Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Management


Home » Management (Page 3)
¿Cómo organizar mis tareas? Los 8 pasos necesarios
6 Sep
2020
Escrito por Juan Carlos Valda

¿Cómo organizar mis tareas? Los 8 pasos necesarios »

Desde que comencé mi andadura como emprendedor me di cuenta de la importancia crítica de organizar mis tareas y de la productividad personal en general. Por eso, he aprendido cada sistema (empecé con el famoso GTD y seguí por todos los demás) y he usado cada aplicación.
Y han sido demasiadas opciones de ambas cosas, que probaba y acababa dejando, muchas veces, retrasando el trabajo importante.
Hace un tiempo, leí un artículo que empezaba con el lamento de que cómo era posible que ya estuviéramos en 2018 y no hubiera todavía una aplicación decente para organizar tareas.
Ya es 2020 y seguimos igual.
El problema con la mayoría de sistemas y aplicaciones para organizar tareas
El ciclo de uso de sistemas y aplicaciones para organizar tareas funciona así, al menos en mi caso (y me consta que en muchos otros):

Entrevista a Peter Senge
5 Sep
2020
Escrito por Juan Carlos Valda

Entrevista a Peter Senge »

Peter Senge es conferencista principal en el Instituto Tecnológico de Massachussets y presidente fundador del consejo de SoL (Sociedad para el aprendizaje organizacional, por sus siglas en inglés). Es autor de La quinta disciplina: El Arte y La Práctica de las Organizaciones, coautor de tres libros de campo relacionados y, más recientemente, Presence: Human Purpose and the Field of the Future (Presencia: El objetivo humano y el campo del futuro).
SGIQ: ¿Cómo y por qué se deben motivar a los negocios para que contribuyan con la sostenibilidad?
Senge: En cierto modo, el “por qué” es fácil de explicar, pues creo que se podría decir que los negocios representan la más poderosa institución de nuestra sociedad moderna. Nos guste o no, es un hecho. El impacto que tienen los negocios es verdaderamente único. Cruzan más fronteras, son más globales que cualquier gobierno nacional. Los principales temas del mundo -la energía, el cambio climático, la alimentación, el agua, los materiales de desecho y la toxicidad- traspasan todas las fronteras y, de muchas maneras, son la clave de la interdependencia entre los países desarrollados y los que están en vías de desarrollo. Y los negocios están justo en el centro de esa red de interdependencia. De manera que ese es el “por qué”.
El “cómo” es más delicado, porque, en primer lugar, tradicionalmente los negocios no han enfocado estos temas, excepción hecha por aquellos muchos buenos negocios que están preocupados por su impacto en el medio ambiente local, tanto en las comunidades en las que operan como en los sistemas naturales.

¿Qué lecciones dejan los fracasos? Aquí te damos 8
4 Sep
2020
Escrito por Juan Carlos Valda

¿Qué lecciones dejan los fracasos? Aquí te damos 8 »

Por Carmen Luna – Unos helicópteros chinos a control remoto fueron el primer sueño de Abraham Cabrera, quien hace 14 años se endeudó para comprar 100 y venderlos en una expo en la Ciudad de México. la historia fue un éxito… por tres días.
Logró colocarlos en tiendas departamentales y jugueterías, pero solían regresarle casi todos por su mala calidad. Algunas personas no le pagaron. Después de unos años y de perder parte de su inversión, dejó el proyecto.
En el 2011, después de casarse, se mudó a Salzburgo, Austria, y consiguió un trabajo del cual fue despedido meses después. “Me dijeron que mejor regresara a México. El orgullo, una hija en camino y empezar de cero me dieron ánimos.” Con sus ahorros decidió importar productos orgánicos. La licencia tardó un año, pero tampoco era un gran negocio. El emprendedor pensó en desistir y regresar.
“Un día vi un local vacío cerca del centro de Salzburgo, el dueño me lo ofreció. Lo hice un café y tienda de diseño” y así surgió Die Cabreras, restaurante mexicano enclavado en una de las principales zonas turísticas de Austria.
Los emprendedores enfrentan una realidad común: las probabilidades de fallar son altas, pero esto no debe abrumarlos, sino impulsarlos a cultivar su resiliencia y entender que deben reinventarse constantemente.

Errores que no debe cometer una empresa en tiempos de crisis
1 Sep
2020
Escrito por Juan Carlos Valda

Errores que no debe cometer una empresa en tiempos de crisis »

Por Lucía Martín – Fernando Encinar, portavoz y jefe de estudios de Idealista, nos cuenta cómo han gestionado ellos la crisis y cuáles serían los errores que se deben evitar.
Una vez, entrevistando a Enrique Morente, le pregunté por la crisis (sería una de tantas) y me contestó: “La crisis es siempre”. Así las cosas, y dando por sentado que las crisis se van repitiendo a lo largo de la historia, parece claro, sin embargo, que nadie vio venir (o no nos quisimos creer) la pandemia del coronavirus y cómo un bichito iba a generar miles de muertes, poner en jaque al sistema sanitario y, por supuesto, también a la economía y a muchas empresas, grandes y pequeñas.
El objetivo de todos ha sido sobrevivir, grandes, pequeños, medianos…, adaptarse rápidamente a la situación, intentar seguir facturando dentro de las circunstancias, tirar de ahorros…
Gestión en tiempos de incertidumbre
Está claro que el músculo financiero explicará que muchas empresas sobrevivan mientras que otras no. Pero hay muchos otros factores y como de todo se aprende, vamos a tratar de dilucidar cuáles son los errores de gestión que se pueden cometer en momentos de incertidumbre como el que hemos vivido o estamos viviendo, póngale el tiempo verbal que desee.

Idea radical: adiós a la dirección
29 Ago
2020
Escrito por juancarlos

Idea radical: adiós a la dirección »

Por Julen Iturbe – Hace unos días estuve conversando con un directivo responsable de un área de I+D+i. Me explicaban la organización y el sistema retributivo que estaban diseñando para su empresa. Creo que era un planteamiento relativamente avanzado, tratando de generar un equipo «dinamizador» y otro de «dirección». Cogí el compromiso de darle un par de vueltas. Esta mañana me he sacado un rato. He anotado algunas notas en el otro cuaderno de bitácora, el de papel, y después de repasarlo, sólo encuentro una forma de concretarlo: como idea radical.
Y es que sólo veo una solución para que ciertas organizaciones rompan aguas de verdad: eliminar la idea de «dirección». O, lo que es lo mismo, eliminar a los directivos. Con todo el cariño del mundo, pero «a la puta calle», que diría Antúnez. No veo otro camino. Ya sabéis de nuestra reticencia al liderazgo e incluso a la gerencia unipersonal. Así que seguro que no os extraña esto que planteo ahora.
Claro que una posibilidad sería contratar vía ETT a directivos para momentos concretos, pero tampoco llego a verlo. Es una cuestión relativamente simple que ya hemos planteado aquí en ocasiones anteriores: imagina que mañana no viene el equipo directivo. ¿Qué pasaría?, ¿perdemos el norte?, ¿el mundo se acaba? Quizá amanece una nueva era y no nos queda sino llegar a unos acuerdos básicos para reorganizarnos el trabajo.