pueden tener al lado, del talento a desarrollar y explorar en su equipo.
Infinitamente más sencillo dar ese golpe de melena tan característico del anuncio, que pensar que alguien, que además tienes a dos palmos, puede hacer sus tareas mejor que ellos, más rápido y de manera más efectiva.
2. Síndrome “Porque yo lo digo”:
Son personas al mando, que creen que el proyecto en el que se encuentran inmersos es su cortijo: ordenan, mandan, atan y desatan a su antojo. Y en ese antojo está el de no delegar, o el de hacerlo con criterios poco objetivos como el de “porque me da la gana”. Y ¿qué consiguen con esto?

Empowerment: Beneficios, caracteristicas e implementacion | Ventajas y Desventajas
27 May
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Empowerment: Beneficios, caracteristicas e implementacion | Ventajas y Desventajas »

El Empowerment es una herramienta de gestión que utilizan muchas empresas para obtener mejores resultados, consiste en delegar, otorgar o transmitir poder, autoridad, autonomía y responsabilidad a los trabajadores o equipos de trabajo de una empresa para que ellos puedan tomar decisiones, resolver problemas o ejecutar tareas sin necesidad de consultar u obtener la aprobación de sus superiores de tal manera que ellos se sientan que son dueños de su propio trabajo. Conoce más en: ¿Qué es empowerment?
Beneficios de su utilización en las empresas
A través de la aplicación del Empowerment:
Los trabajadores o equipos de trabajo tienen mayor poder de decisión, mayor autoridad para resolver los problemas, mayor autonomía en el desempeño de sus funciones, y mayor responsabilidad por la ejecución de las tareas, por las metas y por los resultados.
Los gerentes, jefes o superiores, en vez de dedicarse exclusivamente a dirigir y controlar, dejan que los trabajadores o equipos pongan en práctica sus ideas o métodos, orientan, motivan, estimulan, reconocen los éxitos y recompensan los resultados.

¿Por qué es tan difícil delegar?
30 Abr
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

¿Por qué es tan difícil delegar? »

Por Rosa Ortiz – ¿Sueles ocuparte de TODO en tu negocio? ¿Te gusta que las cosas se hagan “a tu manera”? ¿Con que frecuencia dices “es mejor si lo hago yo”?
Si eres como la mayoría de emprendedores, te gusta que las cosas se hagan de cierta forma y sueles cargar sobre tus espaldas una gran cantidad de tareas. Incluso puedes estar convencido de que tu misión en el mundo es acaparar tareas y de que vives rodeado de ineptos.
Con esa creencia resulta fácil caer en la trampa de hacerlo todo por uno mismo.
Hacerlo todo es como llenar un vaso de agua hasta el tope. Si intentas andar con el vaso lleno hasta el borde te das cuenta de lo fácil que es derramar el agua. Tu vaso ha alcanzado su capacidad máxima, está en el punto de derramamiento.
Con frecuencia los emprendedores llenan su tiempo hasta el punto de derramamiento, hasta el límite de su capacidad de trabajo.
Todos tenemos diferentes capacidades de trabajo y es tu decisión determinar cuánto debes o no debes trabajar. Sin embargo, si te sientes cansado, estresado, agotado y notas que no tienes suficiente tiempo para ti y tu familia significa que tu vaso está en el límite, en su punto de derramamiento. Estás lleno y eso, no es saludable.
Por el contrario, ¿qué ocurre si coges ahora otro vaso y vacías el 20% del contenido del primero en el segundo vaso? ¿Te das cuenta de que es mucho más fácil sostener y moverse con el vaso de agua?

10 frases que nunca se pueden decir al delegar una tarea
22 Abr
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

10 frases que nunca se pueden decir al delegar una tarea »

A continuación te presentamos 10 frases que los miembros de tu equipo de trabajo nunca deberían oír de tus labios:
1. «Ya sé que aún no has terminado con esa sección, ¡pero necesito que hagas esto ya mismo!»
Saber delegar consiste en establecer prioridades. Si bien es normal que de vez en cuando surjan tareas urgentes, tener una «situación de emergencia» día sí, día también, no ayudará a la productividad del equipo. Atender múltiples tareas al mismo tiempo cambiando constantemente de una a otra sencillamente perjudica a la productividad y la moral del equipo.
Existe una estrategia mejor, que es establecer las metas, las prioridades y los plazos de entrega desde un principio y asegurarte de que tu equipo tenga una visión clara de todo ello, de manera que no dejen aparcadas de golpe sus otras tareas para llegar a tiempo a la fecha de entrega de una en concreto.
Prueba mejor con esto: «Hemos tenido que corregir el programa del proyecto, de modo que cuando acabes con lo que estás haciendo deberías ponerte con esta otra tarea».
2. «Ya sé que nunca has hecho nada parecido, pero estoy seguro de que podrás sacarlo adelante.»
No hay nada que eleve más el nivel de estrés de un miembro de tu equipo que oír esta frase. Todo el mundo quiere tener ocasión de mejorar sus habilidades, ¿pero acaso es justo poner a alguien en esa situación sin la preparación o la formación adecuada? Lo cierto es que no, y así tampoco conseguirás una gestión eficaz de tu proyecto.