Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Recursos Humanos


Home » Recursos Humanos
Gestión de personas y diversidad generacional
22 Oct
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Gestión de personas y diversidad generacional »

Por Pau Hortal
La gestión de personas (RRHH) debe responder hoy a necesidades muy diferentes a las que vivíamos hace tan solo 20 años.
Aunque los principios básicos sean los mismos porque finalmente el ser humano sigue teniendo las mismas motivaciones e intereses las formas con que deben de tratarse y gestionarse se han modificado sustancialmente.
La cultura laboral está cambiando sustancialmente como consecuencia de una serie de procesos (nuevas generaciones, incorporación de la mujer, tecnología, nuevos formatos organizativos, etc) y que conforme a lo que expone Marc Vidal en https://www.marcvidal.net/blog/2017/10/19/la-combinacin-ideal-millennials-viejenials-y-big-data “Una masiva ingesta de conocimiento, sumado a las herramientas que permiten gestionarlo, nos equipan para repensar nuestro empleo, nuestra vida y nuestras relaciones (….) la automatización, la robotización, la inteligencia artificial y la gestión de esos datos masivos son retos ineludibles, pero también lo será el modo en el que las personas se vinculen a ese universo digitalizado al extremo donde el ser humano no debe ser un pasajero, sino el conductor”
Para Marc este es un proceso que tendrá mucho más que ver con las percepciones o modos de entender la tecnología por parte de las diversas generaciones que van a convivir en las organizaciones que por las propias diferencias entre ellas. “A medida que etiquetamos compulsivamente a las diferentes generaciones que convivimos, lo complicamos todo. La diferencia entre millennials y ‘viejenials’ es mucho menor de lo que parece a simple vista. Nos esforzamos en que así sea pues permite generar modelos comerciales, de gestión laboral y de uso más simples, pero no es así de sencillo.

Salario emocional: beneficios para el bienestar de los empleados
16 Oct
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Salario emocional: beneficios para el bienestar de los empleados »

Por Matías Ortega
“El dinero no hace la felicidad”. La frase, por más trillada que sea, no deja de ser cierta. Porque más allá de lo que una persona perciba como retribución por su trabajo, y de lo que pueda hacer con ese ingreso, hay otras formas de sentirse a gusto con el empleo. Y es allí donde empieza a jugar lo que los consultores en bienestar llaman “salario emocional”.
“No tiene nada que ver con el salario. Hay mucho prejuicio sobre este tema. Se trata de contener a los empleados en mejores condiciones laborales, para que ese empleado obtenga en las horas de trabajo bienestar en ese lugar”, explica Alejandra Faienza, fundadora de DDH Wellness Consulting, una consultora integral de servicios de Bienestar in Company que promueve distintos programas en pos del salario emocional y el mejor clima laboral. No hay que olvidarse que la mayor parte de los trabajadores pasa más horas activo en su oficina que en su propia casa, y eso incluye también que come allí, y que tiene menos tiempo libre para repartir entre otras actividades como hacer ejercicio o estudiar. Esto, claro está, sin contar con el que destina a su vida familiar y social.
La idea del “salario emocional” pisa fuerte en organizaciones de Europa y EE.UU. Distintos estudios afirman que un trabajador feliz y saludable es también más productivo, se ausenta menos (porque se enferma menos y porque su compromiso es mayor), y trae más beneficios para las empresas. Se trata de beneficios que van más allá el sueldo y que hacen a un mayor bienestar. Ejemplos de esto son los programas de alimentación saludable, tiempo de ejercicio, capacitación, o tiempo de esparcimiento, entre otras alternativas. A esto se suman otras cuestiones más vinculadas al Work Life Balance, como horarios flexibles, vacaciones extendidas, o home office.

