Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Inteligencia Emocional


Home » Inteligencia Emocional (Page 2)
Cómo aprovechar la inteligencia emocional y tener una visión de largo plazo
14 May
2020
Escrito por Juan Carlos Valda

Cómo aprovechar la inteligencia emocional y tener una visión de largo plazo »

El consultor y coach Daniel Rosales reflexiona sobre las necesidades de explotar el talento interno y de tener una visión estratégica sobre los negocios, aprendidas en sus más de 15.000 horas dedicadas al entrenamiento de líderes y equipos.
Para que una empresa sea exitosa no sólo hay que saber cómo diseñar, producir y vender productos y servicios, sino también cómo gestionar equipos, desarrollar el talento interno y plantear desafíos a largo plazo. Bien lo sabe Daniel Rosales, quien se graduó en las ciencias duras (es Ingeniero Industria) y luego dedicó gran parte de su carrera a entrenar equipos y líderes, sin descuidar la docencia y consultoría en marketing estratégico y gestión de las organizaciones.
Rosales es fundador y director de la Escuela Latinoamericana de Coaching, que entrena y certifica a otros entrenadores. Invirtió más de 15.000 horas de su vida a esa disciplina.

Conciencia Emocional: Las emociones que no gestionas, te controlan
13 May
2020
Escrito por juancarlos

Conciencia Emocional: Las emociones que no gestionas, te controlan »

por Jennifer Delgado Suárez – La conciencia emocional es una habilidad fundamental para nuestro equilibrio mental. Sin embargo, no todas las personas logran desarrollarla. A pesar de que todos experimentamos emociones, todos no somos capaces de reconocerlas con exactitud y ponerles nombre. De hecho, ¿sabías que se han llegado a catalogar unas 250 emociones y sentimientos? Entre la tristeza y la alegría, entre sentirnos mal o bien, existe un amplio abanico emocional en el que deberíamos profundizar.
Si no somos capaces de reconocer nuestras emociones y sentimientos, si no encontramos sus causas y no comprendemos cómo impactan en nuestros comportamientos y decisiones, no podremos gestionarlos adecuadamente y terminaremos viviendo en una montaña rusa emocional que, antes o después, provocará desequilibrios. Por eso es tan importante desarrollar la conciencia emocional.
¿Qué es la conciencia emocional?

La Inteligencia Emocional como un componente del liderazgo
5 May
2020
Escrito por Juan Carlos Valda

La Inteligencia Emocional como un componente del liderazgo »

Por Anne Saporito – La inteligencia emocional se refiere a la capacidad de una persona para utilizar la emoción de manera proactiva, tanto sus propias emociones como las de los demás a su alrededor, y tanto a nivel consciente como subconsciente, como una herramienta para mejorar el razonamiento y la toma de decisiones.
Daniel Goleman, el “padrino” de la inteligencia emocional, ha publicado extensamente sobre la importancia de las habilidades no técnicas en el lugar de trabajo. Él conecta las cualidades de la inteligencia emocional directamente con el liderazgo y argumenta que el éxito en éste no depende exclusivamente de las cualidades más tradicionales de competencias prácticas e intelectuales.
Goleman escribe: “No es que las habilidades intelectuales y técnicas sean irrelevantes. Ellas son importantes, pero sobre todo como ‘capacidades de umbral’, es decir, que son los requisitos de nivel de entrada para los cargos ejecutivos. Pero mi investigación, junto con otros estudios recientes, muestra claramente que la inteligencia emocional es la condición ‘sine qua non’ del liderazgo. Sin ella, una persona puede tener la mejor formación en el mundo, una mente incisiva y analítica, y una fuente inagotable de ideas inteligentes, pero aún así no será un gran líder”. Goleman identifica cinco aspectos principales de la inteligencia emocional: autoconciencia, autorregulación, motivación, empatía y habilidad social.
Auto-conciencia
La autoconciencia es la capacidad para identificar las propias fortalezas y debilidades, y de comportarse en el lugar de trabajo de manera de capitalizar las primeras y minimizar las segundas.

Una relación no se destruye por los conflictos, sino por la distancia emocional
24 Abr
2020
Escrito por juancarlos

Una relación no se destruye por los conflictos, sino por la distancia emocional »

por Jennifer Delgado Suarez – Existen mil y un motivos por los cuales se puede romper una relación, pero los conflictos no son uno de ellos, a pesar de que normalmente los culpamos de las rupturas. En realidad, los conflictos suelen ser solo la excusa, las relaciones se rompen porque no sabemos gestionar esos conflictos, de manera que terminan generando una distancia emocional insalvable.
Los conflictos sirven para fortalecer la relación
Los conflictos son una extraordinaria fuente de cambios. No son negativos, sino que encierran el germen de la transformación y el crecimiento. Las parejas estables que llevan años, por ejemplo, no son aquellas que no han tenido conflictos sino las que han sido capaces de superarlos y usarlos para fortalecer la relación.
Los conflictos son la expresión de las diferencias y deseos encontrados, por lo que también son una excelente oportunidad para clarificar expectativas. Sirven para reafirmar, por una parte, la individualidad de los miembros de la pareja y, por otra, para animarles a acercar extremos opuestos.
Paulo Coelho no andaba desacertado cuando afirmó que «los conflictos hacen crecer el amor«. Sin duda, lo someten a prueba, por lo que son los ladrillos con los cuales creamos una relación resiliente, a todo y a todos.
Es en ese diálogo, en la búsqueda de puntos en común, que la relación se afianza y crece. Cuando cada quien cede un poco la relación se fortalece y cada miembro se compromete un poco más, aprende a ser un poco más tolerante y avanza otro paso hacia la madurez.

Marketing Emocional
5 Abr
2020
Escrito por juancarlos

Marketing Emocional »

por Henry Galecio.  – Mucho se habla hoy de un consumidor más exigente, más informado, más pragmático, más interesado en lo social-responsable, etc.; es decir, agentes más empoderados y no receptores pasivos.
Sin embargo, el proceso mismo de toma de decisiones de estos agentes es algo que ha permanecido como una caja negra sobre la que se han lanzado mil hipótesis.
Si es verdad que en esa cajita –no siempre feliz- hay cierto predominio de las funciones superiores asociadas al aprendizaje, la memoria y el control de las emociones, pues conviene investigar de qué manera nuestra mente procesa la información del mundo exterior.   
Un avance importante en esta materia puede observarse en la obra de Daniel Kahneman, psicólogo estadounidense-israelí, profesor emérito en Princeton y Premio Nobel en Economía en el año 2002 por sus aportes a la comprensión del proceso de toma de decisiones de los individuos, área que hoy se conoce como Economía del Comportamiento.
Kahneman distingue dos tipos de operación mental o formas de pensamiento: “El tipo 1 es automático, sin esfuerzo, a menudo inconsciente y asociativamente coherente. El tipo 2 es controlado, esforzado, a menudo consciente, tiende a ser lógicamente coherente, y está gobernado por reglas. La percepción y la intuición son del tipo 1 -esta es en realidad una caracterización algo tosca. Las habilidades adquiridas son del tipo 1, las cosas que sabemos hacer como conducir un auto, conversar, entender el idioma, etc.”