Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Comunicación


Home » Comunicación
Conversaciones en las empresas. Su importancia
19 Oct
2018
Escrito por juancarlos

Conversaciones en las empresas. Su importancia »

por Eduardo Press – Pienso a las empresas como un sistema social humano. Sistema porque esta formado por diferentes “partes” relacionadas entre sí de tal forma que se influyen y son influidas recíprocamente. Social porque sus “partes” son seres vivos y humano porque los seres vivos son personas.
Esto significa que el funcionamiento de la empresa se caracteriza (entre cosas) porque acciones y decisiones tomadas en cualquier área incidirá más tarde o más temprano en el conjunto de la organización.
Las conversaciones son los hilos que sostienen los sistemas sociales humanos.
En una organización las diferentes personas participan en múltiples conversaciones por cumplir diferentes funciones (se puede ser superior, subalterno, par, proveedor, cliente)
Cada uno participa en una interacción dinámica entre sus singularidades (función, creencias, conocimientos, aptitud, experiencia, expectativas, deseos, etc.) y los límites que le impone la organización (qué cosas se pueden hablar, con quién, dónde, oportunidad, etc.).

El foco de una charla. ¿Hacia dónde debes apuntar para que te escuchen?
17 Oct
2018
Escrito por Juan Carlos Valda

El foco de una charla. ¿Hacia dónde debes apuntar para que te escuchen? »

Por Óscar Fernández Orellana – ¿El foco? ¿El foco de una charla? ¿Qué es eso? Pues algo fundamental para que tu presentación tenga éxito y que, lamentablemente, olvidamos muchas veces.
En este artículo explico la importancia de establecer el foco correcto en tu presentación.
El foco de una charla es aquel lugar al que diriges tu presentación y que tiene que ver, no contigo, sino con tu audiencia.
Si preguntase a presentadores y presentadoras que para qué realizan su presentación, muchos me darían respuestas del tipo «para presentar el nuevo proyecto», «para informar sobre la marcha del último trimestre», «para enseñar cómo funciona tal o cual software»…
Y no es que estas respuestas sean erróneas, simplemente están mal enfocadas. ¿Por qué? Pues porque parten del punto de vista de la persona que presenta, pero no tiene en cuenta a quien tiene que recibir el mensaje: la audiencia.
Por definición, las audiencias son egoístas. Salvo determinadas personas y para determinados personajes, nadie acude a una charla a escuchar a tal o cual ponente sino a recibir algo a cambio del «esfuerzo» de ir y escuchar.

El mundo en primera persona. Cómo no “secuestrar” una conversación.
13 Oct
2018
Escrito por Juan Carlos Valda

El mundo en primera persona. Cómo no “secuestrar” una conversación. »

Por David Barreda – A estas alturas, si conoces algo de Marca Personal deberías saber (como nos ha explicado una y mil veces Andrés Pérez Ortega), que la Marca Personal no se tiene, se deja, y que ésta es, en definitiva, la consecuencia de tu manera de hacer las cosas… la consecuencia de tu manera de SER.
Siempre he dicho que una de las cosas que más me fascina en el tema de la Marca Personal es que uno no es dueño de su resultado, y es que, el resultado de la Marca Personal no es más que un juego de percepciones que los demás tienen sobre ti y que les puede llevar a tomar una u otra decisión al respecto:
tenerte como referente para algún tema personal o profesional,
contar contigo para algo,
no contar contigo para nada,
contratarte, despedirte,
encontrar en ti la seguridad que necesitan para algo,
cruzarse de acera cuando te vean,…
…en fin, que por muy consciente que haya sido tu proceso de Personal Branding para posicionarte en un sentido u otro, todas estas cosas no las terminas decidiendo tú… las terminan decidiendo los demás.

Comunicación interpersonal: La máquina de detectar incoherencias.
10 Oct
2018
Escrito por Juan Carlos Valda

Comunicación interpersonal: La máquina de detectar incoherencias. »

Por Raúl Hernández González – ¿No os ha pasado que, viendo una película o leyendo un libro, hay un momento en el que el cerebro hace “click” y se desconecta? “Venga, hombre, esto no hay quien se lo crea”, te dices a ti mismo, y a partir de ahí ya te sales de la historia y te resulta imposible reengancharte.
Lo curioso es que esa sensación no depende de la historia que nos estén contando, si no de cómo nos la estén contando. Es decir, no tenemos ningún problema en sumergirnos en una historia de alienígenas, de superhéroes, de zombies o de cualquier otra realidad “inventada”.
En el mundo de la ficción
Se llama “suspensión de la incredulidad” a esa capacidad de desconectar nuestro sentido crítico y a aceptar mundos ajenos al nuestro, con sus propias reglas. Eso sí, es fundamental que el relato se ajuste a las reglas que él mismo ha definido.
No nos importa que nos planteen unas normas inverosímiles, lo que nos importa es que el desarrollo de la historia cumpla con ellas de forma coherente.

Conversaciones difíciles. Cómo superar el hábito defensivo del silencio
4 Oct
2018
Escrito por Juan Carlos Valda

Conversaciones difíciles. Cómo superar el hábito defensivo del silencio »

Por Diego Larrea Bucchi – En el año 95 AC, Catón decía que “la primera virtud es la de frenar la lengua; y es casi un dios quien teniendo razón sabe callarse”.
En toda conversación existe una brecha entre lo que las personas piensan y lo que dicen, o lo que no dicen. Porque no decimos todo lo que pensamos y ello no es necesariamente un problema. Sin embargo, cuando esta brecha se acrecienta, sucede que aspectos muy importantes de lo que pensamos, aspectos que comprometen el quehacer conjunto del equipo, son callados.
Es entonces que se convierte en un “equipo enfermo”. La palabra es la moneda dura de todo equipo y el elemento básico de su cohesión interna y efectividad. Pues bien, en los equipos de bajo desempeño esta brecha entre el pensar y el decir suele ser crítica y sus miembros pronto aprenden a desconfiar de lo que se dice. Dejan, en rigor, de escucharse; dejan de conectarse.

La escucha activa: Clave para mejorar tu comunicación interpersonal.
22 Sep
2018
Escrito por Juan Carlos Valda

La escucha activa: Clave para mejorar tu comunicación interpersonal. »

Por Lola Lotero – Al hablar de comunicación, saltan a mi memoria los libros que he leído, así como los talleres y actividades formativas en las que he participado en uno u otro lado de la mesa. Al final, me quedo con la siguiente frase de Groucho Marx: “Es mejor estar callado y parecer tonto, que hablar y disipar cualquier duda”.
Una reflexión breve y profunda, ¿no os parece? Dicho con otras palabras, es posible que sea más inteligente permanecer en silencio, que abrir la boca y decir algo que evidenciará lo que realmente eres y no lo que quieres parecer.
Sin embargo, el tipo de sociedad en el que vivimos, valora y premia que una persona sea locuaz y sepa expresarse, sobre todo dentro de un contexto público, ya sea en el trabajo o en cualquier tipo de evento. Hay personas que son expertas en el manejo del lenguaje. Utilizan las palabras como un pintor utiliza con destreza sus pinceles. Para conseguirlo, es necesario conocer algunas técnicas, ofrecidas por numerosos libros y cursos.
Sin embargo, si lo que buscamos es comunicar eficazmente, eso no es suficiente. Es necesario primero comprender al otro y esa comprensión que forma parte de la escucha, se basa en tu actitud y el tipo de persona que eres y no lo que tú quieres que piensen los demás que eres.