Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Empresas Familiares


Home » Empresas Familiares (Page 2)
Planificación sucesoria, patrimonio y empresa familiar
15 Dic
2019
Escrito por juancarlos

Planificación sucesoria, patrimonio y empresa familiar »

por  Leonardo J. Glikin                                                               
¿Qué es la Planificación Sucesoria?
La Planificación Sucesoria ayuda a prevenir conflictos familiares y a cuidar el patrimonio, mediante la adopción de una serie de decisiones que toman en cuenta los intereses y los deseos del heredante (es decir, el sujeto que planifica) y las necesidades de su familia, en un marco de equidad.
Una Planificación Sucesoria efectiva debe partir de las siguientes premisas:
1.- Todos somos mortales, es decir que, tarde o temprano, la Planificación Sucesoria habrá de convertirse en una realidad imposible de modificar.
2.- No sabemos cuándo se habrá de cumplir la premisa anterior. Hay estadísticas que indican cuál es la expectativa de vida de una población, pero la realidad concreta de cada individuo depende de circunstancias imprevisibles, que pueden llevar a que una vida termine de manera precoz, o dentro de los parámetros previstos, o supere las expectativas generales.
3.- Es posible que, antes de que el patrimonio llegue a los herederos, sea necesario atender al retiro del heredante. En función del aumento de las expectativas de vida, cada vez son más las hipótesis en que un patrimonio debe atender, primero, a las necesidades de personas mayores, para luego llegar en plena propiedad a los herederos.

Cuando la muerte golpea
12 Dic
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Cuando la muerte golpea »

Por Enrique Soriano
El fundador / propietario de un negocio que se construyó a partir de un trabajo duro, la empresa familiar se prepara para una crisis mayor? Ya se trate de la familia, la empresa y la propiedad (la riqueza) todo está en transición. Cuando la enfermedad, incapacidad o muerte de una tecla huelgas de los accionistas familiares o eventos como el matrimonio, la separación o la propiedad dispersa sucede, el impacto en el sistema de empresa familiar puede paralizar el negocio durante la noche.
Con una mentalidad rozando la inmortalidad, líderes tenaces desatienden totalmente cualquier forma de transición. Pero cuando un evento de muerte súbita se produce como, dejará a todo el mundo roto, sin aliento, que apenas logran sobrevivir y ser arrastrado por abrumadora bajo el peso de la empresa y la familia. No hay duda de cualquier negocio que se enfrentarán con algunas opciones muy difíciles en los meses y años venideros se están preparando es crítica.
La muerte súbita de un colega en 2015 fue un duro recordatorio de que la vida es efímera.

Los hermanos y la madre del sucesor
10 Dic
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Los hermanos y la madre del sucesor »

Por Joan Aragonés
En los procesos de relevo de las empresas familiares parecen ser actores secundarios aunque tienen un gran protagonismo.
Aparentan ser los actores secundarios de la sucesión familiar. Se habla poco de ellos (de no ser para decir banalidades) y nos da la impresión de que la transmisión se suele desarrollar al margen de su existencia. El foco se ubica en donde aparenta estar el problema, en la relación entre el transmisor y el sucesor, en el binomio padre-hijo. Sin embargo, la experiencia nos indica que la participación, activa o pasiva, de estos actores secundarios, suele ser más relevante que la de los actores principales durante algunas fases del proceso de la transmisión, porque son ellos los que deben certificar, aceptar o negar la transmisión del poder; aunque adopten una actitud conciliadora y, por ende, aparentemente poco relevante.
El sucesor aporta a la familia una supuesta potencialidad que, lógicamente, se sustenta en expectativas pero no en realidades. Su aporte de valor es teórico, porque no puede ser práctico, dado que no ha tenido recorrido alguno al frente del negocio como su máxima autoridad. Hasta la fecha de la transmisión, el negocio ha funcionado gracias a la aportación del transmisor, del padre. La familia ha vivido de manera cómoda y segura bajo la aureola del fundador del negocio, que lo ha hecho prosperar a lo largo de su existencia. Por tanto, el padre es un valor seguro, mientras que el valor del sucesor está por ver, porque se debe demostrar con la experiencia y, sobre todo, con los resultados del negocio.
El ser humano tiende a ser temeroso, sobre todo, con los temas económicos, financieros y patrimoniales.

Comunicación en la empresa familiar: ¡no nos entendemos!
6 Dic
2019
Escrito por juancarlos

Comunicación en la empresa familiar: ¡no nos entendemos! »

por Yolanda Mora
Vaya por delante una rotunda afirmación: casi todos los conflictos que se producen entre los miembros de una familia empresaria se asientan en un problema de comunicación. Sea porque ésta es insuficiente, porque las formas no son las más adecuadas o porque se tratan los temas en los foros equivocados, una comunicación poco eficiente entorpecerá siempre encontrar una solución satisfactoria.
Antes de abordar las claves para una buena comunicación, es tarea imprescindible desmontar uno de los mitos más comunes, que es el de callar para no herir sensibilidades y mantener así la armonía familiar. Dejemos claro desde ahora que la única oportunidad de resolver cualquier tensión existente o cualquier problema que preocupe es, precisamente, exponerlo. Lo que no se dice, no se soluciona.
Otro error frecuente en la esfera de las relaciones familiares es el de creer que los demás nos conocen tanto, que deben adivinar cuándo necesitamos su ayuda. Entonces, si no acuden en nuestro auxilio, nos enfadamos. Sin embargo, la realidad es que nadie tiene una bola de cristal y que el día a día nos ocupa a todos, haciendo que a veces no veamos esas señales y se nos pase por alto cualquier expresión de malestar. De nuevo, la única forma de solventar el problema es explicarlo para poder buscar, entre todos, la salida más conveniente.

Empresa Familiar:  Donde comen dos… no siempre comen tres.
3 Dic
2019
Escrito por juancarlos

Empresa Familiar: Donde comen dos… no siempre comen tres. »

por Lic. Adrián Grimberg
En la post guerra, como era lógico que ocurriera, el mundo sufrió cambios notables.
Durante la guerra se desarrolló la industria armamentista, crecieron las industrias que alimentaban y se alimentaban de esa situación mundial.
El mundo en su conjunto no solo sufrió la pérdida de gran cantidad de vidas, sino que gran parte de los que sobrevivieron, debieron soportar ver como se separaban familias enteras con el solo fin de poder dar sustento alimentario a sus descendientes; protegerlos de lo que les podía haber tocado como destino o buscando empezar de nuevo porque habían perdido todo.
En ese empezar de nuevo surgió la inmigración, de la cual países como el nuestro conocemos y mucho. “Argentina, cuna de inmigrantes” es una de las frases que solíamos escuchar y ya no resulta tan común como hasta hace un tiempo hacerlo.
Personas de diferentes lugares de Europa, principalmente, desembarcaron en estas tierras en busca de un futuro, llegaron “con una mano adelante y la otra atrás”, pero las dos dispuestas en todo momento a trabajar para darle fin a ese fenómeno social que se había dado, que era el de separarse de sus familias, que en muchos casos habían quedado en el viejo continente, para poder desde estas nuevas tierras enviar algún dinero para que allí coman mientras el hombre aquí trabajaba con la esperanza de pronto poder “traer” a su familia y recobrar la vida que en algún momento supieron planificar.