Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Empresas Familiares


Home » Empresas Familiares (Page 2)
Los herederos con birrete en la empresa familiar
17 Jun
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Los herederos con birrete en la empresa familiar »

Aun siendo uno de los pilares en la economía en nacional e internacional, la empresa familiar tiene un gran talón de Aquiles: su permanencia a través de generaciones.
—Ninguno de nuestros hijos será director general o miembro del consejo de administración si no tiene, como mínimo, una maestría en una universidad de primer nivel.
—Y si ninguno de nuestros hijos lo logra, ¿estás seguro de que desearías que ninguno pueda formar parte de la Alta Dirección?
Para este artículo, un diálogo como el de arriba, entre dos hermanos líderes de una empresa familiar, podría parecer ficticio. Sin embargo, cuando se elabora el protocolo familiar este tipo de pláticas entre los fundadores es bastante común. Por un lado, los que participan en la elaboración del protocolo buscan la excelencia de la preparación de la nueva generación, pues propicia mayores oportunidades de éxito a la empresa familiar. Por el otro, si suben mucho la vara hay posibilidades de que algunos queden excluidos y que ello ponga en riesgo la participación de familiares en la empresa. ¿Qué resulta más recomendable en una encrucijada como esta?

Empresas Familiares: el Desafío de Llegar a la Tercera Generación
13 Jun
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Empresas Familiares: el Desafío de Llegar a la Tercera Generación »

En una entrevista concedida a Abogados.com.ar, Eduardo Favier Dubois explicó cómo separar la relación familiar y la de los negocios, de qué forma deben enfrentar el reparto de funciones y responsabilidades y sobre todo como enfrentar la sucesión.
Las empresas familiares en la Argentina representan alrededor del 75% de la fuerza de trabajo y de producción del país, el 90% de las Pymes se encuentran en esta categoría y un dato importan te a tener en cuenta es que de las 19 multinacionales argentinas hay 13 que son empresas familiares.
Pero ocurre que no todas estas empresas generan valor más allá de la tercera generación ni conservan su estructura propietaria. Hay que tener en cuenta que aproximadamente de cada 100 empresas que se crean, solo sobreviven 30 a la segunda generación, 15 a la tercera y apenas cuatro a la cuarta. ¿Qué se puede hacer para evitar esto?
En una entrevista concedida a Abogados.com.ar, Eduardo Favier Dubois, titular de Favier Dubois & Spagnolo Abogados, especialista en el tema explicó que hay que reconocer que las empresas familiares son una realidad, pero en muchos casos son tomadas como una realidad invisible, ya que no se las tiene en cuenta a la hora de adoptar determinadas políticas.

7 prácticas para evitar el naufragio de la empresa familiar
10 Jun
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

7 prácticas para evitar el naufragio de la empresa familiar »

El desafío para las empresas familiares es continuar activas, creciendo y progresando, más allá a la segunda generación familiar, evitando que antes de llegar a la tercera e idealmente a la cuarta generación, el esfuerzo de toda una familia se evaporice.
Las estadísticas de la Universidad de Harvard, la OIT y la OMC, dan cuenta que solo el 8% de las empresas familiares pasan a la tercera generación, y el 4% a la cuarta, por lo que resulta central poder determinar las mejores prácticas y recomendaciones, para buscar incrementar el índice de vida y reducir el índice de mortandad asociado a la fenomenología de trabajar con la familia.
Una de las razones que se esgrimen para explicar la imposibilidad de superar la tercera generación al 92% de las empresas familiares, es un mito muy difundido en América Latina y Europa: los padres fundan, los hijos disfrutan y los nietos funden. Pero aunque en algunas organizaciones familiares este mito se entienda como un camino inevitable a transitar y finalmente se convierta en una especie de auto profecía con final anunciado, las empresas familiares pueden evitar ese destino.

Empresas familiares: Cómo prepararse para una charla difícil con un pariente
7 Jun
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Empresas familiares: Cómo prepararse para una charla difícil con un pariente »

Compartimos la nota realizada en el diario El Cronista por el director del Club Argentino de Negocios de Familia, Jorge O. Hambra.
José no sabe cómo abordar el tema del ingreso de familiares políticos a la empresa que comparte con su primo Eduardo. Lo consultó con su esposa un centenar de veces, pero ella parece cansada de escuchar sus reflexiones redundantes y varias veces le respondió  que lo hable directamente con Eduardo, que además de primo, es su socio, total, “¿Qué puede pasar? -le dijo- De seguir así, terminarán peor que si lo hablan”.
José cree que el tema es muy difícil porque Eduardo está convencido de que el ingreso de su yerno será un gran aporte, mientras que para él las relaciones familiares directas son complejas como para sumarles las políticas. Las veces que lo hablaron terminaron discutiendo, y esto repercutió en la familia. Por eso, las conversaciones se volvieron triviales o impersonales. Ambos se cuidan de hablar de las cosas que alguna vez tendrán que hablar, pero que no saben cómo.

¿Es aconsejable contratar a familiares en tu empresa?
3 Jun
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

¿Es aconsejable contratar a familiares en tu empresa? »

Por Mario Cantalapiedra  – De forma general, se entiende por empresa familiar aquella en la que la mayor parte de la propiedad pertenece a una o varias familias, cuyos miembros influyen de manera decisiva en su administración y gestión. Más concretamente y en base a la definición aprobada en 2008 por el antiguo Grupo Europeo de Empresas Familiares (GEEF), hoy en día denominado European Family Businesses (EFB), y la Family Business Network (FBN), una compañía sin importar su tamaño es considerada familiar si cumple las siguientes condiciones:
La mayoría de los votos son propiedad de la persona o personas de la familia que fundó o fundaron la compañía, o son propiedad de la persona que tiene o ha adquirido el capital social de la empresa, o son propiedad de sus esposas, padres, hijo(s) o herederos directos del hijo(s).
La mayoría de los votos puede ser directa o indirecta.
Al menos un representante de la familia o pariente participa en la gestión o gobierno de la compañía.
A las compañías cotizadas se las aplica la definición de empresa familiar si la persona que fundó o adquirió la compañía (su capital social), o sus familiares o descendientes poseen el 25 por ciento de los derechos de voto a los que da derecho el capital social. Este último punto se refiere a las empresas que cotizan en los mercados bursátiles, en las que la familia no suele contar con la mayoría de los votos, ya que lo habitual es que el capital esté muy dividido, pero pueden ejercer una influencia decisiva a través de su participación accionarial.