Un espacio para aprender que no es necesario ser una empresa grande para ser una Gran Empresa
Home » Calidad de Vida » Esto es lo que tienes que hacer para crecer

Esto es lo que tienes que hacer para crecer

En nuestro desarrollo personal y profesional y en cualquier parcela de nuestra vida entre otros posibles hay al menos un nexo de unión, un punto común un elemento que siempre está ahí; por lo tanto podríamos decir que es el más importante; Nosotros Mismos.

Mirarse al ombligo y autocompadecerse no sirve, y sin embargo cuantas veces lo hacemos a lo largo de nuestra vida.

Mirarse al ombligo y vanagloriarse de lo buenos y estupendos que somos no sirve; y sin embargo cuantas veces lo hacemos a lo largo de nuestra vida.

Mirarse al ombligo y quedarse quieto, inmovilizado, anclado en el pasado no sirve; y sin embargo cuantas veces lo hacemos a lo largo de nuestra vida.

¿Siendo como somos nuestro propio nexo de unión con todo lo que nos rodea; no debiéramos prestarnos más atención? Nada tiene que ver esta idea con el egocentrismo; sino con la aceptación de uno mismo con sus virtudes y sus defectos, sus pros y sus contras.

Una de las bases fundamentales para el éxito en la vida, entiendo pasa por aceptarse a uno mismo y a los que nos rodean; una aceptación sincera y desde el respeto.

Para aceptarnos, para llegar a conocernos en profundidad hemos de tener unas expectativas; unos objetivos realistas, aquellos que nos permitan reconocer e identificar nuestros sentimientos y habilidades. No son otra cosa que las herramientas que tenemos para ir construyendo y dando forma a nuestra mejor versión de nosotros mismos. Y todos; todos, tenemos esas herramientas, otra cosa es que sepamos utilizarlas; pero tenerlas, las tenemos; ahora bien; ¿tenemos como objetivo aprender a utilizarlas?

Una aceptación pasa por ser capaces de identificar nuestras zonas y áreas más vulnerables y lograr transformarlas en nuestras zonas más fuertes. Entiendo el mayor logro y fin último de la aceptación es el equilibrio, el tan ansiado equilibro tan anhelado por las personas, ese equilibrio que nos permita vivir y desarrollarnos en armonía y muestre la coherencia, el alineamiento entre nuestro comportamiento y nuestros valores; y la manera forma, estilo y gestión de nuestros objetivos.

La no aceptación de nosotros mismos, es la base de nuestras frustraciones, de nuestro agobio; de nuestra pérdida de sentido e identidad; ¿no merece pues la pena y el esfuerzo, por denodado que sea este, en aprender a aceptarnos? La no aceptación de uno mismo, es el germen de la plena insatisfacción; y esa insatisfacción no se satisface ni sacia con elementos exógenos; se satisface y cimienta desde el interior.

Lectura relacionada  Acepta los desafíos.

¿Y yo me pregunto; dónde y en base a qué ponemos el foco de atención de nuestro desarrollo en nuestro esfuerzo por aprender a aceptarnos; en nosotros mismos; o en todo aquello que nos rodea?

¿Que es lo que nos lleva a buscar constantemente día tras día la aceptación de los demás; incluso antes y por encima que nuestra propia aceptación?

Si alguno queréis hacerlo, podemos hacernos un par de preguntas “sencillas” y a ver qué respuesta es la que nos damos cada uno de nosotros mismos……….y una vez tengamos la respuesta sincera…………qué hacemos con ella.

Ejemplo:

Definamos/Identifiquemos cada uno de nosotros tres valores, o prioridades que consideremos fundamentales, realmente importantes en nuestra vida.

¿La forma en que nos desarrollamos, el cómo estamos viviendo se corresponde con esos valores que acabamos de mencionar?

Ya tenemos cada uno nuestra propia respuesta………………….y lo mejor de todo, podemos elegir, continuar como hasta ahora, o cambiar. ¿Merece la pena cambiar para aceptarnos?

Tomado de Internet

Si quieres ver más posts de la misma categoría, haz click aqui:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.