Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Recursos Humanos


Home » Recursos Humanos
4 recomendaciones para recuperar la motivación en un momento como este
19 Feb
2020
Escrito por Juan Carlos Valda

4 recomendaciones para recuperar la motivación en un momento como este »

Por Mónica Roman
Crear una empresa no es fácil, pero mucho menos mantener la rueda del negocio funcionando año tras año en un país como el nuestro.
Si una vez más te encontrás haciendo malabares para cuidar lo que lograste, si la rentabilidad está estancada y te sentís atrapado en el día a día es lógico que te hagas malasangre y decaiga tu motivación con la empresa.
El país es el que tenemos y sin duda afecta los resultados del negocio, pero si dedicaste una buena parte de tu vida a desarrollar una empresa que lleva años en el mercado, tu próximo paso tiene que ser para consolidar la rentabilidad y tener más libertad independientemente de lo que suceda en el contexto y de la situación en que te encuentres hoy.
Para lograrlo estas son las 4 recomendaciones más serias y responsables que podemos darte:
1.       No pongas más esfuerzo, ni le pidas más a tu gente
Uno tiende a pensar que en momentos difíciles hay que poner el hombro y trabajar el doble para lograr más cosas. Esto antes daba resultado, porque una empresa que nació de la nada necesitaba suplir con esfuerzo lo que no podía comprar con dinero.

Estrategias para lograr el compromiso en una empresa
17 Feb
2020
Escrito por Juan Carlos Valda

Estrategias para lograr el compromiso en una empresa »

El compromiso de una empresa es el grado de responsabilidad que sienten los empleados de su trabajo en una organización. Cuando están comprometidos, se esfuerzan de manera voluntaria para asegurarse de que sus tareas estén bien hechas.
Este tema es muy popular en todas las organizaciones, ya que el costo de no tener empleados que se esfuercen en sus labores, que conozcan a fondo las metas y objetivos de un negocio y trabajen para alcanzarlos, trae grandes pérdidas.
Mejores prácticas para lograr el compromiso en una empresa
Para crear una fuerza de trabajo que no solo esté activamente comprometida, sino también lo suficientemente motivada para desempeñarse en el lugar de trabajo, se necesita definir estrategias y mejores prácticas de participación de los empleados.
La baja participación de los empleados es ciertamente un problema global. En este momento, siete de cada diez empleados están “desconectados.” Esta actitud afecta de manera severa el crecimiento de la organización y la moral de los otros miembros.
Hoy en día, las estrategias de participación de los empleados y las mejores prácticas son imprescindibles para cualquier organización, ya que facilitan un ambiente de trabajo armonioso.
Un grupo de empleados que solo ven la hora y esperan a que termine su jornada de trabajo impiden el crecimiento de una organización. Por el contrario, las empresas que se destacan en sus estrategias de participación y mejores prácticas superan a sus competidores en términos de rentabilidad y productividad. Eso es todo lo que importa en el ambiente competitivo que vivimos en muchas industrias.
Estas son algunas de las estrategias que debes promover para lograr el compromiso en una empresa:

Hay que echar a alguien
15 Feb
2020
Escrito por Juan Carlos Valda

Hay que echar a alguien »

Por Inaciu Iglesias
Nadie dijo que ser empresario fuera fácil. No lo es. En ocasiones hay que tomar decisiones desagradables y, además, hay que acertar en las formas y asumir las consecuencias. Ya saben, lo del puño de hierro en guante de seda y todas esas tonterías. Pero, bueno, no pasa nada: va incluido en el sueldo porque la de empresario es otra de las muchas profesiones en los que a uno le critican por hacer bien su trabajo. No por hacerlo mal; no (por eso, por supuesto, también). Sino, como digo, por hacerlo bien, por cumplir con su deber, por conseguir el objetivo por el que a uno le pagan; es decir, por crear y mantener negocios rentables.
En este sentido, una de las decisiones más difíciles que tiene que tomar cualquier empresario es la de despedir. Despedir a los propios trabajadores es muy duro pero, en ocasiones, es necesario para mantener la rentabilidad del negocio. Y es que no me estoy refiriendo ahora al despido disciplinario, o al que afecta directamente a una persona o a un puesto concreto de trabajo. No. Me refiero al despido general, al que no es culpa de nadie, al que sólo es consecuencia de la mala marcha del negocio, de la falta de rentabilidad; ya saben, de la crisis y todo eso.
En este tipo de despido (que, sin duda, es el peor) siempre queda una pregunta en el aire: “¿de verdad no se podía haber evitado?”. Es la típica pregunta imposible de responder.

La Gestión de Partes interesadas como Herramienta Estratégica.
14 Feb
2020
Escrito por juancarlos

La Gestión de Partes interesadas como Herramienta Estratégica. »

Por Daniel Blanco. 
En cualquier trabajo que implique la implementación de cambios en una organización tiene especial relevancia la actuación de su conjunto de actores internos. 
Como consecuencia de este hecho una primera fase de cualquier trabajo de este tipo* debería ser la determinación de los grupos de interés internos así como el papel que pueden desempeñar en el éxito de los cambios y objetivos que se van a determinar.
Observación*. Dentro de esta categoría se sitúan todo tipo de proyectos que en mayor o menor medida conlleven cambios o modificaciones en los procesos empresariales y/o en la propia estructura y cultura de la organización, un ejemplo sería la implementación de un Sistema de Gestión de Calidad.
El efecto o influencia de los grupos de interés se desarrolla en función de dos factores: el nivel o grado de interés en relación a un proyecto o aspecto y el poder que la parte interesada posee para ejercer dicho interés. El resultado da un matriz de 2 x 2 que recoge cuatro grupos diferenciados: Torres, Reinas, Peones y Alfiles.
Este planteamiento ha sido defendido por autores como Johnson, Scholes y Wittinghan los cuales “delimitan” el llamado “mapa de las partes interesadas” es una herramienta estratégica cuyo fin es la identificación y evaluación del efecto de los diferentes individuos o grupos de interés sobre la organización*.

Los sistemas de Gestión del Desempeño no son una moda
11 Feb
2020
Escrito por juancarlos

Los sistemas de Gestión del Desempeño no son una moda »

por Antonio Peñalver
Armstrong y Baron definen la gestión del desempeño como “un proceso que contribuye a la gestión eficaz de los individuos y los equipos con el fin de alcanzar altos niveles de rendimiento en la organización”. Como tal, se establece un entendimiento común entre lo que se quiere alcanzar con un enfoque de dirección y desarrollo de las personas que ayude a que se logre.
Básicamente, la gestión del desempeño es el proceso de los recursos humanos cuyo fin es el de que las personas pueden rendir y desplegar al máximo sus capacidades
Siendo más concretos, la gestión el desempeño parte de los objetivos de rendimiento de los colaboradores y en base a su apreciación y feedback a lo largo de todo el ejercicio por parte de sus responsables directos, busca la alineación de las personas con los objetivos, promover mejores resultados de negocio, el desarrollo profesional y la potenciación de la comunicación interna.
Por lo tanto, podemos decir que la gestión del desempeño no es un fin en sí mismo, sino que es un medio de mejora continua de la eficacia profesional, enmarcado en las políticas de recursos humanos de la organización, que se basa en la alineación de los empleados con los objetivos y su desarrollo profesional a través de un proceso activo de comunicación y gestión directiva.
Aunque existen muchas prácticas al respecto, los sistemas de gestión pueden llegar a trabajar, a lo largo de un proceso continuo que se retroalimenta anualmente, cuatro aspectos diferentes: