Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Management


Home » Management (Page 3)
Cómo gestionar un negocio y no morir en el intento
3 Jul
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Cómo gestionar un negocio y no morir en el intento »

Si tienes que gestionar un negocio propio, parece que conservar la cordura es imposible, pero se puede. Para eso es necesario cultivar una habilidad especial: el desapego.
También puede no tenerse y conseguir resultados, el pequeño inconveniente que suele traer aparejada esta forma de gestionar un negocio se llama infarto.
Ni la habilidad de vender, ni la de saber más que nadie, la clave de la gestión es el desapego porque emprender es, casi siempre, un juego psicológico.
Y vamos a perder ese juego si no adquirimos la habilidad fundamental de dar un paso atrás y desapegarnos, en la medida de lo posible, de lo que esté sucediendo. Cuando sea bueno y cuando sea malo.
Si no damos ese paso atrás y observamos todo con perspectiva, siempre vamos a estar reaccionando ante las cosas y, en vez de llevar las riendas (un deseo de control total vive en el fondo de todo emprendedor) son las riendas, y lo que ocurre cada día en la empresa, lo que nos llevará a nosotros hasta donde quiera.
La acción, y no la reacción, es la manera de vivir y de llegar a algún lado. En los negocios también.
Convertirse en un «profesional» para gestionar bien un negocio
Hace tiempo leí un libro muy recomendable para todo emprendedor, aunque su público principal sean los artistas. Se trata de The War of Art del escritor Steven Pressfield.
Sus dos primeras partes son imprescindibles, la tercera se puede obviar.

La bronca en casa: problemas en la pyme
1 Jul
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

La bronca en casa: problemas en la pyme »

Por Simón González de la Riva – El motivo del fracaso de una empresa hay que buscarlo siempre dentro de la propia empresa. Fuera, tan sólo están las excusas. Sí, lo sé; estamos en una situación de recesión terriblemente difícil. Cierran empresas a diario, hasta el punto de que en el primer trimestre se ha alcanzado el máximo histórico de procesos concursales (suspensión de pagos y quiebras). Pero siempre hay una salida, siempre hay una posibilidad de supervivencia. Hay empresas que se reinventan continuamente (como magistralmente plasmaron Les Luthieres con Nopol). Más allá del reiterado ejemplo de 3M, muchas grandes empresas comenzaron dedicándose a algo completamente distinto de lo que las hace reconocibles hoy. Y es cierto que las empresas estrella, líderes en un nicho de mercado de alto crecimiento, son escasas. Mucho más comunes son las que, dirigiéndose a un mercado cada vez más pequeño, permanecen. Como por ejemplo los fabricantes de cocinas de leña que sobreviven en un mercado mucho menor de lo que fue, pero estable, o bien han diversificado su producto.
Mientras haya un solo superviviente en mi sector, debo ser yo. No hace falta ser grande para tener éxito. Las empresas medianas japonesas son campeones mundiales al especializarse en nichos de mercado de alto valor agregado tecnológico (Pequeños campeones. Estrategias económicas exitosas en Asia y en América Latina, páginas 255 y 299). Pero, ¿por qué desaparece MI empresa? A largo plazo, la falta de estrategia y las disensiones entre los socios son la primera causa del fracaso de la empresa, muy por encima de las causas económicas. Hoy hablaremos de las disensiones entre los socios, de la bronca en casa.

50 preguntas para autodiagnosticar tu negocio
30 Jun
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

50 preguntas para autodiagnosticar tu negocio »