Empleados Responsables: 7 formas de estimular un mejor desempeño y compromiso
11 Oct
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Empleados Responsables: 7 formas de estimular un mejor desempeño y compromiso »

Por Daniel Colombo
En las empresas una de tus funciones si eres gerente, directivo, jefe, coordinador o ejecutivo, es la de fomentar la responsabilidad en las tareas que le corresponden a cada empleado. Lograr que la responsabilidad y la disciplina de trabajo se instale como un valor es un proceso que puede tomar tiempo, aunque debe llevarse a cabo en las rutinas cotidianas, de manera constante, empezando con tu propio ejemplo.
Ningún líder, ejecutivo, responsable, jefe o coordinador que llega tarde, hace las cosas a medias o es desorganizado, puede darse el lujo de hablar de responsabilidad de la boca para afuera.
De lo que se trata es de predicar con el ejemplo, y tú debes ser el primero en poner en marcha un enfoque integral del sentido de la responsabilidad desde las prácticas cotidianas, como ser puntual, tener reuniones breves y productivas, entrevistas personales privadas y empáticas, comunicación constante eficaz y asertiva, entre muchos otros aspectos.
Cómo estimular la responsabilidad y el compromiso
Siempre podemos estimular la productividad y el sentido de compromiso empezando a pulir al menos siete aspectos, para que, de empleados comunes pasen a ser  colaboradores más responsables:
Trabajo en equipo

Los centennials y su relación con el trabajo: cuáles son sus expectativas
8 Oct
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Los centennials y su relación con el trabajo: cuáles son sus expectativas »

Por Marilina Esquivel
Los jóvenes argentinos de entre 18 y 24 años ven en el trabajo una posibilidad de progreso, desarrollo y aprendizaje pero también lo consideran solo un medio para tener dinero o lograr objetivos. Los datos parten de un estudio realizado por la compañía argentina Combo Marca Empleadora entre 5531 jóvenes de Argentina, Chile, Uruguay, Bolivia, Perú, Ecuador, Venezuela, México y Panamá (1006 respuestas fueron de nuestro país) y se presentó en el marco de un encuentro realizado por el IAE Business School, Bumeran y Combo.
Para los centennials argentinos, la cuestión laboral es vivida como un deseo tanto como un obstáculo. El 86% de los jóvenes argentinos encuestados de entre 18 y 24 años dice que su plan concreto a futuro es trabajar (el dato supera la media latinoamericana de 77%) y el 81%, estudiar. Sin embargo, más allá de la expectativa, tres cuartas partes dice que la falta de empleo y de dinero es el factor más limitante en su vida, seguido por la inexperiencia laboral, que fue mencionada por la mitad de los entrevistados.
Es más: los jóvenes argentinos ven en el trabajo una posibilidad de progreso, desarrollo y aprendizaje pero también lo consideran solo un medio para tener dinero o lograr objetivos: así lo indica 36% y el 26%, respectivamente.

6 Consejos para potenciar a los Millennials en el trabajo
2 Oct
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

6 Consejos para potenciar a los Millennials en el trabajo »

La revolución tecnológica del siglo XXI trae consigo cambios que orientarán el futuro de los millennials en el trabajo hacia escenarios aún impensados. Como en toda revolución tecnológica-industrial, aparecen miles de nuevas fuentes de trabajo, más productivas y, a su vez, se crearán un sinfín de nuevas oportunidades a las cuales deberán adaptarse y aprender los nuevos oficios que ofrecerá la denominada cuarta revolución industrial.
Para algunos, este cambio paradigmático en el uso de las tecnologías en la vida diaria está más cerca que nunca. Por ejemplo, Raymond Kurzweil, experto en Inteligencia artificial y Director de Ingeniería de Google, sostiene que para el año 2029 se alcanzará el punto de Singularidad -noción de que las máquinas pueden llegar a ser más inteligentes que los humanos-. Ante este escenario incierto, la pregunta recurrente es: ¿Están preparadas las organizaciones para enfrentar este gran desafío?
Millennials: La nueva fuerza de trabajo
Quizás no conozcamos esta respuesta hasta que estemos inmersos en este nuevo mundo ultra tecnologizado y seamos testigos del colapso de miles de empresas que no fueron capaces de adaptarse a las nuevas reglas del mercado.