Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Gestión del Conocimiento


Home » Gestión del Conocimiento
El niño de los por qué.
14 Ene
2020
Escrito por juancarlos

El niño de los por qué. »

Por Mariano Morresi.
Sólo sé que no sé nada, la humildad socrática frente a la ilusión del conocimiento. ¿Cuánto de lo sabemos en realidad es una mera suposición no contrastada, una pátina superficial que esconde la ignorancia sobre el por qué y el cómo de las cosas?
Con facilidad creemos y nos engañamos pensando que somos capaces de entender y de explicar cosas que nos son esquivas en su complejidad. Sobrestimamos el grado y la profundidad de nuestro conocimiento, lo cual nos lleva a crear burbujas y mitos basados en azares e información parcial.
Tener familiaridad con ciertos hechos y objetos, haber tenido una experiencia exitosa, usar lenguaje pomposo, aparecen con frecuencia con sustitutos del conocimiento comprensivo, que integra diversas fuentes, que es cauteloso y experimental, y que conoce, al menos, sus límites.
El libro “El gorila invisible”, que parte del célebre experimento de la “ilusión de atención”, también trabaja excelentemente sobre otros aspectos donde nuestra mente nos juega malas pasadas. Y siendo el conocimiento un aspecto clave de nuestro potencial, es importante saber cómo poder plantarle cara, luego de recibir algunos golpes, al espejismo de una ignorancia encubierta y la intuición confiada. A continuación un extracto del libro de Chabris y Simons.
La virtud de ser como un niño fastidioso

Entornos colectivos de conocimiento
30 Dic
2019
Escrito por juancarlos

Entornos colectivos de conocimiento »

por Manel Muntuada
Hay un ejercicio para el autoconocimiento muy interesante y sencillo de realizar, consistente en responderse a la pregunta ¿Cómo aprendo yo? ¿De qué manera y cuáles son los mecanismos mediante los cuales incorporo y actualizo mi conocimiento?
Para llevar a cabo este ejercicio de manera completa es muy importante ir sin prisas, no quedarse con lo primero ni buscar respuestas convencionales o lógicas, sino tan sólo ir anotando aquellas maneras de conocer y de aprender que van apareciendo nítidamente en nuestra mente cuando la dejamos vagar a solas con la pregunta, al final, el resultado es como cuando observamos detenidamente la bóveda celeste de noche y, lo que era una estrella solitaria, pasa a ser, al cabo de un momento, un cielo más estrellado.
También es aconsejable no distinguir entre aprendizaje profesional o personal, en el cerebro todo está interrelacionado y toda la información de la que disponemos contribuye de manera más o menos directa, a nuestra comprensión del mundo, de nuestro entorno más inmediato, de nuestras sensaciones o emociones y, en consecuencia, a nuestras decisiones y actuaciones. Por esto, a la hora de realizar este ejercicio, es mucho más interesante abordar las respuestas de manera holística, sin juzgar ni priorizar, con tiempo, anotando aquellos mecanismos o fuentes que van acudiendo de manera progresiva a nuestra consciencia.
Si realizamos este ejercicio comprobaremos que aprendemos y actualizamos nuestro conocimiento a partir de multitud de fuentes y a través de tal diversidad de mecanismos que estos abarcan la práctica totalidad de nuestras actuaciones y que, por lo tanto, se extienden mucho más allá de la formación convencional a la que tradicionalmente confinamos nuestros aprendizajes.

La guerra por el talento ha terminado y el talento ha ganado
18 Dic
2019
Escrito por juancarlos

La guerra por el talento ha terminado y el talento ha ganado »