Por cada euro que facturas, ¿sabes cuánto ganas? ¿Sabes cuáles de tus productos o líneas de servicio te dejan más margen? ¿Sabes calcular con cuáles estás ganando, de verdad, más dinero? Muchos emprendedores preven, para el primer año, ventas de 100, y posteriormente la realidad se impone y sólo venden 20. Prevén márgenes del 7% y, posteriormente, sólo ganan un 1%.
Cuando arrancas con tu negocio, lo habitual es que lleves a cabo un análisis DAFO. Pero cuando ya estás en marcha el día a día te impide a pararte a reflexionar sobre el negocio. Y deberías.
Para determinar la rentabilidad de tus productos sólo tienes que analizar con detenimiento tu cuenta de explotación y calcular el margen de contribución de cada uno de esos productos/líneas de servicio. Pero para analizar el resto de tu empresa, conviene que dediques tiempo a hacerte una serie de preguntas. Los expertos en gestión de empresa que hemos consultado te proponen éstas:
1. ¿Cuántas líneas de producto tiene tu empresa?
2. En general, ¿los productos de tu empresa tienen un carácter distintivo, o son corrientes?
3. ¿Pueden otros vender tus productos o están protegidos, por ejemplo, por patentes o exclusivas?
4. ¿Responde la calidad de tus productos a los deseos de sus consumidores?

Cómo generar acciones de gran impacto
29 Jun
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Cómo generar acciones de gran impacto »

Por Bosco Soler – A raíz de este post de Joel Califa hablando sobre lo que él denomina “tiny wins” o pequeños triunfos —refiriéndose a esas pequeñas mejoras que cuestan poco de implementar pero que tienen un gran impacto en la experiencia de los usuarios de un producto— estuve reflexionando sobre mi propia evolución a la hora de ofrecer una cartera de servicios y en el impacto que provocaban cada una de las soluciones. Una evolución que, sin haberlo planteado así, tendía hacia esa búsqueda del mayor impacto posible con más o menos inversión de tiempo.
Y, si no lo has hecho, empezarás a intuir que lo ideal es que las acciones que implementas en tu negocio —o el proyecto en sí— estén destinadas a causar un efecto positivo importante en la vida de tus clientes o usuarios, ¿verdad?
Yo esto no lo tenía tan claro al principio. Y me he dado cuenta que mi camino como diseñador web ha ido pasando todas y cada una de los 4 estados definidos en el gráfico. Pero empecemos por el principio…
El malo: Mucho esfuerzo, poco impacto
En uno de mis primeros trabajos web un cliente me pidió que hiciese la página de su empresa, pero él mismo había decidido su estructura, los apartados, los textos… ¡todo! ¡Y además me pasó el diseño hecho en un Excel!

Elementos Clave para una Gestión de Proyectos Exitosa Una Entrevista a Emilio G. Río, PMP
27 Jun
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Elementos Clave para una Gestión de Proyectos Exitosa Una Entrevista a Emilio G. Río, PMP »

El mexicano Emilio G. Río es Ingeniero Mecánico formado en plantas químicas y petroquímicas. Ha extendido su actividad profesional a proyectos urbanos, alimentos, banca, TIC y, recientemente, gestión de la energía, acumulando más de 30 años como Project Manager. Comparto con ustedes esta entrevista, resultado de varias interesantes conversaciones, a un apasionado de la dirección de proyectos y de la formación de PMO.
¿Por qué es tan relevante tener una eficaz y eficiente gestión de proyectos por parte de las organizaciones?
Las organizaciones nacen y se diseñan para producir beneficios. Este es el cimiento de quien piensa, planifica e invierte financieramente en crear una nueva organización. Y si bien el proceso de pensamiento organizacional se orienta a los mercados, toda decisión en el intento de fijar objetivos organizacionales debe redundar en el retorno de inversión a los involucrados con una utilidad potencialmente rentable. Todo esfuerzo organizacional en el que se involucren más de diez recursos humanos, o que tome más de doce semanas en ejecutarse o que comprometa un costo mayor a cien mil dólares generalmente requiere de personal capacitado en la gestión de recursos. Esfuerzos mayores a las variables indicadas se gestionan ya como un proyecto, y si la organización no cuenta con personal capacitado en el tema experimentará -la mayor de las vecescierta pérdida. Esta se puede dar por varios y diversos factores de riesgo en cualquier rubro que para la organización represente recursos, lo que implícitamente representa pérdida de utilidad y, lo peor, pérdida de competitividad.
Las grandes organizaciones se han internado en esta especialidad desde mediados del siglo pasado, pero este objetivo debe ser estratégico en las pequeñas y medianas empresas, que estadísticamente representan más del 95% del censo mundial empresarial.