Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Calidad de Vida » Y tu, ¿tienes un plan para tu vida?

Y tu, ¿tienes un plan para tu vida?

por Pablo Arango

“El líder con una clara misión a veces gana el juego antes de que comience. La voluntad de tener éxito es importante, pero la voluntad de prepararse es aún más importante”    –     Coach Mike Krzyzewski

Las empresas más exitosas tienen claridad absoluta sobre cuál es su misión, su visión y la estrategia para alcanzarlas.

La misión es la tarea, el propósito para el cual fue creada la empresa. En el sector de la restauración, por ejemplo, cada restaurante puede tener su misión particular; para unos puede ser vender comida de calidad aceptable a muy bajo precio. Otro se puede haber decidido por el lujo, su misión es crear una experiencia exquisita entre sus clientes.

La visión se refiere a lo que la empresa quiere ser en 3, 5 o 10 años. Algunas empresas sueñan con dominar el mercado global, otras aspiran sólo a servir en su localidad.  Algunas quieren desarrollar múltiples productos y servicios, otras quieren tener solo uno.

Por último, la estrategia es el plan que le permitirá a la empresa cumplir con su misión y alcanzar la visión. Es la vía que los conducirá desde su situación actual hasta el destino expresado en la visión.

Estas tres cosas no deben quedar escritas en piedra y ser inalterables; es normal que las circunstancias cambien y por lo tanto se debe ajustar el plan de vuelo. También a veces es necesario ajustar el destino.

Lo más importante de estos tres elementos es la claridad que brindan. Cuando sabemos a qué nos dedicamos (misión), hacia dónde nos dirigimos (visión) y la mejor ruta para llegar ahí (estrategia), evitamos desperdiciar tiempo y recursos en actividades que no están alineadas con nuestros propósitos.

Es mucho más probable alcanzar el éxito cuando todas las personas tienen claro el destino y enfocamos todos nuestros esfuerzos hacia la misma dirección.

Ahora bien, al igual que en las empresas, en nuestra vida también resulta muy útil, incluso diría yo, indispensable, tener una misión, una visión y una estrategia para alcanzarlos.

Tener claridad sobre estos elementos te permite diseñar, darle dirección y sentido a tu vida, que es, sin ninguna duda, el proyecto más importante que tienes entre manos.

La mayoría de las personas viven una vida reactiva, se van ajustando a las circunstancias y aprovechan las oportunidades que se les van presentando.

Lectura relacionada  Tu actitud ante la vida

Pero cuando se tiene un plan las cosas son distintas, somos nosotros los que conducimos la nave, somos nosotros los dueños de nuestro destino.

La misión en este caso se refiere al propósito, a la contribución que quieres realizar. La misión del médico es curar a los pacientes; la del profesor es educar. Otros pueden entender que su misión en la vida es ser grandes padres y hacer de sus hijos personas valiosas para la sociedad.

La visión, al igual que en las empresas es lo que quieres lograr, el destino que quieres alcanzar.

De igual manera, en nuestra vida personal también necesitamos un plan, una estrategia.

Las metas importantes, aquellas dignas de grandes esfuerzos (como lo es vivir una gran vida) no se alcanzan de un día para otro; ni siquiera en meses, hablamos de años. Saber hacia dónde nos dirigimos y lo que queremos lograr nos permite trabajar con entusiasmo durante los años necesarios para alcanzar nuestro gran objetivo.

En el libro Unlocking Potential, su autor, Michael Simpson, nos brinda una serie de preguntas para ayudarnos a descubrir nuestra misión y visión:​

¿Qué clase de vida y qué tipo de carrera le gustaría tener?

¿Cómo va a medir el éxito de su vida y su carrera?

Según su definición, ¿cuál sería una contribución o vida exitosa?

¿Cuáles son sus relaciones más importantes? ¿Qué está haciendo para mantenerlas cercanas, íntimas, felices y funcionales?

¿Qué le animaría a levantarse de la cama cada mañana lleno de pasión para ponerse en marcha durante el día?

¿Qué cosas importantes y significativos querría que estas personas dijesen de usted en su funeral: su cónyuge, un socio, o un familiar? ¿Un compañero de trabajo? ¿Un amigo?

¿Por qué razón existe su trabajo? ¿A quién y con qué propósito sirve? ¿Está seguro de que es el propósito correcto? ¿Cómo va a saber si lo ha conseguido?

Tener un plan para alcanzar tus objetivos más importante le da claridad y sentido a tu vida. Levantarse cada mañana con ganas y con prisa por servir la causa que tu mismo has escogido es una gran dicha.

Vivir tu vida como has decidido vivirla es tu decisión y vale la pena el esfuerzo.

Fuente http://notasaprendiz.weebly.com/blog/y-tu-tienes-un-plan-para-tu-vida

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.