Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa

Calidad de Vida


Home » Calidad de Vida
Tus tres brújulas internas ¿Cuál debes utilizar para guiar tus pasos?
22 Oct
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Tus tres brújulas internas ¿Cuál debes utilizar para guiar tus pasos? »

Por Ubay Serra
¿Cuántas veces has tenido dudas a la hora de tomar decisiones? ¿Y cuántas veces te has sentido perdido a la hora de eligir el próximo paso en tu vida?
En mi caso, muchas. Sin embargo, la vida no se detiene y, queramos o no, nadie puede librarnos de tomar continuamente decisiones que van a marcar nuestro futuro a corto, medio o largo plazo.
En este artículo te hablaré de las tres brújulas internas que nos ayudan a la hora de tomar estas decisiones, y te explicaré cómo utilizarlas para encontrar el rumbo cuando nos sentimos perdidos.
Tus tres brújulas internas
El ser humano tiene tres brújulas internas que pueden guiarle a la hora de tomar decisiones. Cada una de estas brújulas internas proviene de una de las tres partes del ser: cuerpo, mente y Esencia.
El cuerpo nos guía a través de las emociones que generan las sustancias químicas que él mismo produce. La mente nos guía a través de la razón y el pensamiento lógico proveniente de nuestro cerebro. Por último, la Esencia nos orienta mediante los mensajes sutiles de nuestra voz interna. Unos mensajes que podemos sintonizar mediante la intuición, las primeras impresiones u otras herramientas como la meditación.
Sabiendo que contamos con estas tres brújulas internas, lo ideal sería escucharlas todas de forma simultánea para tomar nuestras decisiones en función de lo que éstas nos indiquen. De esta forma, viviríamos de forma global desde las tres partes del ser y construiríamos una vida en armonía con nosotros mismos.
Todos disponemos de tres brújulas internas. 

La mejor manera de ayudar: aconsejar menos y escuchar más
21 Oct
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

La mejor manera de ayudar: aconsejar menos y escuchar más »

Por Juan Núñez
Seguro que no te resulta muy difícil imaginar por un momento que tienes un gran problema que te está machacando y que, por muchas vueltas que le das, no consigues encontrarle una solución.
Pongamos que se trata de algo tan común como que tu relación de pareja no funciona, y como ya no sabes qué hacer le pides ayuda a un amigo/a en el que tienes absoluta confianza, contándole lo jodida que ves la situación y lo mal que te sientes.
Crees que tu leal compañero/a de fatigas tiene una sobrada capacidad para aconsejarte y para encontrar soluciones a las situaciones más chungas, así que abres bien los ojos y las orejas a todas y cada una de sus sugerencias…
– Yo creo que lo que necesitas es…
– También he pasado por eso y yo en tu lugar…
– La base del problema pienso que está en…
¿Te resultan familiares este tipo de frases?
A mí mucho.
Demasiado.

Un día gris en mi zona de confort
20 Oct
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Un día gris en mi zona de confort »

Por Yolanda Pérez
¿Te has sentido alguna vez asfixiado en una zona de confort?
¿Con la sensación de vivir atrapado por una rutina planificada?
Hace unos meses, tomé una importante decisión a nivel profesional.
Con la euforia de haber llegado a mi meta principal dentro de mi proyecto de La Secretaria Externa y con una oportunidad profesional llamando a mi puerta, necesitaba vivir un periodo de transición.
Vivir una etapa de rutina planificada. Sin pensar en nuevos proyectos, metas y objetivos. Dar un descanso a mi creatividad sin trabajar en nuevas ideas. Me lo tomé como un reto, a ver qué pasaba y cómo me sentía en este experimento que partía sin objetivos a medio y largo plazo.
Mis funciones como Secretaria Virtual no iban a cambiar, ni el trabajo con mis clientes, forma de hacer las cosas y filosofía de vida. En esta etapa de transición profesional, iba a seguir trabajando en lo que me apasiona y da sentido a mi figura y marca personal. Pero sin avanzar.
Mi zona de confort es como un calentito abrigo en los días fríos de invierno. Me protege y hace sentir segura. Aunque los inicios de esta primavera en Madrid están siendo muy invernales y aún se agradecen las prendas de abrigo, la mía empieza a asfixiarme y necesito desprenderme de ella.

Tiempo de calidad. Saca su jugo y disfruta de una vida plena
19 Oct
2019
Escrito por Juan Carlos Valda

Tiempo de calidad. Saca su jugo y disfruta de una vida plena »

¿Qué camino quieres emprender hacia un destino llamado tiempo de calidad?
¿Qué cosa por pequeña que sea, puedes hacer mañana, para que tu vida sea un poco mejor?
¿Cuándo fue la última vez que paraste para tener tiempo de calidad para ti?
Todos los días tienen 24 horas, lo que diferencia un día mío, de un día tuyo, es que yo he aprendido a utilizar mi tiempo, en aquellas cosas que quiero y son importantes para mí.
Un destino llamado tiempo de calidad
Dos herramientas y ayudas indispensables me acompañan cada día, mi agenda y mi organización.
Mi trabajo de Secretaria Virtual, me ha dado la clave, para aprender a utilizar de manera efectiva, la agenda.
Ser madre, tener mi casa organizada, hacer las listas de la compra con cabeza, llevar mi propio negocio trabajando desde casa y apostar por una vida saludable, me ha obligado a aprender a organizarme con eficacia.
Para llegar a todo he aprendido, que no es necesario el estrés, es una cuestión de saber sacar tiempo y aprovecharlo de manera eficaz. Pero sobre todo y lo más importante, de invertir tiempo en mí.
Ya no gasto mi tiempo en cuestiones innecesarias. En pensamientos y reflexiones negativas, que no me llevan a ningún sitio. No gasto mi tiempo, en hablar de las cosas o de los problemas. Simplemente actúo y resuelvo.

La vela de tu vida
18 Oct
2019
Escrito por juancarlos

La vela de tu vida »

Por Germán Antelo Solozábal
Hace una semana atrás estaba en un muy bonito sitio, bien decorado, con una fantástica música ambiental, delicados aromas y mientras esperaba a un cliente, me quedé observando tres velas.
Dos de ellas estaban consumidas casi por la mitad pero tenían la particularidad que su luz era muy baja, casi nada diría. La otra estaba más consumida que estaspero su luz era totalmente inspiradora, porque me transmitía mucha vida y tranquilidad al mismo tiempo.
Rápidamente asocié esta imagen con nuestras vidas, que son parecidas como una vela, una vez que se enciende se irá consumiendo hasta llegar al final. Con las vidas humanas sucede más o menos lo mismo, nacemos y tenemos un tiempo limitado para vivir, pero no sabemos cuando se termina el ciclo.
Muchas personas todavía tienen mucha vela por agotar pero la luz que emiten es muy difusa, sin potencia y parece como que se apaga de un momento a otro. Pero siguen funcionando igual, dejando que la vida pase, total ya habrá tiempo para SER feliz. Pero pareciera que no tienen en cuenta, es que en algún momento la vela de la vida se consumirá completamente y no tendrá ya más tiempo.