Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Inteligencia Emocional


Home » Inteligencia Emocional (Page 2)
Compromiso Emocional del Empleado.
15 May
2023
Escrito por Juan Carlos Valda

Compromiso Emocional del Empleado. »

Todos hemos oído hablar de las organizaciones que tienen grandes estrategias, pero que de alguna manera no logran ejecutarlas en el mercado. También sabemos de las organizaciones que mantienen por un periodo largo de tiempo a sus clientes altamente satisfechos, pero que por alguna misteriosa razón, dejan de comprar.
A simple vista, es fácil decir que hay muchos factores incontrolables que contribuyen a estos problemas, tales como la política o una crisis económica mundial. Sin embargo, algunas organizaciones siguen disfrutando de mayores niveles de éxito a pesar de estas fuerzas externas. Estas organizaciones tienen éxito por algo llamado Factor- Compromiso, que puede estar jugando un papel más importante en los negocios que el que se creía previamente.
El compromiso emocional representa las condiciones en que las personas (empleados y clientes) hacen una elección basada emocionalmente de ser leales a una empresa. Para los clientes, esta elección es generalmente una demostración de confianza, repitiendo negocios voluntariamente y apoyando positivamente la marca. Los empleados demuestran el compromiso a través de un gasto positivo de su energía discrecional y un claro compromiso con la visión de la organización, las estrategias y las metas.

Impacto en la EMPRESA e impacto EMOCIONAL. Dos aspectos clave a priorizar
19 Mar
2023
Escrito por juancarlos

Impacto en la EMPRESA e impacto EMOCIONAL. Dos aspectos clave a priorizar »

por Xavier Albaladejo – La empresa está formada por personas y sus resultados (*) dependen mucho de la motivación de estas (**). Si esto es así de evidente, tiene sentido priorizar los problemas e impedimentos para ser más ágiles en función de estos dos criterios. En el extremo, puede haber aspectos en la empresa con un impacto emocional enorme (incluso con poco impacto directo en resultados) que pueden hacer que las personas abandonen la organización o aporten muy por debajo de sus posibilidades.
Se trata de preguntar a la organización «como se siente».
(*) E.g.: valor entregado al cliente de manera eficiente.
(**) Factores clave en el éxito y eficiencia de las iniciativas en una organización: capacidades de las personas, su cohesión como equipo, la simplicidad de las soluciones, su motivación, etc.
Notar que la priorización se realiza por círculos concéntricos, no por cuadrantes. Como se ha comentado antes, es tan importante (a) algo crítico a nivel emocional pero con poco impacto directo en resultados de empresa como (b) algo con alto impacto en la empresa pero poco impacto emocional.
Por otro lado, los problemas para ser más ágiles (y su impacto emocional) pueden diferir mucho desde el punto donde se mira. No se identifican los mismos impedimentos desde la “trinchera” que desde la Alta Dirección

La agilidad emocional en un mundo interconectado
10 Ene
2023
Escrito por juancarlos

La agilidad emocional en un mundo interconectado »

La agilidad emocional es la capacidad de conectar con nuestro mundo interior; de convivir con nuestros pensamientos, emociones y recuerdos de forma saludable, y en coherencia con nuestros valores. Esta habilidad fundamental ha sido estudiada en profundidad por la psicóloga Susan David, quien plasmó su investigación en el bestseller Emotional Agility, traducido a 30 idiomas. 
Abordar las experiencias internas de forma consciente, productiva y fundamentada en valores, en lugar de reprimirlas u obviarlas, es la base para un verdadero cambio de comportamiento. La propia Susan llegó a esta comprensión a partir de una experiencia personal traumática, como fue la muerte de su padre cuando ella tenía 15 años. Durante un tiempo, siguió adelante con su vida cotidiana, como si nada hubiera ocurrido, hasta que una de sus profesoras le pidió escribir sus emociones en un cuaderno. Así empezó un viaje de curación. 
“Sin que ella se diera cuenta, me estaba ayudando a entrar en el proceso de pasar de una grandísima tristeza, de un dolor máximo, a empezar a comprender. Ella no solo me invitó a escribir un diario, sino que me llevó a un sitio diferente donde me sentía aliviada, recuperada y curada, a través de ese proceso de escritura. Mientras yo relataba mi vida, ella era testigo de lo que contaba. Mi profesora simplemente creaba el espacio para que yo lo hiciera –por eso ella escribía sus anotaciones a lápiz y apenas marcadas–, porque solo a mí me correspondía contar la historia de mi vida, tal y como me explicó décadas después. Cuando ella participaba de ese proceso de ser testigo, me daba libertar para escribir; y cuando tenemos autonomía, nos conectamos con nuestra motivación”. Por eso, generar espacios de relación con nuestras emociones nos ayuda a progresar. Esto representa un reto no solo para los educadores, sino también para los líderes de cualquier organización.  

Conoce las 5 habilidades prácticas de la Inteligencia Emocional.
12 Dic
2022
Escrito por Juan Carlos Valda

Conoce las 5 habilidades prácticas de la Inteligencia Emocional. »

¿Sabías que un mal manejo de las emociones puede dar origen a enfermedades como el estrés o la depresión? Conoce las cinco habilidades prácticas de la inteligencia emocional que puedes utilizar para tu propio beneficio, y que pueden mejorar tus relaciones laborales y personales.
Antes que todo, lo primero que debes saber es que la inteligencia emocional es un conjunto de habilidades que permiten el equilibrio y bienestar mental, tales como: el autocontrol, el autoconocimiento, el entusiasmo, la perseverancia, empatía y la capacidad de motivarse a sí mismo. El centro de la inteligencia emocional, como su nombre así lo indica, son las emociones: cómo se identifican, cómo se controlan y cómo se utilizan de manera productiva.

Cinco hábitos para lograr una alta inteligencia emocional.
21 Oct
2022
Escrito por Juan Carlos Valda

Cinco hábitos para lograr una alta inteligencia emocional. »

Por Vineet Chopra y Sanjay Saint
Muchos podrían pensar que ser emocionalmente inteligente es algo que se tiene o no se tiene ¡nada más lejos de la realidad!
La empatía es clave para resolver conflictos en las empresas
¿Alguna vez ha escuchado a alguien decir: “yo soy así y ya no hay nada que hacer” o tal vez “yo por las buenas soy muy bueno (a), pero por las malas…”?
Esto no tiene porqué ser así. La inteligencia emocional (IE) es una habilidad que se puede desarrollar, de la misma forma en que un niño de 10 años o un adulto mayor pueden aprender a conducir un vehículo o a nadar.
De esto puedo dar fe a título personal: a falta de experiencia y de consciencia en el tema, debo decir que hace muchos años la falta de IE me trajo problemas que podría haber evitado si en aquel entonces me hubiese dado a la tarea de investigar y formarme en el tema. La falta de IE me trajo problemas en el trabajo, en casa y hasta en las “mejengas”, como le llamamos en Costa Rica, a los partidos de fútbol no oficiales.
Me pregunto si a usted le habrá pasado alguno de estos ejemplos:
-Mal humor debido a un partido de fútbol (o algún otro deporte de su preferencia)
-Una discusión familiar en la que usted no se contuvo y dijo algo de lo que se arrepintió en el momento.
-Una propuesta en el trabajo que le fue rechazada y una discusión con su jefe como parte de su defensa.
-Una conversación con su hijo o hija adolescente que termina en una discusión porque usted no supo controlar sus emociones tras sus respuestas.