por Antonio Peñalver
En 1997, Steven Hankin, -entonces socio de McKinsey & Company y actual CEO de VER-, acuñó el término “la guerra del talento”, basándose en un estudio realizado sobre una gran muestra de empresas estadounidenses. Con ello, se refería a la dificultad creciente que tienen las organizaciones para reclutar y retener a los profesionales más cualificados.
Han pasado cerca de dos décadas y este término está en boga en ambas partes del océano. Son muchos los estudios recientes – Human Capital Institute, Lee Hecht Harrison, Boston Consulting Group …- , así como las manifestaciones de directores de recursos humanos de empresas relevantes, -como se puede ver en mi reciente libro-estudio “Personas y Negocios” -, que continúan utilizando este término para referirse a la escasez que se encuentran las empresas en el mercado laboral para encontrar empleados con talento; entendiendo este (el talento) como la mezcla de conocimientos técnicos y habilidades personales que hacen que una persona pueda integrarse y crecer con éxito en una organización. 
Además, este término (la guerra del talento) se ha visto complementado, -como nos muestra el estudio “Human Capital Trends” de Deloitte-, sobre la necesidad de las organizaciones en actualizar permanentemente a sus ejecutivos clave ante los cambios continuos que se están produciendo.
Aunque la dificultad para captar, desarrollar y retener talento se estima creciente, lo cierto y verdad es que las generaciones de trabajadores cualificados no se quedarán en su empresa: entre sus valores prevalece la asunción continua de nuevos retos más allá de la identificación con la empresa.

Entendiendo cómo pensamos. Lo Intuitivo versus lo Analítico.
6 Dic
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Entendiendo cómo pensamos. Lo Intuitivo versus lo Analítico. »

Por Carlos Goedder. 
El profesor Daniel Kahneman, psicólogo israelí nacido en 1934, recibió el premio nobel de Economía 2002 por su trabajo sobre cómo se toman decisiones. La muerte se llevó antes a su compañero de trabajo, D. Amos Tversky (1937-1996), a quien Kahneman dedica un libro el cual será decisivo para la historia humana.
Lo será porque compendia inteligiblemente -y con maestría- el mejor saber que sobre el funcionamiento de la mente tiene la psicología. Y nos da oportunidades de mejorar nuestro pensamiento y, con ello, nuestras acciones. Es el tipo de libro que hace la vida más desafiante, más comprensible, más deliciosa y feliz. Esa es la meta de cualquier psicología.
La obra que se comenta de Kahneman aún está sin traducir al castellano. Fue un best seller mundial en lengua inglesa durante 2011. Desde La Inteligencia Emocional en la década de los noventa, probablemente se esté sin asistir a una obra psicológica tan amigable y contundente. Se llama Thinking Fast and slow (Allen Lane, 2011). Bueno, sin más elogios, entremos en materia.
Rápido, sin perder tiempo, un par de preguntas sencillas:

Ken Robinson: No necesitamos cambios, necesitamos revolución
28 Nov
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Ken Robinson: No necesitamos cambios, necesitamos revolución »

Por Dolors Reig
Ken Robinson  resulta un buen motivador y divulgador para quienes dudan de la necesidad de la revolución en la educación que defiende. Participaba ya en las TedTalk, con la ya épica “Las escuelas matan la creatividad”, que ya publicamos en su momento- Hoy os dejo su segunda charla Talk.
Está sin subtitular, así que animo a los muchos aficionados/as a ello a hacerlo, pero quería dejaros de momento lo que me ha parecido más interesante, no siempre nuevo pero sí bien expresado, en su discurso. Creo que podríamos resumirlo con el título del post, que traslado a una idea que parece volverse cada vez más fuerte y pretende expresar lo mucho que cansa observar la lentitud, el despropósito, la resistencia: No son cambios, es revolución.
Se habla de crisis medioambiental. Vivimos también la crisis de la educación. De la crisis de recursos naturales a la crisis en recursos humanos.
Vivimos en una sociedad que no cuida el talento de sus miembros, no da sentido a sus vidas. Poca gente sabe cuáles son sus talentos o si tienen alguno. Todos conocemos a mucha gente que no cree ser buena en nada. Y no siempre, esta falta de expectativas, es por su culpa. (¿Los jóvenes están desmotivados o les desmotivamos los adultos?)
Permitidme un apunte: me hubiera gustado hacer leido antes esta frase, que definía muy bien lo que sentí y quise expresar, sobre la distinción entre “genios” y “humanos/as” que quería marcar un asistente en el reciente encuentro del INJUVE al que asistía. Es de Jeremy Bentham y dice que existen dos tipos de personas en el mundo, las que dividen el mundo en dos tipos de personas y las que no. Sin comentarios.